Protestas violentas en Bangladesh tras ejecución de líder opositor

Al menos tres personas murieron cuando manifestantes chocaron con la policía e incendiaron casas, tiendas y vehículos

COMPARTIR 
13/12/2013 09:31 Notimex
Foto: Reuters
Foto: Reuters

MADRID, 13 de diciembre.- Una serie de protestas violentas tuvieron lugar en Bangladesh en respuesta a la ejecución del líder de oposición islamista Abdul Qader Mollah, acusado de crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra de independencia 1971.

Aunque no hubo informes inmediatos de actos de violencia en Dacca, la capital, un gran número de policías se podían ver en las calles en previsión de disturbios, sobre todo después de la tradicional oración del viernes, según el rito musulmán.

Los temores de que la ejecución de Mollah, de 65 años, la primera persona en ser condenada a muerte por las masacres cometidas durante la guerra de secesión, despertaran una ola de violencia se concretaron este viernes por la mañana en pueblos y ciudades.

Mollah fue un alto dirigente del partido opositor Jamaat-e-Islami, organización que ha llamado a la ejecución un "asesinato político" y advirtió que vengará "cada gota" de su sangre.

Dos activistas de la gobernante Liga Awami fueron asesinadas a machetazos en la ciudad sureña de Kalaroa, mientras que los activistas de Jamaat también incendiaron estaciones de tren, prendieron fuego a las empresas a favor del gobierno y bloqueraron carreteras.

Al menos tres personas murieron cuando manifestantes chocaron con la policía e incendiaron casas, tiendas y vehículos.

Los grupos de oposición en Bangladesh también llamaron a una huelga en todo el país para el domingo.

El líder político islamista fue declarado culpable en febrero pasado de violación, homicidio y asesinato en masa, incluida la muerte de más de 350 civiles desarmados.

A pesar de los hechos de violencia, una multitud de personas también salió a las calles de la capital para expresar su apoyo a la ejecución.

Vicesecretario general del partido Jamaat-e-Islami, Mollah fue sentenciado a muerte hace tres meses, después de que un tribunal local aceptó un recurso de la acusación contra un primer veredicto, que el pasado febrero lo condenó a cadena perpetua.

Mollah fue condenado por sus crímenes durante el conflicto armado que en 1971 enfrentó a las porciones oriental y occidental de Pakistán, enfrentamiento que desembocó en la creación del estado de Bangladesh.

De acuerdo con el diario Daily Star, Mollah se ganó el apodo "el carnicero" durante la guerra por sus brutales métodos de tortura de los partidarios de la secesión, a la que se oponía Jamaat e-Islami.

 

mef

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios