En Argentina, mercado negro en la mira

El gobierno trata de frenar el alza de la moneda estadunidense para detener el lavado de dinero del narco y limitar las compras al exterior por la red

COMPARTIR 
23/01/2014 05:02 EFE, AFP, AP y Reuters
El gobierno busca detener la venta del dólar blue en el mercado negro para frenar la escalada en el precio de esa moneda estadunidense. Foto:  AP
El gobierno busca detener la venta del dólar blue en el mercado negro para frenar la escalada en el precio de esa moneda estadunidense. Foto: AP

BUENOS AIRES, 23 de enero.– El jefe de gabinete del gobierno argentino, Jorge Capitanich, advirtió ayer que se recurrirá a la justicia para frenar el mercado negro de divisas, en medio de una escalada récord de la cotización no oficial de la moneda estadunidense, conocida popularmente como dólar blue.

“Todo lo que sea de carácter ilegal vamos a combatirlo con una sola herramienta: la ley”, remarcó Capitanich durante una rueda de prensa, después de que el pasado lunes el gobierno relacionó la existencia del mercado negro de divisas con el lavado de dinero y el narcotráfico.

Pretendemos que la ley sea acompañada no solamente de acciones del poder ejecutivo, sino también del poder judicial”, añadió el funcionario.

El gobierno ha tenido una decidida acción respecto al uso de todas las fuerzas de seguridad disponibles, cuatro fuerzas federales que son aproximadamente 100 mil agentes dispersos en todo el país, atacando dura y tenazmente cualquier tipo de acción asociada al narcotráfico”, afirmó Capitanich.

Desde principios de enero la cotización paralela del dólar acumuló subidas récord hasta situarse el pasado lunes en 11.95 pesos, 75% más que la del mercado oficial en el mismo día, que fue de 6.81 pesos.

Durante los últimos tres días el dólar blue se mantuvo por debajo de la frontera de los 12 pesos y ayer cotizó a 12.15 pesos para la venta, mientras que el dólar oficial se situó en 7.14 pesos.

Limitan compras en la web

El gobierno argentino reforzó también las medidas para desalentar la salida de dólares al acotar a dos veces por año las compras minoristas en el exterior a través de internet cuando los productos ingresen al país por el correo oficial.

El jefe de gabinete defendió las restricciones a las compras electrónicas al sostener que se busca “defender la plata de los argentinos, la industria nacional”. “De las transacciones vía internet, 65% proviene de Hong Kong y China, a través de una estrategia muy agresiva y pretendemos garantizar que existan operaciones transparentes y fiscalmente sustentables”, expresó.

En una resolución publicada en el Boletín Oficial, la Administración Federal de Ingresos Públicos estableció una nueva normativa complementaria a la medida de la víspera, que estableció que cuando corresponda el pago del arancel único de 50% sobre el valor de compra, conforme el régimen aduanero vigente, el adquirente deberá presentarse con dicha declaración y la constancia del pago efectuado.

Ambas resoluciones, ya vigentes, buscarían reducir el flujo de divisas que sale del país por las crecientes compras efectuadas por particulares mediante sitios de venta online para aprovechar los precios más bajos y la diversidad de productos. La inflación anual es de 28%, según cálculos de economistas privados.

Los productos que los argentinos suelen requerir por internet mediante sus tarjetas de crédito que pagan al valor del dólar oficial, 75% más barato que el del mercado en negro, son ropa, insumos para computadoras, electrodomésticos y juguetes. Esas compras con tarjeta tienen un recargo de 35% que luego pueden reembolsar en las declaraciones juradas anuales de impuestos.

Las importaciones están restringidas en Argentina desde hace dos años para evitar la fuga de dólares y el gobierno demora su autorización a los importadores. Quienes se quejan por tener que presentar una declaración jurada anticipada de compras al exterior para tramitarlas.

El peso se devalúa

En medio de las amenazas del gobierno para tratar de frenar el avance del dólar blue, el peso argentino se depreció ayer 3.47 por ciento en el mercado oficial frente a la divisa estadunidense, una de las mayores devaluaciones registradas en un solo día desde 2002.

El dólar subió 24 centavos en los mercados de cambio oficiales, hasta los 7.14 pesos, con lo que la moneda argentina acumula una devaluación del 9.5% desde enero y de 18.4% desde que Axel Kicillof asumió la cartera de Economía, el pasado 21 de noviembre.

El ascenso del dólar informal ha sido aún superior y con el nuevo récord alcanzado ayer, cuando cerró a 12.15 pesos por unidad, acumula este año una apreciación de 21.5 %.

Los economistas atribuyeron la devaluación del peso a un intento gubernamental de actualizar el tipo de cambio, que se encuentra retrasado.

 

Presidenta Cristina reaparece a la ofensiva

En su primer acto público en más de un mes, la presidenta argentina, Cristina Fernández, arremetió ayer contra los que criticaron su ausencia de la primera línea política.

“Espero que mañana nadie critique la cadena nacional. Porque después de tanta demanda de presencia y de hablar...”, dijo Fernández en su comparecencia en la Casa Rosada, sede del gobierno, durante la que anunció un programa destinado a los jóvenes que no estudian ni trabajan.

Recuerdo cuando publicaban encuestas donde decían que la gente cambiaba de canal, que no quería escucharme hablar, bajaba el rating”, continuó Fernández, quien dijo que ahora los sondeos “son al revés” e indican que la mayoría de la población quiere escucharla hablar. “O mentían antes o mienten ahora. O mienten siempre”, disparó.

La mandataria argentina destacó que lo contrario a “reaparece Cristina”, como titulaban ayer varios medios, es “desaparece” y denunció que “algunos están muy vinculados con el tema de las desapariciones para lo que no les gusta”, en referencia al método usado durante la última dictadura para deshacerse de quien les resultaba incómodo.

Tal vez yo soy demasiado quisquillosa, demasiado subjetiva y en realidad quisieron darle un toque hollywoodense, como que reestrena, pero conociéndolos, no me pareció.”

La Presidenta había aparecido por última vez el pasado 19 de diciembre, en la ceremonia de los nuevos altos cargos de las Fuerzas Armadas argentinas.

A la semana siguiente viajó a su residencia de la ciudad sureña de Calafate para tomarse un descanso navideño de un par de semanas y desde su regreso, el pasado 7 de enero, la jefa de Estado argentina sólo había mantenido reuniones privadas en la residencia presidencial de Olivos con distintos miembros del gobierno.

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, se mantuvo durante todo este tiempo como cabeza visible del Ejecutivo y ha insistido en que la presidenta Cristina Fernández continuaba al frente de la gestión ante las criticas de la oposición sobre un supuesto “vacío de poder”.

Fernández  confirmó que participará el 28 y 29 de enero en Cuba de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Relacionadas

Comentarios