Ucrania: Cinco puntos para entender la crisis

Conoce las detalles centrales de la convulsa situación que vive el país europeo

COMPARTIR 
19/02/2014 15:55 Redacción

KIEV, 19 de febrero.- Ucrania, después de Rusia el país más poderoso surgido de la desintegración de la Unión Soviética, vive desde noviembre en medio de las protestas ciudadanas.

Los alrededores de la Rada Suprema (Parlamento) en Kiev, la capital, son escenario de violentos enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios, con al menos 26 muertos y varios heridos en ambos bandos.

Aquí te presentamos cinco puntos centrales para comprender la convulsa situación:

1. Alejamiento de la Unión Europea: En noviembre de 2013, el presidente Viktor Yanukovich decide no firmar un importante acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE) pese a años de negociaciones encaminadas a la integración de Ucrania con el bloque de 28 naciones.

El Gobierno responsabilizó al Fondo Monetario Internacional de la decisión, y critica las duras exigencias para refinanciar los créditos concedidos a Ucrania en 2008 y 2010.

La explicación que dio el gobierno ucraniano para este frenazo en seco es que quiere analizar bien el impacto de la adhesión a la UE en la producción industrial (destinado sobre todo a ex repúblicas soviéticas) y en el comercio con Rusia.

La UE acusó a Moscú de haber presionado a Kiev para impedir la firma de este acuerdo histórico.

La oposición convoca concentraciones por la decisión del Gobierno de no firmar el Acuerdo de Asociación con la UE.

2. Acercamiento con Rusia: Días después de abandonar el camino hacia la UE, el presidente ucraniano anunció importantes acuerdos con Rusia, que incluye la concesión de ayuda económica y una rebaja sustancial del precio del gas suministrado.

El pacto provocó malestar entre la oposición, que acusó al gobierno de servir a los intereses de Rusia, encabezada por el presidente Vladimir Putin.

Las protestas se intensificaron.

3. Ex primera ministra encarcelada: La ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko cumple una condena de siete años de prisión por abuso de poder en un proceso judicial muy criticado en Occidente.

La UE había pedido, como parte del acuerdo finalmente malogrado, que el gobierno ucraniano solucionara el destino de Timoshenko, enemistada con el actual presidente del país, Viktor Yanukovich.

Desde su encarcelamiento, Timoshenko se convirtió en un emblema para la oposición ucraniana, que no ha dejado de exigir su liberación.

4. Protestas sin precedentes: Aunque las manifestaciones contra el gobierno de Yanukovich cobraron protagonismo en mayo de 2013, fue hasta el 24 de noviembre que sus dimensiones se tornaron masivas.

El 1 de diciembre, decenas de miles de opositores toman la plaza de la Independencia y piden la dimisión de Yanukovich y su Gobierno. Es la protesta más multitudinaria desde la Revolución Naranja de 2004.

A partir de entonces, las protestas se radicalizan.

5. Crisis económica: La economía ucraniana ha estado en recesión desde 2012.

El Banco Central confirmó recientemente que el pasado mes de enero marcó la reducción más baja de sus reservas internacionales desde el año 2006.

La deuda externa ronda los 140 mil millones de dólares, casi el 80 por ciento del producto interno bruto del país.

Con información de agencias

Comentarios

Lo que pasa en la red