El melodrama sigue vigente en cine, TV y música

El Séptimo Arte mexicano entre los años 30 y 50 tocó temas gruesos en la sociedad, aun cuando se dice que no se hizo

COMPARTIR 
04/07/2014 12:27 
Foto: ESPECIAL
Foto: ESPECIAL

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de julio.- El género del melodrama que abundó en la Época de Oro del cine mexicano sigue vigente en la cultura mexicana actual, pues está presente tanto en las películas, como en los programas de televisión y en la música, afirmó la investigadora Julia Tiñón Pablos.

Las canciones y los videos musicales pueden tener una serie de confluencias que ponen a pensar y emocionar; tienen todo un sistema de melodramas al igual que muchas películas actuales que rescatan asuntos que en los años de la Edad de Oro estaban un poco disminuidos, por la censura, que se controlaba más", declaró la experta.

En conferencia de prensa en la que se habló del melodrama en el cine en México, Tiñón Pablos añadió que el Séptimo Arte mexicano entre los años 30 y 50 tocó temas gruesos en la sociedad, aun cuando se dice que no se hizo.

Yo me he encontrado en estas cintas abortos, embargos, asesinatos, infanticidios, incestos, ¿entonces qué debemos de presentar para decir que son temas fuertes?", expresó.

La doctora en Historia afirmó que en los largometrajes de dicha época abundaron muchos clichés y las diferencias sociales se marcaron de una manera natural.

"En las películas si a algún personaje le iba bien, siempre había que tenerle alguna desconfianza. Se sufría no porque hubiera injusticia social, sino porque era un problema de mala suerte, de destino, fatalidad, por eso ‘Los olvidados’ creó tanto ruido, porque mostró las cosas de otra manera.

"Las mujeres en las cintas eran todas cortadas por la misma tijera: las esposas, las amantes, las hijas, las abuelitas, al final de cuentas son diferentes papeles con lugares comunes", afirmó.

Finalmente, Tiñón enfatizó que los melodramas conmueven al público, porque abordan temas que viven los seres humanos, quienes han aprendido una serie de valores con los recursos visuales del cine, el cual, dijo, se asemeja a la nota roja.

"Entre la nota roja y las películas siempre hay una equivalencia; ambas tocan lo prohibido y los límites de lo socialmente aceptado para crear un shock y mover las cabezas", concluyó.

 

mef

 

Comentarios

Lo que pasa en la red