Rusia amaga con bloquear revisión de su armamento

El gobierno de Vladimir Putin advirtió que impedirá la inspección de su arsenal, como respuesta a las amenazas de Estados Unidos y de la OTAN por una supuesta intervención en Ucrania

COMPARTIR 
09/03/2014 06:04 EFE, AFP, DPA y AP

MOSCÚ, 9 de marzo.— Rusia advirtió que podría suspender las inspecciones extranjeras de su arsenal de armas estratégicas, incluidos los misiles nucleares, en respuesta a las “amenazas” procedentes de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) respecto de la crisis en Ucrania, anunció ayer el Ministerio de Defensa.

“Nosotros interpretamos como un gesto hostil las amenazas infundadas de Estados Unidos y de la OTAN contra Rusia sobre su política respecto de Ucrania y esto por lo tanto permite la declaración de circunstancias de fuerza mayor”, declaró un responsable no identificado del Ministerio, en un comunicado enviado a las agencias de prensa rusas.

“Estamos dispuestos a hacerlo en respuesta a las declaraciones del Pentágono sobre la suspensión de la cooperación entre los ministerios de Defensa de Rusia y de Estados Unidos”, afirmó.

El Pentágono anunció el lunes que Estados Unidos había suspendido todos los vínculos militares entre Washington y Moscú debido a la intervención rusa en Crimea.

Las inspecciones se realizan en el marco del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) firmado con Estados Unidos y del Documento de Viena entre los países miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Si llegase a suspenderse, Occidente podría interpretarlo como una violación de estos acuerdos, considerados esenciales para el mantenimiento de la paz en el mundo desde el final de la Guerra Fría.

“Como estas inspecciones están basadas en una cuestión de confianza, en estas condiciones de sanciones decretadas de hecho por Estados Unidos no puede haber contactos bilaterales regulares sobre el respeto de los acuerdos”, estimó.

Dispuestos al diálogo

Rusia está abierta a iniciar un diálogo con Occidente sobre la crisis en Ucrania si se realiza de forma honesta y considerando a Moscú como un socio y no parte del conflicto, señaló el canciller Sergei Lavrov.

“Estamos dispuestos a conversar con la condición de que sea un diálogo justo, como socios, sin que haya intentos de presentarnos como si fuéramos incluso parte en el conflicto”, advirtió el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia.

“Estamos abiertos a un diálogo honesto, equitativo y objetivo con nuestros socios extranjeros para encontrar una manera de ayudar a todos a salir de la crisis en Ucrania”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa televisada en Moscú.

Piden gas a Estados Unidos

Cuatro países de Europa Central exhortaron a Estados Unidos a aumentar las exportaciones de gas natural a Europa a fin de cubrirse ante la posibilidad de que Rusia pueda interrumpir el suministro de gas a Ucrania.

Los embajadores de Hungría, Polonia, Eslovaquia y la República Checa hicieron el llamado en una carta al presidente de la Cámara de Representantes de EU, John Boehner, republicano por Ohio. Se espera que envíen una carta similar al líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, demócrata por Nevada.

En tanto, los observadores militares de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que intentaban ayer, por tercera, entrar en Crimea dieron media vuelta, declaró una fuente de esta misión.

“Hubo probablemente tres disparos (de advertencia), no por nosotros, sino porque había un pequeño coche en el campo de visión”, entre los vehículos que transportaban a los observadores y el puesto de control, añadió esta fuente.

Obama revisa crisis

El presidente estadunidense, Barack Obama, mantuvo conversaciones telefónicas con el primer ministro británico, David Cameron; el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, sobre la crisis en la península ucraniana de Crimea.

Además, el Presidente estadunidense, que se encuentra descansando en Florida, mantuvo una teleconferencia simultánea con la presidenta lituana, Dalia Grybauskaite; el mandatario de Letonia, Andris Berzins, y el de Estonia, Hendrik Ilves, indicó un portavoz de la Casa Blanca.

Washington está reforzando los contactos con sus aliados para responder a la ocupación militar comandada por Rusia en la península de Crimea, algo para lo que EU prepara sanciones económicas y medidas de aislamiento diplomático.

Según el comunicado de la Casa Blanca, Obama coincidió con los líderes británico, alemán e italiano, con los que habló individualmente, en “la gran preocupación sobre la clara violación rusa de la ley internacional”.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, supeditará su presencia en la próxima cumbre del Grupo de los Ocho (G8) a la evolución de los acontecimientos en Ucrania, indicó el semanario alemán Der Spiegel.

La próxima cumbre del G8 (grupo que reúne a Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá, Italia y Rusia) está previsto que se celebre en la ciudad rusa de Sochi, el mes de junio.

En tanto, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Grigori Karasin, y el embajador de Ucrania en Rusia, Vladimir Yélchenko, se reunieron ayer en Moscú en un aparente primer contacto oficial entre el Kremlin y las nuevas autoridades de Kiev desde la caída del régimen de Víktor Yanukóvich.

El encuentro sirvió para “tratar cuestiones de las relaciones bilaterales ruso-ucranianas en un ambiente de confianza”, informó la Cancillería rusa.

Al tiempo que miles de personas favorables a Rusia se manifestaron en las zonas rusoparlantes del este de Ucrania, particularmente en Donetsk y Jarkiv, mientras persistía la tensión en Crimea.

Relacionadas

Comentarios