Ricky hará ruido en Viena

El puertorriqueño participará hoy en el Life Ball, una de las galas benéficas para luchar contra el sida

COMPARTIR 
31/05/2014 05:15 EFE
Ricky Martin cantará su tema Vida. Foto: AP

VIENA, 31 de mayo.— Celebrar la vida, mandar un mensaje de tolerancia y hacer campaña por los derechos humanos son las motivaciones con las que el cantante puertorriqueño Ricky Martin participará hoy en el Life Ball de Viena, una de los galas benéficas más importantes del mundo en la lucha contra el sida.

“Ojalá que un evento como este se pueda celebrar en todos los países, donde la organización es impecable. Pero lo más importante es el mensaje, el mensaje a la tolerancia, a la igualdad, a la educación”, señaló Martin en entrevista.

El cantante se subirá hoy al escenario frente al Ayuntamiento de Viena para interpretar su tema Vida, dentro de la fiesta que desde hace 21 años recauda fondos para proyectos contra el sida, al tiempo que hace frente a los prejuicios que rodean aún a esta enfermedad.

Martin recordó que desde hace años está comprometido con los derechos humanos a través de la fundación que lleva su nombre y que se centra en la defensa de los niños, especialmente en la prevención de la trata de personas.

“Tengo diez años tratando de combatir la trata humana y mi fundación se enfoca en los niños. Y desafortunadamente todos los problemas del mundo están interconectados”, señaló Martin.

“He sido invitado a este gran evento y yo no puedo decir que no. Tengo que hacer todo lo posible, hacer mucho ruido cuando se trata de los derechos humanos, porque la trata humana, igual que el problema del sida, es un problema de los derechos humanos”, enfatizó el cantante de Livin’ la Vida Loca.

Martin se mostró encantado de intercambiar ideas y experiencias con el resto de famosos que participarán en este Baile de la Vida, entre los que se cuentan el expresidente de EU Bill Clinton, la actriz Lindsay Lohan y las cantantes Leona Lewis y Courtney Love.

Martin también reconoció estar deseando conocer a Conchita Wurst, la barbuda ganadora del Festival de Eurovisión, y que será la estrella que cierre la gala de honor del Life Ball.

“Maravillosa. Estoy loco por mi foto con ella. Ya quiero. Tengo muchas ganas de conocerla por lo que ella representa y por lo que ha logrado en la música”, aseguró.

Martin indicó que el éxito de Conchita muestra la capacidad de los artistas de transmitir un mensaje y de cambiar la sociedad.

“Poder estar en los escenarios es importante para poder simplemente crear consciencia, y hablar de las emociones, de los sentimientos”, explicó.

Martin se mostró también encantado de que su tema Vida forme parte de la música de la Copa del Mundo y agradeció a la FIFA que haya contado de nuevo con él, después de que en el Mundial de Francia su La Copa de la Vida fuera el himno oficial de la competición.

“Es una responsabilidad bien grande pero, más que una responsabilidad, es un lujo. Yo la estoy pasando muy bien, porque una vez más podemos romper fronteras y barreras, y unir a los pueblos a través de la música, con el deporte. No muchos artistas tienen esta oportunidad y yo, caramba, la he tenido dos veces”, recordó.

El cantante dijo que está celebrando poder llevar su música, su cultura y su idioma “a muchas partes del mundo”.

Ya en lo deportivo, Martin no se atrevió a dar un pronóstico para la final, aunque admitió que “una final con Brasil, en Brasil, sería fabuloso”.

“Tengo mi pasaporte español, yo también estoy muy orgulloso de lo que España ha logrado. A ver qué pasa. Solamente puedo decir que voy a celebrar cada partido, voy a celebrar la alegría de los pueblos. Y así vamos a pasarla bien”, prometió.

Relacionadas

Comentarios