Calculan más de 130 mil muertos en Siria desde el inicio de la guerra

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos difunde un nuevo recuento del conflicto desde marzo de 2011 al 30 de diciembre de 2013

COMPARTIR 
31/12/2013 13:12 EFE

EL CAIRO, 31 de diciembre.- Más de 130 mil personas han muerto en Siria, "bajo el silencio internacional", desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, y de ellas al menos 66 mil son civiles, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El organismo, con sede en Londres, aseguró que hizo un recuento desde el 18 de marzo de 2011, contando al primer muerto en la provincia de Deraa (sur), hasta el 30 de diciembre de 2013.

7 mil menores de edad y 4 mil 695 mujeres mayores de 18 años están entre las víctimas civiles

De los combatientes rebeles muertos, casi 20 mil víctimas son civiles que se han sumado a sus filas, y 2 mil 233 son desertores de las fuerzas del régimen.

Además, todavía hay 2 mil 794 cuerpos sin identificar.

Asimismo, al menos 6 mil 913 de los fallecidos son combatientes del Frente Islámico de Irak y Siria y del Frente Al Nusra, de ideología yihadista radical y cuyos miembros son mayoritariamente extranjeros.

En cuanto a las fuerzas gubernamentales, el OSDH añadió que un total de 32 mil 13 soldados perecieron durante este periodo, en el que murieron también 19 mil 729 combatientes de milicias cercanas al régimen, como los grupos ‘Shabiha’ (milicianos del régimen) y las Fuerzas de la Defensa Nacional.

Mientras, 262 muertos pertenecen a la milicia chií libanesa Hezbolá, que apoya a las tropas sirias, y otros 288 fallecidos son combatientes de la misma secta llegados de otros países para apoyar al régimen del presidente Bashar al Assad.

La fuente señaló que, desde el estallido del conflicto, más de 17 mil personas han sido detenidas por el Gobierno, mientras que los grupos rebeldes han retenido a cerca de 6 mil soldados del régimen o milicias afines.

El OSDH pidió en este informe que se traslade el expediente de las violaciones de derechos humanos en Siria al Tribunal Penal Internacional con el objetivo de juzgar a "los asesinos del pueblo sirio", e instó además al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, a trabajar con seriedad para detener las matanzas en el país.

La revolución siria estalló en marzo de 2011, en medio de la "primavera árabe", antes de convertirse en una guerra civil entre el régimen y grupos armados, que incluyen brigadas formadas por soldados desertores y organizaciones yihadistas, algunas de ellas afines a la ideología de Al Qaeda y en cuyas filas luchan combatientes extranjeros.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios