Homenaje en el MUAC: negocian costo del mural de Manuel Felguérez

La UNAM, informó María Teresa Uriarte, platica con los dueños del cine Diana, para el cual se hizo la obra en 1962, con el fin de acordar el monto de compra

COMPARTIR 
22/05/2014 04:23 Sonia Ávila
El Mural de Hierro es una de las piezas claves de la exposición Desafío a la estabilidad. Procesos artísticos 1952-1967.
El Mural de Hierro es una de las piezas claves de la exposición Desafío a la estabilidad. Procesos artísticos 1952-1967.

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de mayo.- “Como dicen en México, no hay nada más definitivo que lo temporal, entonces yo veo muy difícil que lo muevan de aquí”, señaló tajante María Teresa Uriarte, coordinadora de Difusión Cultural de la UNAM, al responder sobre la posibilidad de adquirir el Mural de Hierro, de Manuel Felguérez, que actualmente se exhibe en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC).

Durante la entrega del Reconocimiento Universitario al artista plástico, perteneciente a la generación de la Ruptura, Uriarte dijo que la Universidad negocia con los dueños del cine Diana, para el cual Felguérez hizo el mural en 1962, con el fin de acordar el monto de compra.

“Estamos en una negociación. Lo que tenemos que hacer es reajustar el presupuesto, porque hay que dejar claro que no somos un corporativo, no somos un banco; somos una universidad pública y estamos haciendo el mayor esfuerzo. Pero yo creo que no se va”, agregó.

Al respecto, el pintor zacatecano confesó que desde hace años él y su esposa Mercedes trataron de rescatar el mural, luego de que la pieza perdiera su visión al cubrirse con la construcción de pequeñas salas de cines y dulcerías en el vestíbulo.

Por lo anterior, el también escultor consideró que el mayor reconocimiento que la UNAM puede hacerle, más allá de medallas, es el rescate de la obra de más de 30 metros de largo que construyó con chatarra de metal de una fábrica de Ecatepec, mural con el cual rompió la escuela tradicional de muralismo en la década de los 60, y propuso nuevas soluciones al arte público.

“Es una satisfacción tremenda que de repente la Universidad Nacional se interesara en el mural y convenciera a la familia de que se prestara la obra para una exposición. Meche y yo teníamos años peleando por sacarlo del cine; la razón es muy sencilla: después de sus años de esplendor fue perdiendo vigencia”, comentó quien participó en el traslado del mural del cine Diana al MUAC.

El Mural de Hierro es una de las piezas claves de la exposición Desafío a la estabilidad. Procesos artísticos 1952-1967, en el MUAC, la cual hace un recorrido por las expresiones estéticas que rompieron con la tradición plástica, más allá de la pintura.

Felguérez produjo el mural para la inauguración del cine, y se presentó con un performance de Alejandro Jodorowsky. El artista recuerda que en su momento provocó desde sorpresa hasta envidia y coraje, y el hecho de que 54 años después la obra genere expectación en el público, siginifica su vigencia en el arte mexicano.

“El arte existe gracias a que tiene cualidades de dialéctica, de estar de acuerdo a su sociedad, esto es un acto rarísimo. Por eso siento que es ciencia ficción, porque el mural hace 54 años tuvo un efecto con una sociedad, y tuvo emociones, y tantos años después veo que todavía es vigente, que todavía tiene telacion estética con la gente”, dijo.

Por esta capacidad de hacer de su arte un medio de expresión perdurable y por sus aportes a la producción e investigación de la plástica en México, se le otorgó el Reconocimiento Universitario a Felguérez, un premio que se entrega desde hace más de diez años a académicos, investigadores, escritores y artistas.

Además de Uriarte, en el homenaje, que se realizó en el museo, participaron Teresa del Conde, crítica de arte; Ignacio Salazar, pintor y profesor universitario; Francisco Castro Leñero, pintor, y Graciela de la Torre, titular de Artes Visuales de la UNAM.

Entre los invitados especiales estuvo presente el gobernador de Morelos, Graco Ramírez; Guillermo Soberón, exrector de la UNAM; los artistas Vicente Rojo y Jan Hendrix, y la escritora Bárbara Jacobs.

“Venimos a manifestante afecto y gratitud por ser de una generación, como dijo Octavio Paz, que se propuso dar movimiento nuevo a las cosas por un mecanismo de  la lógica”, expresó Del Conde, quien coincidió con los ponentes en que Felguérez se convirtió en un guía para las generaciones de artistas que le siguieron.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red