Excélsior en la Historia: Ray Bradbury cumpliría 94 años

Conoce cinco de las obras más destacadas del maestro de ciencia ficción que nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, Illinois

COMPARTIR 
22/08/2014 12:16 Redacción
Bradbury se consolidó como escritor en 1950 con su libro
Bradbury se consolidó como escritor en 1950 con su libro "Crónicas marcianas", en el cual describe los primeros intentos humanos por llegar al planeta Marte. Foto: Especial
CIUDAD DE MÉXICO, 22 de agosto.- El genio de la literatura de ciencia ficción, Ray Bradbury cumpliría 94 años este viernes.
Bradbury fue un ávido lector en su juventud además de un escritor aficionado. 
 
El novelista, cuentista, poeta, ensayista, dramaturgo, guionista de cine y locutor de televisión, quien a través de su obra adelantó la realidad virtual y las pantallas planas, nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, Illinois.
 
Bradbury fue un ávido lector en su juventud además de un escritor aficionado. Se graduó de Los Ángeles High School en 1938, pero no pudo asistir a la universidad por razones económicas, por lo que su formación fue autodidacta, dedicando la mayor parte de su tiempo en la biblioteca.
 
Para ganarse la vida, comenzó a vender periódicos de 1938 a 1942. Sus trabajos iniciales los vendió a revistas a comienzos de 1940.
 
Finalmente, se estableció en California donde continuó su producción hasta su deceso.
 
Entre sus colaboraciones como guionista en numerosas películas destaca su trabajo con John Huston en la adaptación de Moby Dick para la película realizada en 1956.
 
Bradbury falleció el 5 de junio del 2012 a los 91 años, con el deseo de ser recordado como "un tipo que amó completamente la vida".
Para recordar su legado, te recomendamos cinco de sus obras literarias que marcaron a generaciones enteras.
 

Crónicas marcianas (1950)

Una colección de relatos que reúne la crónica de la colonización de Marte por parte de la humanidad que abandona la Tierra en sucesivas oleadas de cohetes y sueña con recrear en el Planeta rojo una civilización de hotdogs, cómodos sofás y limonada en el porche al atardecer. Pero los colonos también traen en su equipaje las enfermedades que diezmarán a los marcianos y mostrarán muy poco respeto por una cultura planetaria, misteriosa y fascinante, que éstos intentarán proteger ante la rapacidad de los terrícolas. Escritas en la década de 1940 y situadas en el lejano futuro que comienza en 1999, estas historias permitieron al autor sumergirse en los misterios del alma humana.
 

El hombre ilustrado (1951)

Son historias entrelazadas, donde el narrador anónimo conoce a "El Hombre Ilustrado", un personaje que tiene el cuerpo completamente cubierto de tatuajes. Sin embargo, lo más inquietante es que las ilustraciones están vivas y cada una de ellas empieza a desarrollar su propia historia.  Cada uno de los dieciocho relatos que componen esta colección es una muestra de la maestría narrativa de Bradbury, que mantiene su vigor y no ha perdido su actualidad desde que fueron publicados por primera vez.
 

Fahrenheit 451 (1953)

Bradbury cuenta la historia de Guy Montag, un bombero cuyo trabajo es quemar libros que están prohibidos, porque son causa de discordia y sufrimiento. Un sabueso mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. Esta novela muestra una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo.
 

Columna de fuego (1975)

El pánico, el terror y la tristeza, pero también la excitación y la belleza, que experimenta un grupo de hombres arrojados al espacio por una explosión fortuita. Solos, embutidos cada uno en su escafandra, exprimen el sentido de la vida en un viaje sin retorno hacia el espacio profundo. ¿Cómo puede aparecer un dinosaurio varado en la playa si no es por el canto de las sirenas?
 

Ahora y siempre (2009)

Incluye dos novelas cortas, "En algún lugar toca una banda..." y "Leviatán 99". En el primero, el autor mezcla elementos autobiográficos de su niñez en Tucson. Mientras que el segundo es una versión libre y ligera del clásico "Moby-Dick" de Melville, novela que Bradbury adaptó a la pantalla grande.
 
kgb

Relacionadas

Comentarios