Perro muere tras 9 años de cuidar la tumba de su amo

El perro 'Calafate', decidió acudir al cementerio donde estaba enterrado su dueño todos los días, hasta que finalmente se quedó allí a vivir

COMPARTIR 
15/02/2014 20:00 Redacción
El perro 'Calafate' en el acceso del cementerio donde era ya parte del paisaje cotidiano.

RÍO GRANDE, 15 de febrero.- Hace diez años un trabajador chileno en la zona de Río Grande, en el extremo sur de Argentina, se desempeñaba en las estancias de la zona como peón, rutina en la cual adoptó un perro callejero como mascota y a quien bautizó como "Calafate", en alusión al tradicional arbusto de la Patagonia trasandina.

Todo acabó esta semana, cuando tras ser atacado por otros dos perros, "Calafate" sufrió heridas que le provocaron la muerte.

En 2004, Pedro Vera Cárcamo falleció debido a un accidente laboral, dejando en total desamparo a su perro, quien pese a ser adoptado por una estancia, hizo habituales las escapadas al cementerio local para acudir a la tumba de su desaparecido amo.

Según el diario local “El Sureño de Río Grande”, los responsables del panteón hicieron los esfuerzos por impedir la entrada del animal, no obstante, la insistencia de "Calafate" fue más fuerte, terminando por hacerse un residente habitual del lugar.

Desde entonces y durante una década, el humilde can resguardó la tumba de su amo chileno, haciéndose conocido en toda la ciudad patagónica por su particular historia, por lo cual no eran pocos los vecinos que le llevaban alimento y abrigo.

Sin embargo, todo acabó esta semana, cuando tras ser atacado por otros dos perros, "Calafate" sufrió heridas que le provocaron la muerte, siendo sepultado por los mismos funcionarios del cementerio de Río Grande.

Calafate fue sepultado muy cerca del quincho donde compartía sus días con el personal municipal, dentro del predio que eligió para seguir al amo perdido. 

jpg

Relacionadas

Comentarios