Alimentos regulados en precio escasean en Venezuela

El gobierno achaca la responsabilidad del desabastecimiento al sector privado, pero no investiga a los buhoneros que cometen el delito de usura contra el pueblo

COMPARTIR 
06/09/2013 02:18 Notimex

La harina precocida, las pastas, el azúcar y la leche son los productos que más escasean y los que ponen a peregrinar a los consumidores"

CARACAS, 6 de septiembre.- La Asociación Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco) de Venezuela denunció ayer que a las tiendas y supermercados no llegan alimentos regulados, y afirmó que sólo se consiguen en negocios informales, a un mayor precio del oficial.

El gobierno expropió numerosas empresas de alimentos en plena producción, entre ellas industrias Diana, la cual en manos del Estado nunca más produjo un litro de aceite vegetal o un kilo de margarina.

"La harina precocida, las pastas, el azúcar y la leche son los productos que más escasean y los que ponen a peregrinar a los consumidores", precisó el presidente de esa asociación civil, Roberto León Parrilli, en diálogo con Notimex.

León Parrili destacó que los productos regulados por el gobierno sólo lo expenden los buhoneros (comerciantes informales), pero al triple de los precios establecidos, por lo que solicitarán una investigación en torno a cómo obtienen ellos esas mercancías.

"Ni siquiera en los expendios creados por el gobierno (Mercal y Pdval) es posible conseguir los productos regulados, por lo que se presume que son sacados de esos centros y vendidos a los buhoneros, quienes los revenden y obtienen pingües ganancias", recalcó.

Advirtió que el gobierno achaca la responsabilidad del desabastecimiento al sector privado, pero no investiga a los buhoneros que cometen el delito de usura contra el pueblo, ni a los gerentes de Mercal y Pdval, donde se gestaría una gigantesca corrupción.

Agregó que el abastecimiento no es sólo responsabilidad del sector privado, por lo que habría que revisar la productividad de las industrias expropiadas por el gobierno, las cuales se convirtieron en refugios para el ocio remunerado.

León Parrilli señaló que el gobierno en su afán de socializar al país expropió numerosos empresas de alimentos en plena producción, entre ellas industrias Diana, la cual en manos del Estado nunca más produjo un litro de aceite vegetal o un kilo de margarina.

"En el caso del café, hoy consumimos el de peor calidad importado de Nicaragua, ya que por falta de estímulos a los productores locales, dejamos de producir y exportar el café arábigo, uno de los mejores del mundo, y de lo cual nos sentíamos orgullosos", sentenció.

Dijo que en las cadenas de comercialización del Estado la mayoría de los rubros que se ofrecen al público son importados y de pésima calidad, por lo que los consumidores se encuentran insatisfechos con estas marcas y prefieren no llevarlas.

 

 

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red