Documentan vida íntima de creadores mexicanos

Postales, telegramas, audios y otros materiales dan cuenta de la relación amorosa e incluso de los padecimientos que tuvieron artistas como Diego Rivera, Frida Kahlo y Francisco Goitia, entre otros

COMPARTIR 
20/08/2014 00:21 Luis Carlos Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de agosto.- Mientras María Félix se encontraba en París, Diego Rivera le informaba por telegrama que su estado de salud había mejorado y le declaraba su amor: “también te extraño mucho, te adoro, vivo sólo para verte. Otra vez dime cuándo iré por ti. Diego”.

Aquel tipo de correspondencia se estableció de manera frecuente entre el muralista y las diferentes mujeres que tuvo a su alrededor, aun cuando Frida Kahlo ya era su esposa.

La pintora, sin embargo, no era indiferente a sus amoríos a pesar de que entre ambos existía un acuerdo para establecer otras relaciones sentimentales:

“En algunas cartas, Frida Kahlo se refiere a mujeres y amigas de Rivera en donde no habla en buenos términos; hay un lenguaje fuerte para referirse a las mujeres que habían tenido una relación amorosa con Diego; se nota que hubo un amor muy real, muy serio, pero también aceptaban entre ellos que hubiera relaciones con otras personas de una manera muy abierta, estamos hablando de relaciones de avanzada”, dice Eduardo Espinosa, investigador del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Aquellos documentos que dan cuenta de la relación amorosa, política, laboral e incluso de los padecimientos físicos que tuvieron artistas como Diego Rivera, Frida Kahlo, Javier Fernández Ledesma, Isabel Villaseñor, Francisco Goitia y Enrique Ugarte, forman parte de la exposición Correspondencias... Archivos y fondos del Cenidiap, que se exhibe desde hoy en la galería La Esmeralda, de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda.

Se trata de 200 piezas que se asoman a la intimidad de los artistas mexicanos. Las cartas personales, telegramas, manuscritos, postales, documentos oficiales y administrativos, fotografías y archivos de audio y cortometrajes que en su mayoría se han conservado inéditos como parte del acervo del Cenidiap, “abarcan un periodo que va de 1890 a 1983 y por la diversidad de temas nos permiten ofrecer diferentes puntos de vista de los artistas”, dice Espinosa.

La exposición comenzó a organizarse hace seis meses y formaría parte de los festejos del 20 aniversario del Centro Nacional de las Artes (Cenart), pero “se planeó con relativa premura y hubo cambios imprevistos”. De cualquier forma, la muestra quedó planteada en cuatro núcleos temáticos que incluyen Poder y política; Formación y trabajo; Amor y amistad y Enfermedad y muerte. “El objetivo principal es sobre todo mostrar una parte de la gran riqueza documental que conserva el Cenidiap, documentación que se tiene prácticamente desde el inicio del INBA (en 1946)”, señala.

Los documentos permiten acercarse a los artistas desde otras aristas comúnmente poco atendidas: “con los cuatro temas que planeamos trabajamos la documentación de una manera que pudiéramos mostrar diversos rostros de los artistas a través de la documentación personal y oficial que contienen los archivos”. En suma, dice, se trata de bajarlos del pedestal y observarlos como cualquier ser humano: “los documentos nos recuerdan que los artistas son personas de carne y hueso con padecimientos, con angustias que finalmente los llevaron a la muerte”.

Cartas conmovedoras

Las cartas de Diego Rivera por ejemplo, no dejan lugar a dudas. “Son conmovedoras”, dice Espinosa. En varias de ellas, el muralista habla con sus amigos en México y el extranjero de su estado de salud, “están preocupados por las noticias que se publican sobre su salud, él responde y comienza a hacer una descripción de su estado de salud. Lo que llama la atención es que en ninguna de esas cartas, con todo y que está hablando del cáncer que finalmente acabó con su vida, no se notan dejos de tristeza, ni nada”.

De Gabriel Fernández Ledesma hay cartas que establece con su esposa Isabel Villaseñor, en donde ella le recomienda que se cuide, que no deje de tomar los alimentos. También de Rivera se exhiben documentos como los estudios de laboratorio a que fue sometido, “estamos hablando de que son documentos de una semana antes de que muriera, en donde se dan los resultados de los análisis”.

Para Espinosa, la muestra habla del talante de los artistas, en un telegrama por ejemplo Diego reclama “de tú a tú” al recién llegado presidente Lázaro Cárdenas la destrucción de un mural de Juan O’Gorman en el antiguo aeropuerto del DF: “Esa era la actitud de los artistas de este tiempo, no se detenían y siempre estaban en la defensa de su credo estético, político; de esa dimensión estamos hablando”.

 

La voz de Diego

La exposición de la galería La Esmeralda también permitirá a los visitantes conocer la voz de Diego Rivera. En el recorrido se escuchará la grabación en LP de una conversación que el muralista sostuvo con su hija Ruth Rivera en 1956, donde le expone sus ideas sobre la función del arte.

“Todo mundo hablamos de Diego, pero pocos han tenido la oportunidad de conocer su voz, es una grabación muy interesante porque da cuenta de su pensamiento político; concretamente sobre la función social del arte. Esta entrevista pensamos que se debió haber hecho casi al final de su vida, la edición en formato de disco LP se publicó a un año de su muerte”, explica Eduardo Espinosa.

A la par se podrán ver dos cortometrajes; el primero de 1952 bajo la dirección de Francisco del Villar y producido por Bonos del Ahorro Nacional. “Es de cuando Rivera estaba en plena actividad artística, no tiene su voz, hay una voz en off de Manuel Bernal, pero podremos apreciar momentos en donde se le ve en su estudio o bien pintando o dirigiendo a ayudantes en algunos de sus murales como el Teatro de los Insurgentes, el Hospital de la Raza y el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria”. El segundo cortometraje es sobre Frida Kahlo y fue realizado por Marcela Fernández Violante en 1972 como tesis para obtener el título como directora de cine.

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red