Oposición planta a presidente Maduro

La Mesa de la Unidad Democrática dijo que no se prestaría para simular un diálogo por la paz

COMPARTIR 
26/02/2014 23:35 AFP, EFE, DPA, Notimex y AP / Fotos: AP y Reuters

CARACAS, 27 de febrero.– La oposición venezolana rechazó ayer asistir al diálogo convocado por el presidente Nicolás Maduro luego de semanas de protestas que han dejado al menos  17 muertos, mientras que cinco agentes de inteligencia fueron detenidos, acusados de los dos primeros fallecimientos.

No nos prestamos para un simulacro de diálogo que desemboque en una burla a nuestros compatriotas”, dijo en un comunicado Ramón Aveledo, secretario ejecutivo de la variopinta alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD).

El dirigente, al comunicar el rechazo al convite en una carta al vicepresidente Jorge Arreaza, denunció además la “represión desmedida con participación en ella de civiles armados convocados por la autoridad”.

Más temprano el principal opositor y excandidato presidencial, Henrique Capriles, quitó credibilidad al diálogo, al cual calificó como “una comparsa. No se trata de ir al Palacio de Miraflores a tomarse una foto”, afirmó.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras mundiales, es escenario desde el 4 de febrero de protestas iniciadas por estudiantes del occidente contra la inseguridad, que luego se extendieron al resto del país con copatrocinio de los sectores opositores radicalizados.

Las protestas han dejado más de 140 heridos y unos 600 detenidos, la mayoría ya liberados, así como 12 denuncias retenidas por la fiscalía y en investigación sobre violación de derechos fundamentales.

Ayer en Valencia, otro joven llamado Eduardo Ramón Anzola Carmona de 29 años murió al estrellarse con producto del aceite quemado. “Se estrelló contra unas barricadas incendiadas y perdió la vida”, confirmó el Presidente.

Maduro, heredero político de Hugo Chávez, creador del llamado “socialismo del siglo XXI”, recibió confirmación de la asistencia al diálogo –que comenzó por la noche– del episcopado católico y de Fedecámaras, la gremial empresaria.

Fedecámaras es uno de los habituales demonios esgrimidos por los gobiernos chavistas, que la acusan de estar en todos los intentos de golpe –los comprobados y los solamente denunciados– de los últimos años.

La cúpula de la Iglesia genera reticencias en un gobierno que, aunque declamado socialista, evoca regularmente a Dios y la Virgen.

La participación del episcopado fue precedida por un llamado del papa Francisco para “que cesen lo antes posible las violencias y las hostilidades y que todo el pueblo venezolano, comenzando por los responsables políticos e institucionales, se movilicen para favorecer la reconciliación nacional”.

Marchas oficiales 

El sector oeste de Caracas, feudo del chavismo y asiento de los poderes públicos, fue escenario de otra de las cotidianas marchas de miles de oficialistas hacia Miraflores, donde son recibidos por el Presidente en ceremonias transmitidas por cadena nacional de radio y televisión.

Los campesinos que marcharon suceden a las convocatorias de los trabajadores petroleros, mujeres, ancianos y empleados de la compañía estatal de telefonía, cada una de ellas movilizadas por “la paz” y en contra del “golpe de estado fascista en ejecución”.

Maduro subió al estrado utilizando un sombrero campesino típico y dirigió un largo mensaje, en el que bromeó con los campesinos, y reiteró sus ataques a opositores y a medios de prensa extranjeros.

En su discurso en la concentración de campesinos, Maduro dijo que artistas famosos irrespetan a los venezolanos, al cuestionar al gobierno y su manejo de las protestas.

Músculo opositor

Poco antes una manifestación opositora, integrada por algunos miles de mujeres vestidas de blanco, salió de sus habituales reductos del este de la ciudad–donde reina el antichavismo– y se desplazó por el bastión del gobierno.

Liderada por la diputada María Corina Machado y Lilian Tintori –esposa del detenido lider radical opositor Leopoldo López– la protesta se encaminó hacia un cuartel de la Guardia Nacional Bolivariana para exigir “el cese de la represión y la violencia por parte de los órganos de seguridad”.

Tú puedes desacatar órdenes ilegales (...) Sabemos que son los cubanos, un ejército invasor, quienes están dando las órdenes (...) No lo permitas” dice un párrafo del documento que las mujeres entregaron en el cuartel.

No venimos a ver a (la diputada) María Corina sino a luchar por nuestros derechos. ¡Estamos haaaaaartas! ¡Fuera los cubanos de las fuerzas armadas!”, dijo Glays Rodríguez, ama de casa.

La Fiscalía General informó que fueron detenidos cinco agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia por su presunta responsabilidad en la muerte de dos personas el 12 de febrero.

 

OEA se echa para atrás

La Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió ayer la convocatoria a una reunión extraordinaria del Consejo Permanente prevista para hoy sobre la violencia en Venezuela, por objeciones técnicas de Caracas, aunque se prevé que se anuncie para otra fecha, dijo una fuente del organismo.

La reunión de mañana (jueves) del Consejo ha sido cancelada”, dijo una fuente de la OEA, con sede en Washington.

El embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, señaló que la convocatoria violaba el reglamento del Consejo Permanente debido a que el presidente de ese cuerpo, el dominicano Pedro Vergés, no estaba en Washington, y solicitó que quedara sin efecto.

Carter levanta la mano

El expresidente estadunidense Jimmy Carter envió cartas al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al líder opositor Henrique Capriles para expresar su preocupación por la escalada de violencia que vive el país, dijo una fuente del Centro Carter en Caracas.

La fuente evitó detallar el contenido de las misivas, al defender que se trata de “cartas privadas”, aunque desde la sede de la institución en Atlanta se difundió un comunicado que señala que el expresidente se encuentra preocupado por “la pérdida de vidas humanas” en Venezuela.

El expresidente Carter (...) espera que los venezolanos puedan activar sus propios mecanismos de diálogo.”

 

Caracazo, hace 25 años

De creer al vicepresidente venezolano Jorge Arreaza, 25 años después del llamado Caracazo siguen encontrándose las tumbas clandestinas donde quedaron los hasta cinco mil muertos que aseguró ocurrieron durante ese acontecimiento.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó hoy y mañana días no laborables en conmemoración del Caracazo y espera que con ello se relaje la presión social sobre su gobierno.

El Caracazo sucedido el 27 y 28 de febrero de 1989 y estuvo marcado por fuertes disturbios y saqueos.

Arreaza afirmó que el Caracazo fue “una de las peores matanzas de la historia, un genocidio que cometió la Cuarta República en contra de nuestro pueblo”.

Las protestas fueron en rechazo al paquete de medidas neoliberales que aplicó el gobierno del entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

Las revueltas comenzaron en las barriadas populares de Caracas en rechazo a las alzas de precios y tarifas exigidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que fue sofocada a tiros por militares.

El parte oficial de entonces cifró en unos 300 los muertos, mientras versiones de prensa estimaron en hasta cinco mil las víctimas que dejó la represión durante el segundo gobierno de Pérez.

 El 26 de febrero el ministerio de Energía y Minas anunció el alza en 30% de los precios de la gasolina y el incremento de las tarifas del transporte público urbano también en 30% a partir del 27 de febrero, válido para los tres meses siguientes, después de los cuales podrían aumentarse hasta 100%.

Los motines populares y la represión ocurrida entre el 27 de febrero y el cinco de marzo de 1989 son considerados como precursores importantes para el nacimiento y crecimiento del movimiento encabezado por el ahora fallecido Hugo Chávez, que luego de un intento fallido de golpe de Estado militar en 1992 es electo presidente de la República en 1999.

 

Kerry responde a Caracas; Elías Jaua busca apoyos 

El secretario de Estado de EU, John Kerry, aseguró ayer que su país quiere normalizar las relaciones con Venezuela, pero no va a “quedarse quieto mientras se le culpa de cosas que nunca ha hecho”, en alusión a las acusaciones del gobierno de Nicolás Maduro sobre su supuesto papel en las protestas del país.

En una entrevista con la cadena televisiva MSNBC, Kerry reaccionó al anuncio de este martes del gobierno de Venezuela de que designará a Maximilien Sánchez Arveláiz como su nuevo embajador en Estados Unidos, con el fin de fortalecer una relación marcada por numerosos desencuentros en el último año.

Estamos preparados para tener un cambio en esta relación”, dijo Kerry. “La tensión entre nuestros países –agregó– ha durado demasiado, en nuestra opinión”.

Pero no vamos a quedarnos quietos mientras se nos culpa de cosas que nunca hemos hecho, o mientras nuestros diplomáticos son declarados persona non grata y expulsados del país por cosas que no han hecho”, advirtió Kerry.

Por su parte, el canciller de Venezuela, Elías Jaua, inició ayer en La Paz una gira por países del Mercosur, Surinam y Guyana para explicar los recientes sucesos en su país, donde existen protestas callejeras a diario.

Venimos a traer información de primera mano de la situación actual del país y de los acontecimientos para que cada presidente de los países miembros del Mercosur tenga claridad de lo que ha acontecido”, dijo a los periodistas.

Tras ser recibido en el aeropuerto militar de El Alto por la embajadora venezolana en La Paz, Cris Gonzales, y por el ministro boliviano de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, Jaua se reunió con el presidente Evo Morales y el canciller David Choquehuanca en Palacio Quemado de La Paz.

Relacionadas

Comentarios