Esposa de Maduro e hijas de Chávez disputan La Casona

Las hijas del fallecido mandatario Hugo Chávez tienen roces con la Primera Dama Cilia Flores por permanecer viviendo en la residencia presidencial

COMPARTIR 
12/11/2013 23:05 Redacción
Los tiempos de las herederas de Chávez son lo que más molesta a la Primera Dama, quien presiona al gobernante oficialista para obligarlas a desalojar y que ambos puedan vivir ahí. / Foto: Wikipedia
Los tiempos de las herederas de Chávez son lo que más molesta a la Primera Dama, quien presiona al gobernante oficialista para obligarlas a desalojar y que ambos puedan vivir ahí. / Foto: Wikipedia

Maduro empieza a molestarse y ordenó que se trasladen a una de las casas de la urbanización Fuerte Tiuna donde viven altos cargos chavistas y donde también se ubica el Ministerio de Defensa

CARACAS, 13 de noviembre.- La Casona, residencia oficial del presidente venezolano y su familia, se ha convertido en la manzana de la discordia entre las hijas del fallecido Hugo Chávez y el actual mandatario y su familia.

El diario español ABC  publicó en su sitio web que Rosa Virginia y María Gabriela Chávez, con sus respectivas familias,  siguen instaladas allí, lo que ha provocado diversos altercados con el actual jefe de Estado, Nicolás Maduro, y su mujer, Cilia Flores.

El rotativo español explica que el nuevo Presidente venezolano no ha podido ocupar todavía esa residencia desde su toma de posesión el pasado 19 de abril.

No tienen prisa por mudarse del que fue su hogar durante los últimos 15 años

Maduro duerme algunas noches en el Cuartel de la Montaña, junto a la tumba de Chávez, para que el espíritu de su antecesor le inspire, tal y como ha reconocido en sus apariciones televisivas.

Las hijas de Chávez ya vivían en La Casona cuando él era Presidente, aunque no deberían haberlo hecho porque la ley se los impedía pues las dos son mayores de edad y tienen sus propios recursos. También por ley deberían haber desalojado la residencia presidencial desde el momento en que juró Maduro.

Sin embargo, ninguna parece tener prisa por mudarse del que fue su hogar durante los últimos 15 años. Tiempo suficiente para acostumbrarse a los privilegios, la buena vida y el lujo de una mansión decorada con muebles caros, obras de arte y varios empleados, entre personal de servicio y miembros de seguridad.

Maduro, explica el diario, empieza a molestarse y ordenó que se trasladen a una de las casas de la urbanización Fuerte Tiuna donde viven altos cargos chavistas y donde también se ubica el Ministerio de Defensa.

Pero aún no hay movimiento de mudanza. Se presume que lo harán poco a poco, sin prisas, para mayor molestia de Cilia Flores, la nueva primera dama, que ha hecho valer su posición desde que se casó con Maduro en junio pasado. Parece que es ella la que más ha presionado al mandatario para que puedan disfrutar de La Casona.

Rosa Virginia, la hija mayor del difunto, tiene dos hijos con Jorge Arreaza, yerno de Chávez y designado por Maduro vicepresidente de la República. La relación conyugal parece que ha naufragado. Rosa Virginia se separó de Arreaza y lo echó de La Casona, según explica ABC.

La segunda hija de Chávez, María Gabriela, hace revelaciones en su cuenta de Twitter @Maby80. Ha pasado de un romance a otro y le cuesta dejar la cómoda vida que lleva.

 

 

 

Comentarios

Lo que pasa en la red