Opositores tailandeses ocupan otra sede de la policía en Bangkok

Un grupo de manifestantes irrumpe en la sede de la Policía Nacional, realiza un mitin y abandona las instalaciones; no hubo enfrentamientos

COMPARTIR 
04/12/2013 08:57 EFE / Fotos: AP y Reuters

BANGKOK, 4 de diciembre.- Manifestantes antigubernamentales ocuparon simbólicamente hoy la sede de la Policía Nacional en Bangkok, un día después de que cesaran los disturbios que desde el sábado pasado han causado al menos cinco muertos y decenas de heridos.

La acción tuvo lugar a pesar de la tregua acordada el día anterior entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes ante la celebración mañana del aniversario del rey Bhumibol Adulyadej.

Tras dos días de enfrentamientos, en los que la Policía empleó gas lacrimógeno y cañones de agua para proteger edificios gubernamentales, los agentes se retiraron y permitieron la ocupación momentánea de la Casa del Gobierno y de la sede de Policía Metropolitana.

Un millar de personas, encabezadas por un sindicato estudiantil, buscaron otra victoria simbólica en la comisaría central de la Policía Nacional, situada en el centro comercial de la capital, donde se concentraron tras una marcha por la ciudad.

Después de una breve negociación, los antigubernamentales abrieron las puertas del recinto y retiraron los bloques de hormigón y el alambre que bloqueaba el acceso, observados por un millar de agentes antidisturbios que no intervinieron.

En el interior, uno de los cabecillas leyó un comunicado ante un representante policial para exponer sus reclamaciones, que incluyen la dimisión del Gobierno de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, a la que acusan de corrupción.

También pidieron una rápida investigación sobre los incidentes ocurridos en los enfrentamientos del pasado sábado entre partidarios y detractores del Gobierno que causaron cinco muertos y unos cincuenta heridos, según el último recuento oficial.

Después de entregar el documento, dirigido al jefe de la Policía, Adul Saengsingkaew, los manifestantes abandonaron la zona dando las gracias a los agentes y regresaron a los campamentos donde están concentrados desde el inicio de las protestas.

La acción no alteró la calma en el distrito administrativo de Bangkok, donde personal de limpieza y decenas de voluntarios trabajaron para limpiar de escombros las calles en las que hubo las protestas y prepararlas para celebrar el 86 cumpleaños del monarca.

El líder del movimiento opositor, el ex viceprimer ministro Suthep Thaugsuban, indicó que las protestas se reanudarán el viernes para erradicar lo que califica como "régimen de Thaksin", en referencia al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en 2006 en un golpe militar.

Suthep acusa a la actual primera ministra, Yingluck Shinawatra, de ser un títere de su hermano mayor, Thaksin, quien según los opositores gobierna desde su exilio en Dubai, donde evita una condena de dos años de prisión por corrupción.

Yingluck dijo que su Gobierno quiere evitar nuevos episodios de violencia y propuso abrir conversaciones con académicos, empresarios, expertos y manifestantes para debatir sobre reformas políticas y acordar una salida democrática a la crisis.

La situación política actual en nuestro país todavía no ha vuelto a la normalidad aunque se ha tranquilizado", dijo anoche Yingluck en un breve mensaje televisado.

La primera ministra, que hoy regresó a su oficina por primera vez desde el jueves, hizo un llamamiento a la unidad para celebrar el aniversario del monarca tailandés, la autoridad moral, sin rol político, venerada por la mayoría de tailandeses.

Anoche Suthep volvió a insistir en su propuesta de sustituir el Gobierno por un "consejo popular" no electo, una opción que Yingluck rechazó días antes por ser contraria a la Constitución.

Tailandia arrastra una grave crisis política desde hace unos 8 años con frecuentes manifestaciones y protestas callejeras que buscan paralizar el Gobierno de turno.

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios