Rius celebra sus 80 años con libro, mañanitas y pastel

El caricaturista, editor e historietista mexicano Eduardo del Río señaló que no le agradan los homenajes, porque “Sólo sirven para inflar más al ego”

COMPARTIR 
28/06/2014 18:45 Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de junio.- El caricaturista, editor e historietista mexicano Eduardo del Río, Rius (Michoacán, 20 de junio de 1934) aseguró que a lo largo de 60 años de labor profesional ha intentado hacer que la gente entre en uso de razón; “he hecho toda la lucha que he podido para salvar al país”, anotó.

80 años de vida cumplió Eduardo del Río, Rius, de los cuales informó que ha trabajado 60 años

Entrevistado minutos antes de que celebrara esta tarde, en el Museo de la Ciudad de México, su cumpleaños número 80 con la presentación de su más reciente libro, “Mis confusiones”, el escritor dijo a Notimex que de 80 años de vida ha trabajado 60 “en el intento de hacer conciencia en la población nacional”.

Con su consumado humor, su inconfundible cara de ateo y sus palabras precisas siempre a flor de labio, Rius apuntó con tono solemne:

“No estoy acostumbrado a llegar a los 80. Es la primera vez que lo hago y prometo a todos los suscriptores de Notimex que no lo vuelvo a hacer”, declaratoria a la que siguió una sonrisa.

Con un mohín de tímida pena que cobijó a su inevitable sentimiento de disgusto, Rius señaló que no le agradan los homenajes, las celebraciones, las lisonjas, ni nada que se le parezca. “Hace unos días acabo de rechazar un tercer Doctorado Honoris Causa porque ¿para qué lo quiero? Sólo sirve para inflar más al ego”.

Se definió como “un autor que siempre ha vivido del trabajo”, y reconoció que se ha beneficiado tanto de las casas editoriales como esas empresas de su trabajo intelectual. Luego rectificó: “No… las editoriales se han beneficiado mucho más que yo, pero al fin y al cabo, esa es su labor, son parte del imperialismo”, señaló.

Vino la confesión de las ocho décadas: “Mucha gente me pregunta sobre cómo he hecho, en 60 años, tantos cartones, historietas, libros y revistas. Yo respondo que como no hay una musa del humor o una musa de los caricaturistas, tuve que hacer un pacto con el Diablo, para que él me aconsejara sobre cómo poder hacerlo”.

Sin embargo, dejó ver que Dios se dio cuenta de ese contrato, “porque Dios sí existe”, según pudo comprobar el mismo entrevistado. “Él me hizo un encargo, que con los dotes que me dio el Diablo volviera ateas a todas las personas. Y esa ha sido mi obra, también hacerlas vegetarianas, rojillas y otras cosas que soy yo”.

En las últimas fechas, añadió, “he intentado convencer a los lectores de que debemos recuperar a los maestros, el único factor de cohesión social y de cambio en el país. Debemos entender, junto con ellos, que su sitio está en las aulas, no en las calles de la Ciudad de México ni de ninguna otra parte”.

Antes de la una de la tarde, hora señalada para que iniciara la presentación y la fiesta sorpresa para Rius, las 400 sillas colocadas en el patio ya estaban ocupadas. Muchas personas más permanecieron de pie. Inició la presentación con las glosas del editor de Rius, Ariel Rosales, y de la actriz Jesusa Rodríguez, sus amistades.

Tras los discursos, los asistentes le cantaron las “Mañanitas” y él correspondió con una firma de libros. Luego vino el pastel, inmenso, con artilugios multicolores, que todos los asistentes compartieron al grito emocionado de “¡Viva Rius!”, porras y otras manifestaciones que por cierto al autor no hicieron tanta gracia.

 

mca

Comentarios

Lo que pasa en la red