Ex guerrillero aventaja en elecciones presidenciales de El Salvador

Salvador Sánchez Cerén obtiene hasta el momento 49.20% de los votos en los comicios presidenciales

COMPARTIR 
03/02/2014 00:14 EFE
Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), suma 49.20% de los votos (EFE)
Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), suma 49.20% de los votos (EFE)

SAN SALVADOR, 3 de febrero.– El exguerrillero Salvador Sánchez Cerén se perfila como ganador de las elecciones presidenciales de ayer en El Salvador, en las que la izquierda busca retener el gobierno de esa violenta y pobre nación centroamericana.

Hasta el momento, escrutado 61.04% de los sufragios, Sánchez Cerén, actual vicepresidente salvadoreño, obtenía 49.06% de los votos contra 38.86% del candidato derechista Norman Quijano, informó el Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo que asegura una segunda vuelta.

Quijano anunció más tarde que es “inminente” una segunda vuelta frente al oficialista Sánchez Cerén, que se alzó con un triunfo parcial en las elecciones.

“Este es el momento, hermanos nacionalistas, en que estamos en una inminente batalla de segunda vuelta”, expresó Quijano, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), a través de su cuenta de Twitter.

La ventaja de Sánchez Cerén es amplia, pero como no alcanzó 50% más uno de los votos deberá enfrentar en segunda vuelta a Quijano el 9 de marzo.

Quijano, odontólogo de 67 años, propuso trabajar para conseguir “más seguridad y más empleo” y, especialmente, ser un “país libre de maras (pandillas)”.

Sánchez Cerén, de 69 años, es el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la exguerrilla convertida en partido político que llevó al poder en 2009 al presidente saliente Mauricio Funes.

El candidato oficialista sería el primer guerrillero electo por el voto popular en El Salvador y el tercero en América Latina detrás del presidente de Uruguay, José Mujica, y de la de Brasil, Dilma Rousseff.

Sanchez Cerén fue uno de los comandantes de la guerrilla del FMLN en la guerra civil que duró 12 años y concluyó en 1992 con un saldo de unos 75 mil muertos. El comandante Leonel González, su nombre de guerra, fue también uno de los cofirmantes de los acuerdos de paz de 1992.

Restaurada la paz, El Salvador tuvo cuatro elecciones presidenciales; tres de ellas ganadas por Arena, la alianza derechista que tiene como candidato a Quijano y que era el enemigo del FMLN en la guerra civil.

Antes desangrado por la guerra civil, El Salvador es hoy uno de los países más violentos del mundo con un elevado índice de criminalidad urbana. Al mismo tiempo su economía está debilitada por un magro crecimiento que ha condenado a la emigración a buena parte de su población.

“Uno lo que pide es que el próximo Presidente nos traiga paz y trabajo, que nos dé más seguridad, no para nosotros los viejos, sino para todos los jóvenes y los niños”, decía Noé González, un contador jubilado de 73 años, al votar en Mejicanos, un poblado infestado de pandillas en la periferia norte de San Salvador.

Sánchez Cerén prometió durante esta jornada formar “un gobierno abierto con la participación de diferentes sectores” y mantener las políticas sociales del Presidente saliente.

En tercer lugar de la votación se encuentra el
expresidente Tony Saca como postulante del partido Unidad, con 11.28% de los votos.

La magistrada del Tribunal Supremo Electoral, Silvia Cartagena, explicó que, “estos son resultados oficiales preliminares y en nada van a cambiar, son las actas que están entrando al sistema de cómputo”.

Dirigentes y activistas de ambos partidos se reunieron en sendas plazas de San Salvador para festejar los resultados.

Efectos

1.- El ganador de los comicios en El Salvador deberá priorizar los temas de seguridad.
2.- También podría hacer frente a las fuerzas del narcotráfico que están vínculadas con las maras.

Comentarios

Lo que pasa en la red