Extremistas islámicos matan al menos a 39 personas en Nigeria

Cientos de hombres armados destruyen una mezquita y más de un millar de viviendas en el estado de Borno

COMPARTIR 
12/02/2014 12:24 AP / Fotos: AP y Reuters

KONDUGA, 12 de febrero.- Cientos de extremistas islámicos atacaron una población del noreste de Nigeria, donde mataron a al menos 39 personas y destruyeron una mezquita y más de un millar de viviendas, dijeron sobrevivientes.

Campesinos angustiados describieron el ataque del martes por la noche al gobernador del estado de Borno, Kashim Shettima. Dijeron que los soldados y policías apostados en la población huyeron y preguntaron por qué los militares tardaron horas en enviar un avión que ametralló a los atacantes y les obligó a huir.

Un periodista de la Associated Press contó 39 cadáveres preparados para su entierro el miércoles en Konduga, situada a unos 35 kilómetros de la capital estatal, Maiduguri, a la cual se llega en 30 minutos por tierra. Entre los muertos había al menos tres niños.

Muchas aldeas de la zona han sufrido ataques que han dejado centenares de muertos en meses recientes a pesar del estado de emergencia militar vigente.

En las ruinas de la mezquita incendiada se veían el miércoles los cadáveres cubiertos por telas, incluso de tres niños que no parecían tener más de diez años.

¿Por qué nosotros? ¿Por qué nosotros?", repetía angustiada una mujer tratando de comprender por qué los milicianos que quieren crear un estado islámico en Nigeria atacan una población agrícola de mayoría musulmana.

Numerosos pueblos en el área han sido atacados y cientos de personas han muerto en los últimos meses pese a un estado de emergencia militar dispuesto hace nueve meses para contener el levantamiento en tres estados del noroeste de Nigeria. Estos abarcan una sexta parte de la mayor nación productora petrolera del Africa y la más poblada del continente, dividida casi por partes iguales entre musulmanes y cristianos.

Miles de personas se han quedado sin hogar y otros miles han huido a otras partes del país y a naciones vecinas.

Algunos campesinos describieron el ataque del martes por la noche al gobernador del estado de Borno, Kashim Shettima.

Le dijeron que unos 400 individuos con trajes de camuflaje llegaron en vehículos por todas las direcciones en camiones del ejército aparentemente robados, encabezados por un vehículo de transporte de personal. Convocaron a los pobladores y les dispararon, dijeron los sobrevivientes.

Los pocos soldados y policías estacionados en el pueblo huyeron ante la enorme superioridad de los atacantes, dijeron.

Los extremistas llegaron a las 6 de la tarde y fueron de casa en casa para arrojar bombas caseras en su interior e incendiarlas. Shettima dijo que un 70 % del pueblo fue destruido.

Los atacantes solo huyeron a las 10 de la noche, cuando los hostigó un avión militar, dijeron los sobrevivientes.

jrr

Relacionadas

Comentarios