“Maduro no se fía del ejército”

El titular del Comando Sur de EU, John Kelly, dijo que una señal de la desconfianza es que ha utilizado poco a los militares en las protestas

COMPARTIR 
14/03/2014 02:21 AFP, AP, Reuters y EFE

WASHINGTON, 14 de marzo.—  El jefe del Comando Sur de Estados Unidos, el general John Kelly, afirmó ayer que hay señales de que el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, no se fía totalmente del estamento militar en el actual escenario de protestas.

Los militares venezolanos son leales a sí mismos, están esperando y mirando a ver qué pasa. Una señal de las sospechas del gobierno sobre hacia dónde se podrían inclinar los militares es que no los ha utilizado mucho para controlar las protestas”, indicó Kelly en una audiencia del comité de Fuerzas Armadas en el Senado.

Intentan controlar (las protestas) con la policía y de otros modos”, indicó el jefe militar, quien puntualizó que el ejército venezolano sigue siendo en general leal al gobierno de Maduro, pero existen relaciones tensas y diferencias de opinión sobre cómo proceder en el futuro.

En opinión de Kelly, “si no hay un milagro”, Venezuela “va de camino a la catástrofe económica y en términos de democracia”.

El secretario de Estado de EU, John Kerry, aseguró ayer que Washington se reserva la opción de imponer sanciones contra Venezuela para obligar a una salida pacífica y negociada con los opositores, que desde el  12 de febrero han protagonizado protestas contra la gestión de Maduro.

El senador demócrata por Florida, Bill Nelson, apoyó en la audiencia las sanciones contra aquellos responsables de la muerte de manifestantes y aseguró que serían muy efectivas, porque —argumentó— personas relacionadas con la represión “vienen a comprar casas a Miami”.

 

Maduro amenaza a los universitarios

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró ayer que si los estudiantes opositores que mantienen las protestas contra él desde hace un mes no se sientan a dialogar avalarán los hechos de violencia en el país.

Lo digo por enésima vez: los convoco al Palacio de Miraflores, si no quieren ir es porque ustedes siguen avalando a la derecha violenta de este país”, indicó Maduro en una comunicación telefónica con un acto del gobierno con mototaxistas.

Maduro dijo que un portavoz universitario, que no precisó, declaró que no habían recibido una invitación formal para ese diálogo. “Lo declara hoy, o sea que hay que mandarle una carta formal por escrito cuando lo he dicho durante cuatro semanas”, señaló.

¿Qué hubiera pasado (...) si hace cuatro semanas cuando hice el primer llamado los estudiantes de la derecha acuden a Miraflores, se sientan a conversar?, ¿no nos hubiéramos ahorrado cuatro semanas de la violencia guarimbera (de barricadas)? ¿no estuviéramos contando otra historia de mayor tranquilidad?”, preguntó.

Lo mismo lo digo con la oposición política de la Mesa de la Unidad (MUD)”, agregó, y se preguntó qué hubiera pasado si la MUD “no hubiera abandonado la mesa de conversaciones”.

Venezuela vive una oleada de protestas desde hace un mes con un saldo de 28 muertos, más de 350 heridos y centenares de detenidos en protestas que en ocasiones han acabado en actos de violencia.

Refuerza seguridad

Unidades policiales multiplicaron allanamientos y lograron detener a seis “bandidos”, anunció el presidente Maduro, quien pocas horas antes prometió “medidas drásticas” contra las protestas.

Hemos procedido a allanar los lugares donde estaban escondidos estos bandidos y tenemos seis presos. Hemos incautado armas, C4 (explosivo plástico), bombas y continuamos los allanamientos”, dijo en un acto Maduro.

En la madrugada la Guardia Nacional Bolivariana tomó todo (el sector de) El Trigal en la ciudad de Valencia” a 150 kilómetros de Caracas y donde el miércoles hubo tres muertos (dos civiles y un miembro de la Guardia Nacional) en tres incidentes separados, refirió el mandatario.

Aunque las protestas reúnen cada vez menos gente, el gobierno no termina de controlar el caos de disturbios y barricadas que se vive cada noche en algunos puntos del país, como en el opositor distrito caraqueño de Chacao.

 

EU pone más rigor a sanciones

Los senadores demócratas Robert Menéndez y Bill Nelson y el republicano Marco Rubio presentaron ayer un proyecto de ley para que EU imponga sanciones directas al gobierno de Venezuela ante los episodios ininterrumpidos de violencia que vive el país desde hace un mes.

El texto va más allá de la propuesta que presentaron hace unos días Menéndez y Rubio, y que aprobó el pleno del Senado, en la cual se condenaba los actos violentos e instaba al presidente de EU, Barack Obama, a imponer sanciones a Venezuela.

En este caso, se solicita directamente al presidente Obama que congele los activos de aquellas personas involucradas en la represión de las protestas en las calles de Caracas, así como la revocación de los visados.

Además, contempla una ayuda de 15 millones de dólares para la defensa de los derechos humanos en Venezuela.

La situación de inestabilidad en Venezuela ilustra claramente que el abatimiento de la democracia conduce al caos político y a la inestabilidad económica. Esta legislación deja muy claro que la violencia del régimen de Maduro exige una respuesta potente y rápida”, dijo Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara alta.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red