Los Obama tiran la Casa Blanca por la ventana por el presidente de Francia

El presidente de EU y su esposa ofrecerán su primera cena de gala de su segundo periodo en el poder; el menú incluye caviar de Illinios, chocolate hawaiano y otras delicias

COMPARTIR 
11/02/2014 14:16 EFE / Fotos: Reuters y AP

WASHINGTON, 10 de febrero.- Caviar de Illionis, verduras del huerto de la primera dama, Michelle Obama, carne de vacuno criado en Colorado y chocolate hawaiano esperan este martes al presidente galo, François Hollande, en una cena de gala en la Casa Blanca en la que habrá, además, arreglos florales de estilo francés.

Organizar una cena de este tipo, que será la primera del segundo mandato del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "es como preparar una boda", explicó hoy a un grupo de medios uno de los responsables de protocolo y actos sociales de la Casa Blanca.

Se espera que asistan a la cena unos 350 invitados y su colocación en las mesas todavía está ultimándose, sobre todo a raíz de la ruptura de Hollande con la que era hasta hace poco su pareja, Valérie Trierwailer, e iba a acompañarlo en un principio en su visita de Estado a Estados Unidos.

Los invitados serán recibidos primero por Obama y su esposa en el Salón Azul de la Casa Blanca, para después desplazarse a una carpa gigante en los jardines del ala sur, donde se servirá la cena.

Entre lo más esperado de la velada, que finalizará con una actuación de la cantante neoyorquina Mary J. Blige, está ver qué vestido lucirá Michelle Obama y de qué diseñador.

El menú elegido pretende ser un homenaje a lo mejor de la cocina estadunidense, con delicias de productores y agricultores de todo el país seleccionadas por la chef Cris Comerford y el repostero William Yosses, según la Casa Blanca.

El banquete

Para el primer plato se ha optado por caviar de Illinois, acompañado de huevos de Pensilvania y doce variedades de patatas procedentes de Nueva York, Idaho y California.

La ensalada, que vendrá servida en un gran cuenco de vidrio, constará de rábanos, pequeñas zanahorias y lechuga con una vinagreta de vino rojo y será un "tributo" a los cultivos de este invierno en el huerto de la primera dama.

El plato principal será carne de vacuno criado en una granja familiar de Greeley (Colorado), acompañada de queso azul de Vermont.

En cuanto al postre, se trata de un pastel de chocolate hawaiano combinado con mandarinas de Florida y helado de vainilla. Habrá, además, dulces típicos estadunidenses como el algodón de azúcar y una selección de vinos de California, Washington y Virginia.

Con estilo francés

Para la decoración de las mesas, la jefa de diseño floral de la Casa Blanca, Laura Dowling, ha creado unos centros inspirados en el estilo francés gracias a sus estudios en París durante casi 15 años.

El diseño francés ha inspirado a lo largo de los siglos la decoración de la Casa Blanca y el Salón Azul, donde este martes serán recibidos los invitados a la cena, es un "microcosmos" de ese estilo afrancesado, según comentó hoy a los periodistas el curador de la residencia presidencial, Bill Allman.

En esa sala continúan hoy varios sofás y sillas de estilo parisino encargadas en 1817 por el entonces presidente estadunidense James Monroe.

De las paredes del Salón Azul cuelga, además, un retrato del presidente Thomas Jefferson, quien fue embajador en Francia, un declarado francófilo y a quien hoy recordaron Obama y Hollande como símbolo de la histórica alianza bilateral con una visita a su residencia Monticello, en Charlottesville (Virginia).

jrr

Relacionadas

Comentarios