Festejan el Año Nuevo en barco varado en la Antártida

La tripulación del Akademik Shokalskiy, atrapado desde el 24 de diciembre, recibieron el 2014 dos horas antes que Sídney

COMPARTIR 
01/01/2014 04:03 Reuters/ Foto: AP
SIDNEY, Australia, 1 de enero.- Los 74 pasajeros y tripulantes de un barco ruso, atrapado desde hace ocho días en el hielo en la Antártida celebraron la llegada del Año Nuevo con una cena, bebidas y canciones mientras esperan que un temporal de nieve amaine para que un helicóptero chino pueda rescatarlos.
 
Sin embargo, no pudieron hacer una gran fiesta porque el rescate podría producirse en cualquier momento.
 
El Akademik Shokalskiy, atrapado desde el 24 de diciembre a unas 100 millas náuticas de la base francesa en la Antártida Dumont D'Urville, y a unas mil 500 millas náuticas al sur de Tasmania, recibieron el Año Nuevo dos horas antes que Sídney.
 
No fue posible contactar con el barco temporalmente debido al estado irregular de las comunicaciones en uno de los lugares más remotos y fríos de la Tierra, pero el plan de los pasajeros era reunirse en el bar y cantar canciones sobre su aventura, a la espera de tener que irse en cualquier momento en caso de que la nieve y el viento cesen.
 
"Las celebraciones se han atemperado al saber que finalmente nos van a sacar en helicóptero, básicamente en el primer momento disponible, en cuanto mejore el tiempo", dijo por teléfono satelital el médico de la expedición, Andrew Peacock.
 
La camaradería ha estado muy bien, pero es un poco una pena que acabe de este modo. Sabemos que hay mucha gente trabajando increíblemente duro para sacarnos de aquí".
 
El barco dejó Nueva Zelanda el 28 de noviembre en una expedición privada para conmemorar el centenario de un viaje a la Antártida encabezado por el famoso explorador australiano Douglas Mawson. Aún tiene comida fresca para dos semanas.
 
Un helicóptero a bordo de un rompehielos chino está a la espera después de que el lunes fracasara el intento de un rompehielos australiano de llegar a la embarcación, informó el martes la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA, por sus siglas en inglés).
 
Los rescatadores planeaban trasladar a los pasajeros al barco chino, el Dragón de Nieve, mientras que la mayor parte de los tripulantes se quedarían en el barco ruso, según AMSA.
 
El barco chino llegó a divisar el Akademik Shokalskiy el sábado, pero tuvo que regresar después de no conseguir romper el hielo, que tenía una profundidad de más de tres metros en algunos lugares.
 
Desde el Dragón de Nieve los pasajeros serán llevados al barco de suministros para la Antártida de Australia, el Aurora Australis.
 
Con 24 horas de luz, a los pasajeros se les ha dicho que la evacuación podría comenzar en cualquier momento.
 
"Es poco probable que las condiciones meteorológicas comiencen a mejorar antes de mañana, y las decisiones sobre llevar a cabo el rescate se harán con poco aviso", dijo AMSA el martes.
 
Entre las 74 personas a bordo del Akademik Shokalskiy hay científicos y turistas, muchos de ellos australianos, y 22 tripulantes rusos. El líder de la expedición, Chris Turney, dijo que la semana atrapados ha sido "aleccionadora" pero que la moral es buena.
 
"Nos estamos manteniendo ocupados hay clases de hacer nudos, idiomas, yoga, fotografía y muchas otras, y hemos mantenido el programa científico como hemos podido", contó Turney en el blog de la expedición.
 
kgb

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios