Plaza de Santo Domingo: juzgan de agresiva obra sobre Portales

Según la presidenta del ICOMOS sección México, Olga Orive, la construcción nueva “es una agresión a la arquitectura de la plaza”

COMPARTIR 
29/08/2014 03:58 Luis Carlos Sánchez
La construcción fue erigida entre los siglos XVII y XVIII.

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de agosto.- La construcción sobre el edificio de los Portales de una estructura permanente, “es una agresión a la arquitectura de la Plaza de Santo Domingo”, opinó Olga Orive, presidente del Comité Nacional Mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) sección México.

Luego de que este diario informó ayer que sobre el edificio del siglo XVIII fue construida una estructura de hierro y tabique rojo, a pesar de ubicarse justo enfrente de la Secretaría de Educación Pública (SEP) —instancia rectora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)—, el organismo internacional, reconocido por la UNESCO, manifestó estar en contra de la obra por constituir “una agresión” al entorno original de la plaza.

A diferencia del martes pasado, cuando la obra permanecía oculta bajo una lona plateada, ayer lució descubierta dejando a la vista su magnitud. Desde la propia Plaza de Santo Domingo se observa que se trata de dos naves de aproximadamente diez metros de largo y que cada una cuenta con dos niveles, construidas a base de hierro y cimentadas con castillos de concreto.

A pesar de la petición de Excélsior, el INAH negó nuevamente informar sobre las irregularidades que llevaron a la suspensión de la obra. Fátima Soto, directora de medios de comunicación de la dependencia, afirmó que sólo cuenta con las seis líneas que envió como respuesta a la petición que se le hizo desde el martes pasado. Esa solicitud y las críticas en redes sociales de diferentes usuarios provocaron que la dependencia llevara a cabo la clausura el miércoles pasado por la mañana.

El edificio de República de Cuba 96 está incluido en el Catálogo de Bienes Inmuebles Históricos del propio INAH con la ficha 0994; ahí se determina que se trata de una construcción erigida entre los siglos XVII y XVIII que comúnmente se ha conocido como Portal de los Evangelistas, pues bajo sus arcadas se instalaron escritorios públicos “que aún están en servicio” (1988).

La ficha de catalogación agrega que “aunque agrupa inmuebles independientes, constituye una unidad arquitectónica, tiene modificaciones interiores, pero en general conserva su partido arquitectónico. Las esquinas están rematadas por nichos con imagen de piedra labrada”.

De acuerdo con el mismo documento, la historia del Portal de Santo Domingo se remonta a 1526 cuando los dominicos llegaron a la Nueva España y les fue concedido por cédula real el lado norte de la actual plaza para fundar su convento. Ocupados los costados, la plaza quedó para “funciones de la iglesia”, mientras que las casas con sus portales debieron haberse construido desde el siglo XVII y fueron rehechas en el XVIII. En uno de los arcos del portal del lado sur del inmueble, justo donde se ha construido, “destaca la fecha 1685 grabada”.

A los portales se les conoció como los de la “Natividad” o del “Coliseo Viejo” y en ellos se instalaron poco después de la Independencia los evangelistas, “discretos escribientes que prestaban sus servicios al público”.

La cronista Ángeles González Gamio consideró: “Es gravísimo porque seguramente con eso se afecta la estructura del edificio, se está poniendo un peso adicional, estructuralmente es grave; aparte se rompe con la armonía urbana, esa es una de las cosas que han pasado terriblemente en el Centro Histórico”.

Comentarios

Lo que pasa en la red