Dos décadas de retrato; pasión por el glamour

El fotógrafo estadunidense Christophe von Hohenberg inmortalizó a escritores, pintores, modelos, galeristas y diseñadores que vivieron en el Nueva York de los años 70 y 80; imágenes que Trilce Ediciones captura en un libro que evidencia la energía y la magia de la urbe sin límites

COMPARTIR 
09/05/2014 05:19 Luis Carlos Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo.- Nueva York, escribió Gay Talese, “es una ciudad para los excéntricos y una fuente de datos curiosos”. Habría que imaginarla en plena década de los 70 convertida en la meca del arte, plagada de dealers de arte ansiosos de dar un golpe de suerte, atiborrada de salones en los que se armaban largas fiestas llenas de glamour, a las que asistían los más afamados diseñadores.

Esa ciudad “de cosas inadvertidas”, a la que todo el mundo volteaba, donde la creatividad, el arte y la noche se apropiaban de sus avenidas para construirle un espíritu, era también vigilada. Decenas de fotógrafos salían a las calles en busca de una imagen. Sólo algunos la lograban y muy pocos tenían el privilegio de estar en el lugar donde los protagonistas de sus historias se reunían.

“Los 70 y 80 en Nueva York fueron años fabulosos. Yo pensé que había muerto e ido al cielo. Había una energía fantástica y excitación en la ciudad. En la parte alta, en el centro, en el mundo del arte, en los clubs nocturnos. Christophe von Hohenberg lo vio todo y capturó la belleza de ese Otro Planeta”, dice el editor Morgan Entrekin. 

Christophe von Hohenberg, un retratista y fotógrafo egresado de la Universidad Schiller de París, conoció aquella dinámica metrópoli y a todos sus actores. Modelos, galeristas, artistas, poetas, diseñadores, actrices porno y drag queens pasaron ante sus ojos y su lente.

Trilce Ediciones reúne algunos de los retratos que el fotógrafo captó durante dos décadas en el libro Another Planet. New York Portraits 1976-1996 que será presentado el próximo 15 de mayo en la ciudad estadunidense.

Una risa maliciosa se dibuja en el rostro del dealer de arte Irving Blum, mientras posa para la cámara de Von Hohenberg frente a una pared tapizada con cuadros de las famosas latas de sopa de Andy Warhol; en otra imagen, aparecen juntos los poetas beatniks Gregory Corso y Allen Ginsberg; al pintor neoyorquino Charles Clough corresponde una serie de imágenes chuscas, en las que el propio artista juega frente a la cámara.

La lista continúa: también posaron para Von Hohenberg los artistas John Coplans, Larry Rivers, Peter Nadin y James Nares; los dealers y coleccionistas de arte Daniel Wolf, Leo Castelli, Charles Byron y Holly Salomon; el fotógrafo Helmut Newton, los diseñadores Carolina Herrera y Michael Kors o Patricia Gucci (esposa de Maurizio Gucci); el cómico Paul Reubens, la cantante Carly Simon, la actriz Sylvia Miles, el cineasta Win Wenders o el millonario John Paulson.

El libro reúne además anécdotas de algunos protagonistas de esos años, de los recurrentes encuentros que tuvieron con el fotógrafo, a quien se le veía en todas partes: desde el funeral de Warhol hasta las pistas de baile de Studio 54 y las pasarelas de moda.

El prefacio ha sido escrito por el  crítico Jay McInerney e incluye historias de los escritores y periodistas Bob Colacello, Candace Bushnell, Rudolf y Anthony Haden-Guest.

En conjunto, las imágenes del fotógrafo -que también tuvo la suerte de registrar la ceremonia de recuerdo para Andy Warhol, celebrada unos días después de su muerte en 1987- se convierten en tributo de una época en una ciudad donde abundaban los gigantes de la moda, al arte y la alta sociedad conviviendo con drag queens, apostadores, prostitutas, estafadores o adictos en lugares legendarios como Studio 54, los cines de la calle 42 o los peep shows (espectáculos vistos a través de un pequeño agujero).

Christophe von Hohenberg no solo vivió esa época, sino que se encargó de documentarla. A lo largo de las dos décadas contenidas en el volumen, asistió con cámara en mano a exposiciones, fiestas, encuentros de artistas, rodajes en los que tuvo oportunidad de captar lo que veía. Se convirtió en un sabueso de la imagen que se fue posicionando hasta llegar a ser considerado uno de los fotógrafos más destacados de aquellos años.

Desde sus años de estudio, al fotógrafo le interesó el arte, la filosofía y la historia. Sus retratos de personalidades han aparecido en revistas como Vogue (de Estados Unidos, Francia y Alemania), Interview, Vanity Fair, Marie Claire, Rolling Stone (Alemania), New York Times Magazine y Hampton’s Magazine. Además, sus retratos se han expuesto en galerías de Nueva York, Salzburgo, Múnich, Berlín y Roma, y en dos ocasiones en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Su trabajo de 2006, publicado bajo el título Andy Warhol: The Day The Factory Died (aparecido 20 años después de la muerte del artista pop), obtuvo el Photo District News Photography Book Award y el AIGA Book Award en 2007.

Título:
Another Planet. New York Portraits 1976-1996

Autor:
Christophe von Hohenberg

Editorial:
Trilce Ediciones, México 2014, 320 pp.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red