Jodi Arias, el juicio que tiene impactados a los estadunidenses

El mediático juicio contra la hispana Jodi Arias, de padre mexicano, acusada de matar a su novio, podría llevarla a la pena de muerte

COMPARTIR 
21/02/2013 10:20 Agencias

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero.- La hispana Jodi Arias, hija de padre  mexicano y madre alemana, acusada de matar a su novio, podría enfrentar la pena de muerte de ser hallada culpable, a pesar de argumentar defensa propia.

El mediático juicio contra la hispana Jodi Arias, acusada de haber matado a su novio, continuó con el testimonio de la mujer, que admitió ante el jurado haber disparado a su pareja en defensa propia, pero que no recuerda el apuñalamiento.

Después de varios días de testimonio, Arias, de 32 años, relató ante la corte los hechos ocurridos en Mesa, Arizona, el 4 de junio de 2008, cuando supuestamente mató a Travis Alexander, con quien mantuvo una relación tormentosa por varios años.

La acusada dijo que ese día se encontraban juntos en el baño tomando fotografías de él desnudo, cuando a ella se le cayó la cámara, lo que provocó la ira de Alexander.

Relató que salió corriendo buscando refugio en un armario, donde recordó que se encontraba un arma de fuego que tomó entre sus manos y salió del lugar.

"Le apunté tratando de evitar que se acercara a mí, cuando me sujetó por la cintura, hubo un forcejeo y el arma se disparó sin que me diera cuenta", dijo Arias.

La mujer agregó que pensó que no lo había herido, ya que éste siguió forcejeando con ella, por lo que temió por su vida, ya que en el pasado casi la había asfixiado con sus propias manos.

Arias, de ascendencia mexicana por parte de padre, dijo no recordar nada más, solo breves escenas, entre ellas, una de ella soltando un cuchillo que cayó al piso del baño. Dijo que lo siguiente que recuerda es estar manejando por el desierto.

Mientras manejaba, la mujer se percató que tenía sangre en las manos y recuerda haber tirado la pistola en el desierto, así como la ropa que traía en un basurero.

"Fue cuando me di cuenta que mi vida había cambiado para siempre", dijo Arias, quien aseguró seguir enamorada de Alexander, aunque de distinta manera.

Al ser cuestionada por su abogado de por qué no llamó al número de emergencia 911 para reportar los hechos, contestó que en ese momento no podía imaginar hacerlo.

El cuerpo de Alexander fue descubierto cinco días después por unos amigos. Había recibido un disparo en la cara, su cuello había sido cortado de lado a lado y había sido apuñalado 27 veces.

"No quería que nadie supiera lo que había pasado, lo que había hecho", dijo Arias, quien aseguró haber contemplado la posibilidad de suicidarse.

La fiscalía asegura que Arias asesinó a Alexander en un arranque de ira y celos y que el asesinato fue premeditado.

Por su parte, la defensa ha centrado sus argumentos en que Arias mató a Alexander en defensa propia, ya que, como la acusada ha afirmado durante el juicio, la relación con su novio fue tormentosa.

Arias testificó en días pasados haberse sentido como una prostituta debido a que Alexander la obligaba a complacer sus fantasías sexuales, las cuales incluían fotografías y vídeos.

En caso de ser encontrada culpable, Arias podría enfrentar la pena de muerte .

El juicio y sus incidencias fueron documentados por el programa de CBS, 48 hours.

 

pdg

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios