Scarlett Johansson le da la espalda a Oxfam por dinero

La actriz neoyorquina renuncia a su papel como embajadora de Oxfam, tras un enfrentamiento por promocionar una marca israelí

COMPARTIR 
30/01/2014 12:38 Reuters / Fotos: Especial

La rubia de 29 años es la imagen del fabricante de bebidas refrescantes SodaStream y aparecerá en un anuncio de la compañía en la Super Bowl el domingo

JERUSALÉN, 30 de enero.- La actriz Scarlett Johansson ha renunciado a su papel como embajadora de Oxfam, dijo la organización no gubernamental el jueves, tras un enfrentamiento por promocionar una marca israelí que opera en la Cisjordania ocupada.

La estrella de Hollywood se ha convertido en la cara pública del fabricante de bebidas refrescantes SodaStream y aparecerá en un anuncio de la compañía en la Super Bowl el domingo.

Sin embargo, el acuerdo multimillonario ha provocado una reacción negativa en los activistas y los grupos humanitarios porque la mayor fábrica de SodaStream se encuentra en un asentamiento judío en la Cisjordania ocupada.

La compañía contrata a trabajadores palestinos e israelíes y dice que su planta ofrece un modelo de cooperación pacífica, pero estos asentamientos están considerados ilegales por el derecho internacional y son reprobados por Oxfam, que tiene una gran actividad en la región.

Después de que consultaran con Johansson a principios de la semana, la actriz informó a la ONG de que pondría fin a su relación.

"Oxfam ha aceptado la decisión de Scarlett Johansson de renunciar", dijo el grupo en un comunicado. "El papel de la señora Johansson en la promoción de la compañía SodaStream es incompatible con ser embajadora global de Oxfam".

"Oxfam cree que las empresas que operan en esos asentamientos, como SodaStream, favorecen el empobrecimiento y niegan los derechos de las comunidades palestinas que intentamos ayudar".

Piensa diferente a Oxfam

La controversia llega en un momento delicado para las negociaciones de paz entre Israel y los palestinos alentadas por Estados Unidos. Las autoridades israelíes temen que si fracasan las conversaciones crezca el llamamiento para un boicot económico a Israel y sus asentamientos.

En un comunicado mostrado en los medios estadunidenses, el portavoz de Johansson dijo que "ella y Oxfam tienen diferente opinión acerca del boicot, desinversión y sanciones".

El movimiento, promocionado principalmente por intelectuales y blogueros propalestinos, propone un boicot para todos los productos de Israel y cuestiona la legitimidad de ese estado.

Scarlett Johansson fue nombrada embajadora de Oxfam en 2007 y formó parte de numerosas campañas globales. 

cmd

Relacionadas

Comentarios