Imágenes del coleccionista Franz Mayer

El filántropo y empresario fue un fotógrafo aficionado experimental que capturó paisajes, arquitectura colonial y zonas arqueológicas de Amecameca, Cholula, Oaxaca, Pátzcuaro, Xochimilco, las cuales son reunidas en una muestra monográfica

COMPARTIR 
29/05/2014 05:59 Juan Carlos Talavera

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo.- Por primera vez en dos décadas se exhibe la faceta casi desconocida de Franz Mayer como fotógrafo. Esto será en la exposición Coleccionista de imágenes. Franz Mayer fotógrafo, que se inaugura hoy en el Museo Franz Mayer, que incluye imágenes captadas por el coleccionista, filántropo y empresario, de paisajes, arquitectura colonial y zonas arqueológicas de Amecameca, Cholula, Oaxaca, Pátzcuaro, Xochimilco.

La muestra presenta 66 fotografías donde predomina el blanco y negro, acompañadas de 30 objetos entre postales, álbumes y una decena de linternillas intervenidas, que se exhiben por primera vez, las cuales son una especie de diapositivas de gran formato que permitían proyectar la imagen con una linterna especial, comentó en entrevista Héctor Rivero Borell, director del Museo Franz Mayer, que permanecerá abierta al público hasta el 24 de agosto.

“Franz Mayer se consideraba un fotógrafo aficionado. Así que no sólo formó una colección y tuvo éxito en los negocios o fue uno de los fundadores de la  Asociación Mexicana de Orquideología, sino que ahora lo descubrimos aquí como fotógrafo”, añadió.

¿Cuál es el valor de estas imágenes? “No son imágenes de un fotógrafo dominguero que un día salió con su cámara; en estas fotografías se aprecia una búsqueda y un gran compromiso al momento de realizar las tomas porque, nos dicen los expertos, seguramente Mayer se exploraba las posibilidades de la luz, el contraste y buscaba los mejores encuadres”.

“Y aunque no era un Manuel Álvarez Bravo ni un Paul Strand o Hugo Brehme, sí es un personaje que valdría la pena revisar. Estoy seguro que algún día se le hará justicia como fotógrafo porque a simple vista podemos ver imágenes que son las de un profesional”, añadió.

En su opinión, Mayer fue un fotógrafo que se hizo a sí mismo, un autodidacta que sabía lo que hacía, que muy probablemente se inspiró en fotógrafos como Max Décharné o Guillermo Kahlo. “Incluso en algunas imágenes podemos apreciar una búsqueda en las posibilidades del encuadre, los ángulos y el efecto logrado”.

Aunque también está la otra faceta, la del fotógrafo que experimentó al momento de imprimir sus fotografías, al utilizar papeles especiales, algunos creados en laboratorios, pues él no se limitaba a comprar cualquier papel fotográfico en una tienda. “Incluso, hoy sabemos que en su casa tuvo un cuarto oscuro, lo cual habla de que esto era mucho más que un simple pasatiempo”.

¿Qué se busca destacar con esta exposición? “Mostrar su fascinación por el paisaje de México, su arquitectura y el mundo prehispánico. Todo eso lo congeló en sus imágenes y finalmente hoy, después de revisar el acervo –conformado por más de 18 mil 600 objetos y fotografías– hacemos una revisión para mostrar al Franz Mayer que se enamoró de México, con sus recorridos por exconventos, pueblos y mercados populares”.

Aunque también es posible apreciar al México inexistente, con esas imágenes históricas, como las del Acueducto de los Remedios que antes era un parque nacional y hoy casi todo es urbe, concluye.

Aficionado experimental

Por su parte, Tania Vargas Díaz, encargada de Acervos Documentales, precisó que la producción más prolífica de Franz Mayer como fotógrafo sucedió entre 1920 y 1940, utilizando tres cámaras distintas: una Leika, una Rolleiflex y otra Linhof.

Además, explicó que los principales temas que abordó Franz Mayer en su fotografía son tres: el paisaje arqueológico, la arquitectura y los retratos de época. “Así que en esta muestra encontrarán los distintos géneros que desarrolló el coleccionista, desde los retratos y las escenas costumbristas, hasta la arquitectura y el paisaje”.

¿Qué tipo de fotógrafo fue Franz Mayer? “Un fotógrafo aficionado que se involucró con la producción fotográfica de su tiempo. Y lo que aporta esta exposición es un pequeño recorrido por la memoria de México, que nos lleva a conocer esos lugares visitados por turistas y viajeros. Aunque también nos permite observar esas construcciones que están en el pasado pero que de cierta forma nos acercan al presente”.

¿Por qué se dice que Franz Mayer experimentó con distintos materiales? “Porque llegó a utilizar papel japonés para imprimir sus fotos, impresiones de plata gelatina con bromuro y otras sales; utilizó la técnica del fotograbado, produjo vistas estereoscópicas, negativos sobre placas de cristal y aplicó el coloreado con acuarela, sin olvidar las linternas que también son una forma de experimentación”.

Por último, detalló que más allá de la muestra que se exhibe, el resto de las fotografías de Mayer recorren otros países, como Bolivia, Egipto, China, Cuba y Perú, utilizando las mismas temáticas.

Celebran cuatro décadas

El Museo Franz Mayer rehabilitará un nuevo Centro de Estudios de Arte Popular, esto con miras a celebrar los 40 años del fallecimiento del coleccionista y filántropo de origen alemán. Así lo dijo Héctor Rivero Borell, quien detalló que otras áreas del museo que una época fueron oficinas, se convertirán en nuevas salas de exhibición.

“Y también renovaremos nuestras salas permanentes, utilizando un recurso aportado por la Cámara de Diputados, pues la idea es que en la exposición permanente también se hable de diseño, no sólo contemporáneo, sino de los objetos creados en los siglos XVII y XVIII realizando una revisión de los objetos que fueron diseñados para satisfacer distintas necesidades. Todo esto sin cerrar el museo”, añadió.

¿Dónde y cuándo?

La exposición Coleccionista de imágenes. Franz Mayer fotógrafo se exhibe del 29 de mayo al 24 de agosto en el Museo Franz Mayer, ubicado en Hidalgo 45, Centro Histórico.  $25.00.

Relacionadas

Comentarios