Camerata del Desierto y Laura Schroeder unen la música y el arte sonoro en nuevo disco

El director Vicente Barrientos dice que es posible hacer una pieza con cualquier arte o evento natural o físico

COMPARTIR 
18/08/2014 03:14 Juan Carlos Talavera
El disco fue grabado por la Camerata del Desierto. Foto: Cortesía Vicente Barrientos

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de agosto.- Para el director Vicente Barrientos Yépez ha llegado un momento en que la creación de música tradicional es insuficiente. Por esa razón toma elementos de la física, la matemática y la tecnología para crear obras sonoras a partir de pinturas y de elementos de la naturaleza, como la galaxia Vía Láctea y el desierto.

Esos experimentos cobran forma en Creationem, disco en el que la Camerata del Desierto y la soprano Laura Schroeder recrean piezas que fusionan música clásica, arte sonoro y elementos electroacústicos.

“Béla Bartók dijo que la composición no podía enseñarse porque es algo que no se tiene y se va desarrollando. Así que Creación, o Creationem en latín, es una manera de explicar cómo funciona el cerebro al momento de crear algo diferente a las notas de las partituras”, comenta a Excélsior Barrientos Yépez, mexicano que  ha dirigido conjuntos en Alemania y Argentina.

La primera pregunta que surgió fue cómo hacer que el cerebro tuviera más imaginación, detalla el director de orquesta. “A partir de ahí empecé a indagar más sobre el funcionamiento del cerebro, la psicología de la música y la psicoacústica”.

Es nueva música en el lenguaje contemporáneo, pero también nueva música de mi lenguaje personal, abundó, por lo que fue necesario indagar en la creación musical y en el funcionamiento del cerebro para crear ideas u obtener ideas musicales.

“Nos enseñan que el arte más cercano a la música son las letras; sin embargo, creo que cualquier arte, evento natural o físicos es posible convertirlo a música gracias a la tecnología”, explica.

¿Es posible transformar la naturaleza en música?, se le pregunta. “Cualquier evento, como el día y la noche, la duración de las horas o el sonido del motor de un automóvil podemos cuantizarlo y hacer la analogía. Gracias a la tecnología es posible”.

Y, como decía, todo llegó a partir de la observación en el momento que la partitura tradicional ya no era suficiente para expresar lo que mi cerebro pensaba. Por ejemplo, puedo tener la idea de una explosión, pero es difícil recrearla, expresa.

“Lo difícil es saber qué notas están sonando y qué instrumentos las van a interpretar, para dar ese efecto que escucho en mi cerebro”, agrega.

Por ello, añade, la nueva música orquestal mexicana es una ruptura de lo que hacía anteriormente, sobre todo porque la mayoría de las piezas musicales están creadas a partir de la transcripción de eventos naturales y objetos tridimensionales.

Hoy podemos transcribir cualquier evento gracias a la tecnología. “En el álbum, por ejemplo, transcribo pinturas al sistema UPIC, un sistema computarizado de composición musical. Y un ejemplo es la pieza Pater Noster, en la cual para probar este sistema de convertir imágenes a música tomé la pintura de El cristo crucificado de Diego Velázquez.

El compositor también tomó el ayate donde se encuentra la Virgen de Guadalupe. “Tomé la imagen, la hice en tercera dimensión y así extraje los datos de las coordenadas”, detalla.

¿Cómo lo hace? “Cualquier objeto que yo tenga a la vista puede ser escaneado, llevado a una computadora, sacar sus medidas, las cuales puedo transcribir a duración de notas o intensidades”.

Para lograrlo, Barrientos Yépez estudió en París el lenguaje denominado  Lisp, el cual le permitió crear su propio modelo de composición, denominado Symbolic Composer.

El álbum incluye la pieza Electronic circuit No. 1, realizada a partir del circuito electrónico de una tarjeta de audio de computadora, y de la transcripción del diagrama, las resistencias, los diodos y transistores de una placa de entrada y salida de audio.

Y Creación  es la obra de mayor tamaño, la cual está basada en la Vía Láctea, el desierto y la Tierra, es decir, mediante los contornos de imágenes naturales que pueden ser convertidos a música. “Es seguir lo que decían los grandes maestros: continuar con el pensamiento de la función del creador en la sociedad y así generar la conciencia”.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red