Xi Jinping reconoce los errores de Mao Tse-Tung

El presidente chino dijo que el “Gran Timonel” no fue un dios, en el 120 aniversario del nacimiento del líder comunista

COMPARTIR 
27/12/2013 05:00 AFP, EFE y DPA

PEKÍN, 27 de diciembre.— Los admiradores del líder comunista Mao Tse-Tung celebraron ayer el 120 aniversario de su nacimiento, aunque el presidente chino, Xi Jinping, reconoció en Pekín que quien dirigiera el país durante 27 años no fue un “dios” y cometió muchos “errores”.

“No se puede venerar (a los dirigentes revolucionarios) como dioses, no se puede impedir que la gente señale sus errores solamente porque son grandes personajes. Tampoco podemos borrar sus logros históricos solamente porque han cometido errores”, afirmó Xi Jinping, que se expresaba en un seminario tras visitar el mausoleo de Mao en la Plaza Tiananmen de Pekín.

El presidente Xi había solicitado que los homenajes a Mao fueran “solemnes, simples y pragmáticos”.

A pesar de que los 120 años significan algo especial en China, como por ejemplo un siglo en Occidente, Xi hizo un llamado a la discreción en esta celebración.

Miles de peregrinos, admiradores del fundador de la República Popular China pasaron la noche del miércoles cerca de su casa natal en Shaoshan, en la provincia central de Hunan, bajo un cielo iluminado por los fuegos artificiales.

Mao, fundador de la República Popular China, a la que dirigió durante más de un cuarto de siglo hasta su muerte en 1976, es tan reverenciado como controvertido por sus compatriotas. Si bien es amado por unos, otros, críticos, afirman que sus campañas políticas y económicas, desastrosas para ellos, provocaron decenas de millones de muertos en el gigante asiático.

En Shaoshan, la muchedumbre de admiradores se abría difícilmente paso para poder inclinarse ante la gigantesca estatua del ídolo revolucionario. Algunos gritaban “¡Larga vida al presidente Mao!”.

Sin embargo, el presidente Xi Jinping, citado por la agencia Xinhua, recordaba que los “dirigentes revolucionarios no son dioses, sino seres humanos”.

Señalan tropiezos

El gobernante Partido Comunista de China (PCC) ha intentado establecer cierto equilibrio, alabando al llamado “Gran Timonel”, aunque también reconoce que cometió “errores” .

El diario Global Times, cercano al PCC, admitió ayer que Mao cometió “errores drásticos”, pero también acusó a sus críticos de intentar distorsionar la historia y, por lo tanto, tratar de obstruir el desarrollo de China.

“Difamar a Mao niega lo que China ha logrado en las seis décadas anteriores”, afirmó en un editorial. “Podemos decirle a la mayoría de estos detractores que tienen motivos ocultos para empañar la imagen de Mao y su legado, y así tratar de impedir el renacimiento de China”, señaló el diario, que también dice que sus pensamientos ya han sido interpretados de manera incorrecta, lo que a veces impide evaluar su figura histórica.

Sin embargo, frases como “Mao, el sol rojo que ilumina nuestros corazones” fueron sustituidas por el “Himno a la nación”, y otros documentos que hacen énfasis en el 65º aniversario de la Revolución.

Entre distintos actos de conmemoración en esta semana, el PCC publicó una nueva crónica de la vida de Mao, y el diario oficial elogió los fundamentos ideológicos y prácticos que éste sentó para el futuro de China.

Changsha, la capital de la provincia natal de Mao, Hunan, ubicada en el centro-sureste de China, celebró una gala y un simposio en el marco del 120 aniversario del nacimiento de su hijo preferido.

Según la prensa, los fastos locales de estas celebraciones para gloria de Mao alcanzarían al equivalente en yuanes a 230 millones de euros.

Los discretos homenajes a Mao Tse-Tung tienen lugar en medio de una crisis política con Japón, país con el cual sus relaciones se han visto deterioradas durante el último año a causa de un conflicto territorial por unas islas deshabitadas en el Mar de la China oriental.

Según una encuesta publicada por la prensa oficial, 85% de los chinos considera que los logros de Mao están por encima de su “errores”, con algunos matices.

Mayoría defiende sus logros

La mayoría de los chinos cree que los logros conseguidos por el fallecido líder revolucionario Mao compensan los errores que cometió durante los 41 años que estuvo al frente del Partido Comunista Chino (PCC), según una encuesta.

Cerca de 85 por ciento de las 1,045 personas encuestadas coincidió en que los logros de Mao, quien murió en 1976, “pesan más que sus errores”, de acuerdo con el sondeo, publicado por el diario Global Times, que pertenece al órgano oficial del PCC, el Diario del Pueblo.

El periódico señala que la encuesta, realizada esta semana en siete ciudades mediante cuestionarios online y telefónicos, indica que las personas mayores de 50 años y los de niveles educativos más bajos tienden más a defender el legado de Mao, cuyo 120 natalicio se celebró ayer.

Las personas jóvenes con formación universitaria, en cambio, suelen compartir la opinión de 12 por ciento de los encuestados que dijo no estar de acuerdo con los supuestos logros alcanzados por Mao.

Casi 90 por ciento coincidió en que el mayor logro de Mao fue “la fundación de una nación independiente a través de una revolución”. Alrededor de 80 por ciento consideró como el mayor error de Mao la Revolución Cultural de 1966-1976, que causó, según sus críticos, millones de muertos y una oleada de persecuciones.

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios