Extienden agonía en ejecución de reo en EU

El estado de Ohio ejecutó ayer a un condenado a muerte vía inyección letal con un coctel de fármacos que no se había utilizado antes, criticado por aumentar el sufrimiento del ajusticiado

COMPARTIR 
17/01/2014 08:56 AFP y DPA
Dennis McGuire lanzó varios sonidos semejantes a ronquidos durante los minutos que se prolongó su agonía. Su estómago se hinchó y deshinchó varias veces. Foto: AP
Dennis McGuire lanzó varios sonidos semejantes a ronquidos durante los minutos que se prolongó su agonía. Su estómago se hinchó y deshinchó varias veces. Foto: AP

COLUMBUS, 17 de enero.— El estado de Ohio ejecutó ayer a un condenado a muerte vía inyección letal con un coctel de fármacos que no se había utilizado antes y que era criticado por aumentar el sufrimiento del ajusticiado.

Las autoridades penitenciarias de Ohio comunicaron que Dennis McGuire, de 53 años, condenado por la violación y asesinato de una mujer embarazada en 1989, fue declarado muerto a las 10:53 en Lucasville.

Según el nuevo protocolo del estado, fue ejecutado con la inyección del sedante midazolam y el analgésico hydromorphona, una mezcla nunca utilizada antes en Estados Unidos.

Como otros estados norteamericanos, Ohio cambió de fármacos por la decisión de los fabricantes europeos de negarse a proporcionar un anestésico utilizado frecuentemente para las ejecuciones.

La inyección comenzó a aplicarse a las 10:29, unos 24 minutos antes del momento en que fuera declarado muerto, según el reportero del periódico local Columbus Dispatch. Esta fue, según el grupo de periodistas que asistió, la ejecución que más se prolongó desde que Ohio restableció la pena capital en 1999.

A las 10:33, McGuire comenzó a jadear fuertemente y a producir sonidos de estornudos y de sofocación que duraron al menos diez minutos. Un estertor largo y profundo salió de su boca”, reportó la prensa local.

Sus abogados afirmaron que McGuire murió de asfixia por un fenómeno de “falta de aire”, lo que constituyó una “pena cruel y poco habitual” prohibida por la Constitución. Pero el condenado había agotado todos los recursos  judiciales, incluyendo la Corte Suprema, para evitar el procedimiento.

A petición de la defensa de McGuire, el juez Gregory Frost también ordenó el miércoles que el estado fotografíe y conserve las cajas de las drogas y ampolletas, así como las jeringas usadas en la ejecución.

Un juez federal de Ohio, Grefory Frost, consideró que no había “pruebas (...) de un riesgo sustancial de experimentar un sufrimiento severo” y rechazó suspender la ejecución.

Dennis McGuire es el tercer hombre ejecutado este año en Estados Unidos, donde en 2013 la cifra fue de 39 ajusticiados en todo el país.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red