Narco iría tras la droga legal en Colorado

Expertos y autoridades temen que los cárteles roben y extorsionen a tiendas autorizadas para vender mariguana, o que instalen las suyas

COMPARTIR 
13/01/2014 04:40 José Carreño Figueras
Las tiendas que venden mariguana en Colorado reportaron ingresos por cerca de 1 millón de dólares el primero de enero. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de enero.- A más de una semana de iniciada la venta legal de mariguana en el estado de Colorado, en Estados Unidos, la cadena de televisión Fox afirmó que expertos advierten que los comerciantes autorizados podrían convertirse en blanco para delincuentes.

Dedicadas a una actividad dominada hasta ahora por los cárteles de la droga, las tiendas de mariguana podrían convertirse en objetivos de extorsión, competencia del mercado negro y robo, indicó
la cadena.

“Un veterano agente fronterizo de narcóticos auguró que la industria legal de la mariguana en Colorado tendrá dificultades para evitar que los criminales se infiltren en el lucrativo negocio que una vez controlaron”, agregó.

“México ya está en Colorado y sin los riesgos”, dijo a Fox el agente, que pidió el anonimato, al señalar que ya hay una “fuerte presencia” de los cárteles en Colorado y que no podrían estar felices luego de que se anunciara que en el primer día de venta legal, el 1 de enero, se obtuvo un millón de
dólares.

Un informe del Instituto de Competitividad de México en 2012 estimó que los cárteles de México perderían tanto como mil 425 millones si Colorado legalizara la
mariguana.

La organización predijo que los ingresos del narcotráfico bajarían de 20 a 30 por ciento y que el cártel de Sinaloa, que sería el más afectado, perdería hasta 50
por ciento.

Frente a estas pérdidas, los cárteles violentos podrían abrirse camino como mayoristas del mercado negro, o simplemente robar los dispensarios de mariguana, que sólo reciben dinero en efectivo y no han sido capaces de establecer cuentas con los bancos por temor a violar las leyes
federales.

Sin embargo, el consenso general es que los cárteles mexicanos no renunciarán tranquilamente el mercado de Denver.

“Lo que es muy posible es que los cárteles contraten figuras de paja que tienen antecedentes limpios para solicitar una licencia, y luego vender grandes cantidades tanto legal como en el mercado negro”, precisó Albert Villasuso, portavoz de la oficina en Denver de la Agencia Antinarcóticos (DEA, por sus siglas en inglés).

El propietario del dispensario Colorado Springs dijo al diario Denver Post que tiene la intención de obtener un permiso de armas ocultas para protegerse cuando tenga que sacar el dinero de la tienda.

La policía de Denver, por su parte, tiene una postura de esperar y ver lo que puede ocurrir, indicó la cadena estadunidense Fox.

Villasuso también dijo que aún si las tiendas legales enfrentan los esfuerzos de extorsión por parte de los cárteles, es poco probable que la policía pueda incluso enterarse si los comerciantes están demasiado asustados para acudir a ella.

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios