Tormentas dejan dos muertos en Reino Unido

Más de 141 mil personas se han quedado sin electricidad debido a los fuertes vientos; hay alertas de severas inundaciones en gran parte del centro y sur del país

COMPARTIR 
15/02/2014 09:24 EFE / Fotos: AP y Reuters

LONDRES, 15 de febrero.- Dos personas murieron y otras 32 fueron rescatadas el viernes de un restaurante a la orilla del mar mientras tormentas y fuertes vientos azotaban Reino Unido, aumentando las penurias en las áreas ya afectadas por inundaciones y problemas de transporte.

Vientos de hasta 129 kilómetros por hora y fuertes lluvias asediaban el sur de Inglaterra y Gales durante la noche, informó la Oficina Meteorológica británica, y se mantenían las alertas de severas inundaciones en gran parte del centro y sur del país.

Más de 141 mil personas se han quedado sin energía después de que los fuertes vientos derribaran las líneas eléctricas, dijo la Asociación de Redes de Energía, que representa a las firmas energéticas.

Una mujer de 49 años murió en el distrito de Holborn, en el centro de Londres, durante la tarde del viernes cuando parte de un edificio cayó sobre el vehículo que conducía, dijo la policía británica.

La Agencia Medioambiental británica dijo que el riesgo de inundaciones se mantendría al menos una semana.

En el Canal de la Mancha, un hombre de 85 años murió cuando un crucero que transportaba a mil 804 pasajeros y tripulantes fue golpeado por una gran ola en medio de un mar agitado, dijo el operador del barco Cruise & Maritime Voyages. La embarcación se dirigía a su puerto de origen en Tilbury, en el sudeste de Inglaterra, tras un viaje de 42 noches.

Los servicios de emergencia rescataron a 32 comensales de un restaurante frente a la playa en Milford on Sea, en la costa sur de Inglaterra, después de que el edificio fuera golpeado por una fuerte marejada y ventisca. No hubo heridos, informó la policía.

La Oficina Meteorológica dijo que probablemente el clima del viernes era la última de una serie de tormentas violentas que han atravesado el país en las últimas semanas y que las condiciones mejorarían durante el fin de semana.

Algunas partes del suroeste de Inglaterra han estado semanas bajo el agua, después de que el enero más húmedo en casi 250 años fuera seguido por fuertes lluvias en febrero. Recientemente, áreas a lo largo del río Támesis en el oeste de Londres, un importante corredor económico, han sido inundadas, lo que obligó a muchos a abandonar sus hogares.

Las inundaciones han sumergido cultivos y destruido el forraje y los corrales del ganado, amenazando con afectar la producción durante meses e incluso años, advirtieron los agricultores.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red