Alistan fiesta de la danza global

El joven tapatío Isaac Hernández se presentará el programa Despertares, con una única función el próximo 9 de agosto en el Auditorio Nacional

COMPARTIR 
30/04/2014 05:08 Sonia Ávila

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril.- Luego de retomar la presentación de la gala Despertares en la Ciudad de México, que canceló el año pasado, Isaac Hernández (Guadalajara, 1990) tiene la propuesta del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA ) para participar en la programación de la Compañía Nacional de Danza (CND) como bailarín invitado.

Aun cuando la agenda del primer intérprete del Het Nationale Ballet de Holanda le impide participar este año, se proyecta que a partir de 2015 el artista de 24 años de edad —que hoy cumple— ofrezca al menos dos veces al año una gala especial en el Palacio de Bellas Artes, o participe en el repertorio de la Compañía.

Al anunciar el programa Despertares, que tendrá una única función en agosto próximo en el Auditorio Nacional, María Cristina García Cepeda, directora del INBA , dijo que están en pláticas para ajustar agendas, y asegurar la presencia de Hernández al menos hasta 2018.

Quiero decirles que hemos platicado con Isaac y no es nada más participar en esta ocasión con su presencia en el Auditorio Nacional sino tener un proyecto a largo plazo que hemos venido platicando desde el año pasado para tener de manera permanente la presencia de Isaac, que representa un estímulo para los jóvenes de nuestro país”, señaló.

Si bien todavía no se tiene una programación, sí se proyecta que el también Youth America Grand Prix de Nueva York ofrezca en el país espectáculos con el Ballet Nacional de Holanda, y además está la posibilidad de que participe en el Festival Internacional Cervantino, en sus próximas ediciones.

Este año las agendas no se congeniaron, pero lo que estamos trabajando es programar una agenda completa, tener diferentes actividades, galas, participación en el repertorio, y que podamos verlo interpretar un papel completo a partir del año que entra”, añadió Cuauhtémoc Nájera, coordinador de la CND.

Mientras tanto, el bailarín que inició sus estudios a los ocho años de edad se concentra en la gala Despertares, a la cual definió como una fiesta de danza clásica donde se reúne la estética de diez compañías internacionales, que jamás se han presentado en un mismo escenario.

Luego de que en 2013 se cancelara la función al no empatar las agendas de los bailarines con la fecha que ofreció el INBA , el artista preparó un programa nuevo con compañías como la Dutch National Ballet, el Ballet de San Francisco, la Paris Opera Ballet, la Royal Ballet de Gran  Bretaña, el New York City Ballet, entre otros.

Soy agradecido para lo que sucede, y en aquel momento se planteó la idea de cambiar la fecha del espectáculo, pero no fue posible por las agendas, y dejamos las cosas en un tono positivo al final de las pláticas para seguir con este proyecto, y que fuera un proyecto de más de un año, que nos alcanzara para 2018 y tener así una base más estable”, explicó el bailarín.

Despertares, continuó, es una especie de sensor de la danza mundial, pues compila la propuesta estética, el lenguaje corporal y el musical de más de una veintena de bailarines que, si no se reunieran en esta ocasión, el público tendría que viajar por una decena de países en diferentes fechas para ver sus obras.

El programa va desde la coreografía Romeo y Julieta, que interpreta Hernández con Jurgita Dronina, su pareja en el ballet de Holanda; Voices of Spring, a cargo de Joan Boada y María Kochetkova, ambos del San Francisco Ballet; Giselle, con Mathew Golding y Melissa Hamilton, del Royal Ballet de Londres; Misty Copeland, con la compañía American Ballet Theater, y 5 Tangos, un solo que realiza el propio Hernández.

Son piezas que en cierta medida han determinado el trayecto profesional de quien fuera becario del American Ballet Theatre: “Para mí es muy difícil hablar de una distinción especial cuando hablo de arte, porque creo que cada artista es especial; yo no veo sólo lo que se dice de los artistas, de los premios que han ganado o los títulos que tengan, sino que trato de ver y apreciar su arte por lo que es, y pensando de esa manera he hecho una selección para el programa”, comentó el joven talento.

A ello responde, por ejemplo, la obra Romeo y Julieta, que interpreta Hernández en la versión original del Ballet Nacional de Holanda; también el montaje de La Dama de las Camelias, que primero presentó en el Ballet de San Francisco donde conoció la “esencia” del baile clásico, e hizo mención especial de Le Corsaire, coreografía que interpretó su hermano Esteban Hernández en el San Francisco Ballet.

Son piezas que me han llevado a identificar sentimientos que nunca en mi vida creí experimentar, y me han hecho definitivamente más humano. Así que todas las piezas son especiales y ojalá la gente pueda compartir ese sentimiento. Es el arte intangible que nos marca por el resto de nuestra existencia”, detalló acerca de la gala cuya inversión es de un millón de pesos por parte del INBA , además de aportaciones de instituciones privadas.

En su clímax profesional

A pesar de que sus últimos diez cumpleaños los ha celebrado con trabajo y lejos de su familia, Hernández aseguró estar en el mejor momento de su vida profesional al tener la posibilidad de realizar lo que le proporciona alegría, y entonces a sus 24 años se autodefine como un “hada de la felicidad”.

Estamos aquí buscando siempre la respuesta a la pregunta de por qué nuestro ser, y yo la encontré en el ballet”, afirmó sin titubear, quien tiene un club de fans de al menos 500 integrantes a nivel nacional.

Luego de iniciar sus estudios con su papá, Héctor Hernández, el bailarín ganó a los 16 años la medalla de oro en la Internacional Ballet Competition de Jackson, en Estados Unidos, y el premio a la excelencia técnica de la Sociedad del Ballet Kirov de Rusia, entre otras distinciones.

Comentarios

Lo que pasa en la red