En Stonehenge también hay monolitos debajo de la tierra

En el sitio arqueológico de Inglaterra, investigadores descubrieron 15 bloques de piedra debajo del místico monumento megalítico

COMPARTIR 
27/08/2014 16:59 Notimex
 El misterio que rodea al sitio arqueológico de Stonehenge, en el sur de Inglaterra, se profundizó -literalmente-, ya que investigadores hallaron 15 bloques de piedra debajo del monumento megalítico
El misterio que rodea al sitio arqueológico de Stonehenge, en el sur de Inglaterra, se profundizó -literalmente-, ya que investigadores hallaron 15 bloques de piedra debajo del monumento megalítico

LONDRES, 27 de agosto.- El misterio que rodea al sitio arqueológico de Stonehenge, en el sur de Inglaterra, se profundizó -literalmente-, ya que investigadores hallaron 15 bloques de piedra debajo del monumento megalítico y sus alrededores.

Stonehenge es una de las reliquias más enigmáticas del mundo antiguo, pero hay mucho más de lo que parece justo debajo de las piedras metamórficas distribuidas en las cuatro circunferencias concéntricas que conocemos, revelaron científicos británicos y austriacos.

En el área que rodea a las enormes piedras verticales, que datan de finales del periodo neolítico, se encuentran enterrados al menos 15 bloques de piedra cuya existencia era desconocida hasta ahora, reveló un estudio del Instituto Arqueológico Ludwing Boltzmann de Viena.

Los investigadores trabajaron por cuatro años en el denominado “Proyecto de Paisajes Ocultos de Stonehenge” para crear un mapa muy detallado del subsuelo de toda la zona, con una variedad de técnicas, como radar de penetración de tierra y escaneo láser 3D.

Según un comunicado del Instituto Ludwig Boltzmann para la Prospección Arqueológica y Arqueología Virtual, uno de los socios en el estudio, esas tecnologías se caracterizan por ser mucho menos destructivas que los tradicionales, basadas en excavación exploratoria.

En el mapa se encuentran todos los monumentos recientemente identificados, como un antiguo canal que divide un monumento este-oeste conocido como “Cursus”, indicó el profesor Vince Gaffney, arqueólogo de la Universidad de Birmingham, Inglaterra.

Gaffney, principal investigador del proyecto, explicó que el “Cursus” se alinea con la salida del sol en los equinoccios de primavera y otoño, y el canal descubierto podría haber sido un medio para quienes se dirigían ceremonialmente hacia el centro de Stonehenge.

Aún se desconoce con precisión el propósito del “Cursus”, pero los científicos sugieren que sirvieron como ruta procesional justamente por su alineamiento astronómico.

Sin embargo, el canal y los otros monumentos recién descubiertos han transformado “absolutamente” lo que arqueólogos consideran de la zona, sostuvo Gaggney y reconoció que antes “hasta que se cavaban agujeros, se sabía lo que había”.

Gracias a las técnicas aplicadas, los científicos hicieron grandes avances en la descodificación de los misterios de Stonehenge, un anillo de piedras de cuatro mil años de antigüedad, ubicadas en Wiltshire, en el sur de Inglaterra.

Este es uno de los paisajes más importantes, y probablemente el más estudiado en el mundo, pero la zona ha cambiado totalmente con este estudio”, afirmó Gaffney.

Los 15 monumentos subterráneos, localizados en una superficie de cuatro kilómetros cuadrados, indican que el sitio no era un lugar aislado sino visitado, pero sólo en ocasiones especiales.

Las muchas interrogantes entorno al monumento megalítico encontrarán su respuesta “bajo tierra” el próximo día 9 de septiembre, cuando serán dadas a conocer las conclusiones del estudio.

Comentarios

Lo que pasa en la red