La Iglesia católica pide a ladrones que devuelvan reliquia de Juan Pablo II

El arzobispo de la ciudad de L'Aquila denomina el hecho como un "robo vil y sacrílego" y apela a quienes se llevaron el relicario que contiene sangre del difunto Papa

COMPARTIR 
28/01/2014 10:05 Reuters / Fotos: Reuters

ROMA, 28 de enero.- La Iglesia católica pidió a los ladrones que devuelvan un relicario que contiene sangre del difunto Papa Juan Pablo II y que desapareció durante el fin de semana en lo que denominó un "robo vil y sacrílego".

El relicario de oro fue sustraído de la pequeña iglesia de San Pietro della Ienca, en las montañas del este de Roma, adonde el Sumo Pontífice solía escaparse en secreto de las presiones del Vaticano para caminar o esquiar.

Apelo a aquellos que llevaron a cabo este acto deplorable", dijo el arzobispo de la ciudad de L'Aquila, Giuseppe Petrocchi, en una carta a los católicos locales el lunes por la noche.

Devuélvanlo", agregó.

Muchas iglesias católicas cuentan con relicarios, que son contenedores generalmente pequeños y ornamentados que portan reliquias, en algunos casos partes del cuerpo de figuras veneradas por los fieles.

El relicario robado el fin de semana contenía un pedazo de tela bañado en sangre, posiblemente de la sotana que Juan Pablo II llevaba puesta el 13 de mayo de 1981, cuando recibió un disparo durante un intento de asesinato, dijo la oficina del monseñor Slowomir Oder, funcionario a cargo de la causa de santidad del Pontífice.

La oficina de Oder no pudo especificar cuántas reliquias con sangre de Juan Pablo II existen, pero dijo que son erróneos los reportes de medios italianos que indican que sólo hay tres en el mundo.

Decenas de policías con perros rastreadores aún requisaban el martes la remota área cubierta de nieve, en busca de pistas.

Franca Corrieri, custodia de la iglesia, dijo que había descubierto una ventana rota el domingo por la mañana y que había llamado a la policía.

Al entrar en la pequeña iglesia de piedra, la policía halló que habían desaparecido sólo un relicario de oro y un crucifijo, a pesar de que los ladrones habrían tenido tiempo para llevarse otros objetos porque el robo en la aislada zona se produjo durante la noche.

Esto llevó a pensar que los ladrones habrían actuado por encargo o que tendrían intención de pedir un rescate por lo robado.

Juan Pablo II, cuyo pontificado duró 27 años, será santificado en Roma por la Iglesia Católica en mayo, lo que significa que el relicario se convertirá en un objeto más llamativo y valioso.

El Papa nacido en Polonia, que murió en el 2005, adoraba las montañas de la región de los Abruzos, al este de Roma, ya que le recordaban a aquellas en su país natal.

En el 2011, el ex secretario privado de Juan Pablo II, el cardenal Stanislaw Dziwisz, dio a la comunidad de los Abruzos sangre del difunto Pontífice como una muestra del amor que el Papa sentía por esas montañas.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red