Seguridad extrema en Las trampas del deseo

La actriz Lourdes Reyes compartió su miedo al realizar una secuencia de secuestro por el peligro que implicó

COMPARTIR 
11/03/2014 05:00 Eva Díaz Moreno

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de marzo.- Una escena que incluye balazos, secuestradores, camionetas a toda velocidad y violencia, siempre es difícil de grabar y para la actriz Lourdes Reyes, quien le da vida a Roberta Jáuregui, candidata a presidente, en Las trampas del deseoteleserie que transmite Cadenatres implicó cierto grado de miedo.

“Aunque son balas de salva puede saltar el casquillo o el estopín quemarte la piel, siempre hay riesgo, o que el coche patine de más,  en fin, eso te pone nervioso, pero también genera una adrenalina que te ayuda a continuar”, comentó minutos después de terminar su participación.

Esta secuencia duró al aire apenas un minuto con 15 segundos, aunque el trabajo real para captar todos los detalles fueron de seis horas de grabación en el estacionamiento de un centro comercial a sur de la ciudad. Todo empezó enseñándole a la actriz los efectos especiales que se usarían.

“Antes de todo me mostraron que las armas están hechas para esto, nos presentaron al grupo de stuns que las manejan y que son profesionales, pero el miedo ante un arma siempre existe”, confesó.

El equipo de efectos especiales fue de ocho integrantes, seis de las cuales eran los secuestradores y equipo de seguridad del personaje, justo los que manejaron las armas que son reales, pero que están adecuadas para estas escenas. 

“Las medidas de seguridad son simples. El arma viene con un tapón especial, pero el fuego sale al frente, por lo que hay que tener mucho cuidado con las distancias para que la pólvora candente no lastime a nadie, además hay que alejar el arma de los oídos porque el estruendo sí es fuerte”, explicó a Excélsior Mario Olivares, encargado de armas.

En cuanto a la sangre que se vio en los abatidos ésta se logró con los estopines que son dispositivos electrónicos cargado de pólvora compactada con una bolsa de sangre (gel de color rojo), oculta en el vestuario que se detona a control remoto para que el actor tenga la libertad de moverse.

“Para que el efecto se vea real tiene que haber una coordinación perfecta entre el actor, quien maneja las armas y yo, todo tiene que coincidir. Por eso se ensaya un par de veces”, concluyó Salvador Servín , técnico en efectos especiales.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red