La mejor gimnasia mental es el ajedrez: Leontxo García

El escritor asegura que este juego no fue creado sólo para las “mentes brillantes”, sino para todo público, ya que incluso previene enfermedades

COMPARTIR 
07/04/2014 04:33 Juan Carlos Talavera
El ajedrez, asegura el español Leontxo García, es un gimnasio mental para que los niños desarrollen su inteligencia cognitiva y emocional, pero también una forma accesible para reducir enfermedades como el Alzheimer y la demencia senil
El ajedrez, asegura el español Leontxo García, es un gimnasio mental para que los niños desarrollen su inteligencia cognitiva y emocional, pero también una forma accesible para reducir enfermedades como el Alzheimer y la demencia senil

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.- El ajedrez es un gimnasio mental para que los niños desarrollen su inteligencia cognitiva y emocional, pero también una forma accesible para reducir enfermedades como el Alzheimer y la demencia senil, dice en entrevista el escritor y ajedrecista español Leontxo García, quien recientemente estuvo en México para presentar su libro Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas.

Además, comenta, ya está demostrado científicamente que el ajedrez mejora los resultados académicos de los niños en la resolución de problemas matemáticos y de comprensión lectora. “Lo que es más, el ajedrez goza de una imagen positiva porque está ligado a la inteligencia, pero al mismo tiempo se ha propiciado un tabú falso: pensar que sólo es para personas muy inteligentes o que es muy complicado”.

El ajedrez debería ser para todos, dice, porque está científicamente demostrado que “su práctica frecuente desarrolla la inteligencia, especialmente de los niños, y en el caso de los adultos les ayuda a tomar decisiones de una forma ordenada y lógica. El ajedrez es como la vida y en muchos sentidos también ayuda a retrasar el envejecimiento cerebral y por tanto prevenir o reducir enfermedades como el Alzheimer y la demencia senil”.

Dos enfermedades que justamente se han convertido en importantes para los gobiernos de todos los países desarrollados por una simple razón: que la esperanza de vida no ha dejado de aumentar.

“Cada vez vivimos más y eso es fantástico. Pero al mismo tiempo es un problema porque los gobiernos tienen que destinar enormes cantidades de dinero al cuidado de personas que no son autosuficientes, que no pueden valerse por sí mismas y que necesitan de otra persona que las cuide”, considera.

Y el que las personas alcancen su vejez en un buen estado mental y físico será una prioridad del Estado, añade, y para eso es necesario que todas las personas practiquen el ajedrez, porque es un gimnasio mental muy recomendable para cualquier persona de cualquier nivel de inteligencia, edad y clase social.

En el ajedrez sucede lo mismo que en las carreras. Por ejemplo, una persona es capaz de correr por la playa, en el campo o la calle por el simple hecho de estar saludable, pero sólo alguien superdotado genéticamente y entrenado podría correr la maratón.

“En el ajedrez sucede casi lo mismo, aunque no hace falta tener un estado de salud mínimo para disfrutarlo. Pero si lo que quieres es ser un gran maestro ya estamos hablando de otra cosa, eso requiere muchas horas de entrenamientos por años y probablemente también un componente genético”, precisa.

Sin embargo, en su opinión, tampoco se puede pensar en este deporte como el bálsamo milagroso que lo cura todo. “Aunque lo cierto es que no existe otra actividad que tenga tantas virtudes reunidas: su infraestructura es muy barata, tiene más de  mil 500 años de historia documentada, conexiones con el arte, la ciencia, es el único deporte que se adapta a internet y cuenta con 178 países afiliados a una federación internacional”.

¿Existe una edad límite para aprender a jugar ajedrez?, se le pregunta al también periodista e investigador. “Si hablamos de ser un gran maestro sí hay edad, se debe empezar antes de los diez años y luego estadísticamente a partir de los 40 años el rendimiento cae mucho porque la resistencia influye el sistema nervioso. Pero si hablamos del ajedrez como pasatiempo y como herramienta pedagógica, no hay edad”, explica.

¿Si es tan importante el ajedrez por qué no se imparte en todas las escuelas?, se le inquiere a Leontxo García. “Pienso lo contrario. El número de colegios que están introduciendo el ajedrez, incluso como asignatura obligatoria en muchos países del mundo no deja de crecer cada día, incluido México, por cierto. Destacaría el esfuerzo hecho por la Fundación John Langdon Down, en México, donde están utilizando con éxito el ajedrez”, concluye.

TÍTULO: Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas

AUTOR: Leontxo García

EDITORIAL: Crítica y Editorial Planeta España, México, 2013, 362 pp.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red