Nine Inch Nails cumple como estelar en el Vive

La banda estadunidense fue el plato fuerte en la primera jornada del Festival Vive Latino, que reunió a 36 mil 500 personas quienes disfrutaron de la música por más de ocho horas

COMPARTIR 
28/03/2014 06:15 Textos: Luis Felipe Castañeda y Azul del Olmo

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de marzo.- El festival Vive Latino celebró 15 años con un aumento en su apuesta anual. Jugó en grande, con la intención de consolidarse y, a juzgar por los resultados de la primera jornada, lo logró.

El mérito estribó en el cartel, confeccionado de manera que se abarcaran tantos géneros como les fuera posible, pero con un claro estelar.

Fue Nine Inch Nails la banda que cargó con la responsabilidad y una tarea de ese tamaño para Trent Reznor, curtido en mil batallas sonoras, le viene fácil.

El músico ejecuta su papel con milimétrico cuidado.

Como el rockstar de antaño, se muestra cercano e inalcanzable. Le valen las canciones para conquistar.

Reznor abreva de su amplia trayectoria y seduce. A su alrededor miles acuden a su llamado.

No hizo falta una pomposa bienvenida. Solo música. Temas como A Warm PlaceSomewhat Damaged y Various Methods of Escape mostraban la grandilocuencia de sus creaciones, piezas oscuras pero que gozan de altos niveles de simpatía. Todos querían ser parte del momento.

La producción del concierto extrañaba la potencia del pasado pero, a nivel de ejecución, no hacía falta nada.

Los juegos de luces que sí llegaron daban la profundidad que el espíritu sonoro exigía.

Reznor y su banda satisfacían las demandas de la gente que, a juzgar por la cantidad, había justificado el primero de cuatro días de actividades.

La sucesión de canciones incluyó cortes como Terrible Lie, Survivalism, Sanctified, March of the Pigs y Piggy.

El concierto, pactado para durar 90 minutos, incluyó otros temas como un fragmento de Closer y Burn.

Al cierre de esta edición y sin mayores complicaciones en la logística, se esperaba que Nine Inch Nails ejecutara otros temas como Hurt, Wish y Head like a hole. 

Zurdok le gana al paso del tiempo

La banda regiomontana volvió al festival, ahora como una de las estelares del escenario principal, para confirmar su arraigo en el gusto del público.

Hace más de una década emprendieron caminos por separado. Con mayor o menor éxito vivieron a la sombra de un pasado irrenunciable, uno que los persiguió y al que, finalmente, decidieron reclamar.

Resumieron su historia, volvieron al escenario y todos, Chetes, Maurizio Terracina, Gustavo Hernández y David Izquierdo, comprobaron que Zurdok nunca abandonó la memoria de la gente, miles que atestiguaron su vuelta y su crecimiento.

El escenario Indio abrazó a los regios que echaban mano de sus éxitos para solventar los primeros minutos. Si me hablas al revés, Estático, Nadie te quiere ver y Luna erigieron el primer tramo de un concierto que los mostró en sintonía,  como si nunca se hubieran ido. Horas de ensayo evidentes.

El hipnótico ritmo de la banda se mantuvo, la gente lo disfrutaba y aplaudía incluso con Azul oscuro, el nuevo sencillo que ha lanzado Zurdok, pero se mostró más entusiasta con Sí me advertí. La canción, icono de su trayectoria, encendió un poco el ambiente en el foro y dio paso a la tanda más poderosa del grupo con temas como Para siempre, Así es, ¿Cuántos pasos?, Tropecé y Gallito inglés, en la que cantó con ellos Pato Machete.

Con ellas llegaba también el fin de su actuación, la cuarta en su carrera, y la promesa de los músicos de que el reencuentro se traduciría en algo más que un festival. El primer paso lo han dado.

AFI

A Fire Inside (AFI) no entiende la música a medias. Con los californianos se trata de matar o morir en el intento. Por fortuna para sus fans, en el escenario Indio del festival, terminaron victoriosos. El descrédito del rock adolescente, emo dirían algunos, le puede poco al grupo integrado por Davey Havok (voz), Adam Carson (batería), Hunter Burgan (bajo) y Jade Puget (guitarra) quienes dejaron claro que, más allá de etiquetas, el rock entiende de conexión.

AFI la tuvo durante los 60 minutos que actuó. Asumidos como uno de los aperitivos de la jornada inaugural no se dejaron nada en la chistera. Tocaron canciones como The leaving Song part II, Girl’s Not Grey, 17 Crimes, Dancing Through Sunday y hasta un cover Just Like Heaven de The Cure, entre otras, que les bastaron para dejar un buen sabor de boca en el público.

Los Bunkers

El escenario montado en el Estadio Jesús Palillo Martínez se llenó de música y emociones cuando los chilenos Álvaro López, Mauricio Durán, Francisco Durán, Gonzalo López y Mauricio Basualto, integrantes de
Los Bunkers, comenzaron en su muy particular estilo el festejo de 15 años del Vive Latino.

       Los coros en temas como Sabes qué, Miéntele, Una nube cuelga sobre mi, Quien fuera y Si estás pensando mal de mi, entre otros, hicieron cimbrar el lugar, donde la gente se arremolinaba y trataba de acercarse lo más posible al entarimado para unirse en una voz con Álvaro.

Hello Seahorse!

Cerca de las 19:00 horas y con el sol a punto de despedirse, Denise, Fernando, Gabriel y José hicieron suyo el escenario Unión Indio a donde sus seguidores llegaban corriendo para no perder ni un instante de la presentación.

       Fue con temas como El segundo, Buen viaje y Frontera, entre otros, que estuvieron ambientados por el diseño de iluminación, que Hello Seahorse! llevó a cabo su tercera presentación en el Vive Latino, logrando transportar a sus fans a un viaje sonoro de 50 minutos.

La Santa Cecilia

Con el sonido que los hizo ganar el Grammy a Mejor Álbum Rock, Urbano, Alternativo latino en 2014, la banda México-americana La Santa Cecilia se apoderó del escenario Unión Indio, donde con cumbia, toques de bossa nova y boleros deleitó al público que se dio cita frente al entarimado.

 “No saben el gusto, el honor de estar esta tarde aquí con ustedes. Tenemos un nuevo disco que ya pueden descargar. Apoyen a sus banditas locales… y a las no tan locales”, dijo La Marisoul, vocalista de la agrupación. Temas como Cuidado, Cuchara, Cumbia Morada y un cover de Tender Love –original de Force MDs–, entre otras, la agrupación también integrada por Pepe, Oso, Alex, Hugo y Marco, encendieron el ánimo de la gente durante la soleada tarde.

La Castañeda

La banda encargada de cerrar la primera jornada del Vive Latino 2014 en el escenario Unión Indio fue La Castañeda, que a la par de festejar los 15 años del festival musical, también celebran sus 25 años de carrera. “Que chida noche, qué chida banda, qué chingón que estén todos aquí”, lanzó Salvador Moreno, vocalista de la agrupación.

       Con temas como Ciudad Sicótica, Lucrecia, Cautivo de la calle, La espina, y clásicos como Noches de tu piel y Cenit, la banda originaria del DF hizo recordar a muchos sus primeros años de juventud, mientras reafirmaba con su poderoso rock por qué son una de las bandas que marcaron el rock en México en los años 90.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red