Uganda y Belice aprietan sus leyes contra los gays

Belice detalla en su Código Penal que “cualquier persona que tenga una relación sexual contra el orden de la naturaleza, con cualquier persona o animal, será sujeto de un castigo de prisión por diez años”

COMPARTIR 
27/02/2014 00:41 Carmen Álvarez
Mujeres protestaron en Kampala, capital de Uganda, contra la ley que castiga a los homosexuales y también prohíbe las faldas cortas. Foto: AFP
Mujeres protestaron en Kampala, capital de Uganda, contra la ley que castiga a los homosexuales y también prohíbe las faldas cortas. Foto: AFP

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de febrero.- A casi 119 años de que el irlandés Oscar Wilde, autor del Retrato de Dorian Gray, fue condenado a trabajos forzados por “grave indecencia” de homosexualidad, el espíritu del homofóbico código penal inglés de 1888 sigue vigente en importantes excolonias británicas como Uganda y Belice.

Cualquier persona que tenga una relación sexual contra el orden de la naturaleza, con cualquier persona o animal, será sujeto de un castigado de prisión por diez años”, dice, por ejemplo, la Sección 53 del Capítulo 101 del Código Penal de Belice.

En Uganda la homofobia, alimentada desde hace años por miembros de sectas fundamentalistas de Estados Unidos como la International House of Prayer de Kansas City
–encabezada en ese país africano por Lou Engle y en EU por Mike Bicke– impulsa  un movimiento que, según centros de estudio, tiene el potencial para generar un baño de sangre.

Sus críticos “advierten que el baño de sangre como tal podría ser sólo cuestión de tiempo para un movimiento que se concibe a sí mismo como un ejército para vengar a Dios”, señala el Southern Poverty Law Center, una organización de defensa de los derechos civiles de Alabama, que desde hace 41 años estudia a los grupos extremistas y “de odio” de Estados Unidos.

Según especialistas, tanto en Uganda como en EU, en 2009 dichas sectas impulsaron el proyecto de Ley Número 18 que establecía la pena de muerte para el delito de “homosexualidad agravada” imputable a los infectados con VIH.

El proyecto de ley fue publicado en la gaceta oficial de Uganda, bajo el título Anti Homosexuality Bill, aunque establece cadena perpetua y no la pena de muerte.

La “ingerencia” de grupos evangelistas fue denunciada a la cadena TheRealNews.com por el reverendo ugandés Kapya Kaoma, así como por centros de estudio que ven motivaciones neocolonialistas en Uganda, nación que posee casi la mitad de las aguas del Lago Victoria, el más grande de África.

Kerry compara ley contra los gays con la legislación nazi

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, comparó ayer la ley antigay de Uganda con la legislación antisemita de la Alemania nazi o el Apartheid de Sudáfrica.

Se podría cambiar el enfoque de esta legislación a judío o negro, y se podría estar en la Alemania de 1930 o en la década de 1950-60 del Apartheid de Sudáfrica”, dijo.

El portavoz del gobierno de Estados Unidos, Jay Carney, dijo que están reconsiderando sus relaciones con Uganda tras la aprobación de la ley. La ONU y la Unión Europea también condenaron la nueva legislación.

 

Otros países aplican la pena capital

La ley promulgada esta semana en Uganda castiga a los homosexuales con cadena perpetua, como ya lo hacen Birmania, Sierra Leona, Togo, Santo Tomás y Príncipe, Tanzania, Barbados, Guyana y Pakistán.

Sin embargo, otros nueve países aplican la pena capital en casos específicos.

Ellos son Sudán y Sudán del Sur, Mauritania, Nigeria, Somalia, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Yemen e Irán.

De acuerdo con un informe publicado en 2012 por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Personas Intersex (LGBTI), en al menos 78 países estaba prohibida la homosexualidad y en la mayoría de los casos se castiga con penas que van desde multas hasta la pena de muerte.

A esa lista se suman otros países que no juzgan los ataques y asesinatos contra homosexuales, reportó la organización a la cadena británica BBC.

-Redacción

Comentarios

Lo que pasa en la red