Protestas son obra de una minoría: Nicolás Maduro

El Presidente venezolano dijo que un grupo pequeño perteneciente a la oposición se ha empeñado en poner en apuros a su gobierno desde el pasado 4 de febrero, cuando empezaron las manifestaciones

COMPARTIR 
08/03/2014 02:55 DPA, EFE y AFP
Un activista, tras enfrentarse con policías en el estado de Táchira, en donde quemaron automóviles. Foto: AP

CARACAS, 8 de marzo.— El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que las protestas contra su gobierno, que han estremecido al país desde hace más de tres semanas, son obra de una minoría, en una entrevista con la cadena estadunidense CNN.

Maduro aceptó ser entrevistado por la presentadora de CNN en inglés Christiane Amanpour, después de que amenazara con sacar a la cadena de la programación de los canales por cable del país.

En un adelanto que hizo público CNN, Maduro señaló que quienes organizaron el plan violento contra su gobierno son una minoría.

“Son un grupo perteneciente a la oposición, que ha puesto en aprietos al resto de la dirigencia política de la oposición”, dijo el mandatario venezolano al acusar a la oposición de no querer responsabilizarse de las manifestaciones.

Maduro defendió la reacción de las fuerzas del orden para contener las protestas, que hasta ahora han dejado 20 muertos y más de 300 heridos.

“¿Qué harían en Estados Unidos si alguien dijera que va a incendiar a el país para que se vaya (el presidente Barack) Obama, para que renuncie, para cambiar el gobierno constitucional de Estados Unidos?, seguramente reaccionaría usando toda la fuerza que le da la ley para restablecer el orden”, señaló.

Maduro amenazó el mes pasado a CNN con expulsarla del país y anuló momentáneamente las acreditaciones de sus periodistas, pero luego ordenó restituirlas.

Al anunciar que le concedió una entrevista a CNN, Maduro dijo que la entrevistadora le hizo preguntas “envenenadas”.

“Vino a entrevistarme una de las periodistas de CNN en inglés, es distinto a CNN en español, que tanto ha criticado a nuestro pueblo. Ella me hizo las preguntas con el veneno de lo que hablan de nosotros, como buena periodista. Allí defendí la verdad de nuestra patria”, señaló.

Aseguran el respeto a los derechos humanos

Por su parte, el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada de Venezuela (CEO) pidió ayer respeto por los “dignos soldados” que están enfrentando las protestas contra el gobierno, y aseguró un respeto a los derechos humanos.

En un comunicado, el jefe del CEO, general Vladimir Padrino, dijo que los soldados están empeñados en devolverle la tranquilidad y la paz al pueblo, dentro de lo que calificó como una “batalla entre el bien y el mal, entre la verdad y la mentira”.

“Los soldados bolivarianos vamos junto a Dios abriendo caminos de libertad, independencia y progreso para construir la patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez”, indicó.

Recalcó que la Fuerza Armada actúa apegada a los derechos humanos y a la Constitución nacional, y afirmó que los soldados “están empeñados en devolverle al pueblo su tranquilidad”.

Padrino rechazó la “violenta y exacerbada arremetida contra el pueblo” desatada en algunos municipios del país y que “ha cobrado la vida de compatriotas civiles y militares y más de un centenar de heridos, sólo por la barbarie y la irracionalidad inducida de algunos grupos disociados que quieren ver destruida a Venezuela”.

“La Fuerza Armada Nacional Bolivariana es una institución que merece respeto. No somos las montoneras (grupos alzados) del siglo XIX y de principios del siglo pasado. No nos prestamos para la barbarie, para golpes de Estado y mucho menos para forzar la voluntad popular. Somos parte de una institución decente, que obedece a principios y valores, respetuosa de los derechos humanos y que tiene un marco de actuación que está señalado en nuestra Constitución”, señaló.

Asimismo, comparó la situación de orden público actual con lo ocurrido en abril de 2002, cuando el entonces presidente Hugo Chávez fue sacado del poder durante 48 horas por una rebelión militar, tras una masiva movilización popular.

“Estas acciones violentas que cercenan los derechos fundamentales de la sociedad buscan un desenlace que rompa con el hilo constitucional. Esos grupos buscan desesperadamente un punto de inflexión en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, aseveró.

Organizaciones defensoras de derechos humanos acusaron a las brigadas de la Guardia Nacional (policía militarizada) de actuar con excesos en las operaciones para reprimir las protestas.

Mientras tanto, el gobierno de Guatemala emprendió gestiones para propiciar un diálogo que permita superar la crisis diplomática desatada entre Panamá y Venezuela, luego de que Caracas decidiera unilateralmente la ruptura de relaciones entre ambos países, informó el presidente Otto Pérez.

El mandatario guatemalteco indicó a la prensa que encomendó al canciller guatemalteco Fernando Carrera a iniciar un cabildeo con otros ministros de Relaciones Exteriores para generar el acercamiento entre autoridades panameñas y venezolanas.

OEA busca solución a la violencia

Los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) intentaron ayer conciliar posiciones alrededor de una resolución sobre la situación de violencia en Venezuela, al reanudarse una reunión extraordinaria a puertas cerradas del Consejo Permanente, que se suspendió por falta de acuerdos.

Tras ocho horas de debates el jueves y más de tres ayer, las delegaciones de los 34 países de la OEA se preparaban para votar enmiendas a una propuesta boliviana para condenar la violencia, llamar a un diálogo y el respeto de los derechos humanos en Venezuela, pero hasta el cierre de esta edición no se conoció si alcanzaron consenso.

“Se va a votar, ya hay la mayoría”, dijo el embajador panameño, Arturo Vallarino.

Al texto de cinco puntos, respaldado por el gobierno venezolano, otros países presentaron una decena de modificaciones.

El mayor escollo en las negociaciones se mantenía alrededor del vocabulario sobre los llamados al diálogo en Venezuela, donde las manifestaciones han dejado 20 muertes, casi 300 heridos y decenas de denuncias de violación de derechos humanos.

Por otra parte, los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunirán el próximo miércoles en Santiago de Chile para tratar el caso de Venezuela, informó el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Elías Jaua.

Y para hoy la oposición venezolana, encabezada por Henrique Capriles, busca mostrar su músculo en una concentración, con “cacerolazos”, contra la escasez de alimentos y productos en Venezuela.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red