México y Europa, arte confrontado

La exposición 50 años, 50 artistas. Encuentros y paralelismos se realiza para conmemorar medio siglo de la casa de estudios

COMPARTIR 
28/03/2014 04:04 Sonia Ávila
Niñas en jardín, de Pierre Auguste Renoir.
Niñas en jardín, de Pierre Auguste Renoir.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de marzo.- La luz de la pincelada de los impresionistas, la gestualidad de los expresionistas, la figura fragmentada del cubismo, la estructura simétrica del art déco, los geometrismos de la Bauhaus y la libertad emocional del arte abstracto tienen sus correspondencias en los artistas mexicanos que nutrieron su producción de las propuestas europeas.

Ello se hace evidente en 50 años, 50 artistas. Encuentros y Paralelismos, exposición que confronta a creadores mexicanos como Diego Rivera, José Clemente Orozco y María Izquierdo frente a Pablo Picasso, Auguste Renoir, Henri Toulouse-Lautrec, Joan Miró y Salvador Dalí; no para comparar sino para evidenciar sus equivalencias.

Organizada en ocho núcleos temáticos, la muestra revela cómo existen puntos de asociación y procesos creativos simultáneos entre obras que corresponden a entornos distantes, e incluso a momentos diferentes; las obras provienen de las colecciones de María Teresa Rodríguez Almazán, Andrés Blaisten y el Museo Soumaya.

“Son 50 artistas excepciones, cada uno de ellos sería razón para exhibirse en una sola muestra. Aquí se presentan estos artistas europeos que confluyen con los artistas mexicanos, y se encuentran y desarrollan sus obras a partir de temáticas paralelas, temas como el retrato, el paisaje, la ciudad”, explicó Adriana Molina, directora de la Escuela de Artes Visuales de la Universidad Anáhuac donde se exhibirá la colectiva a partir del 1 de abril.

La muestra, con la curaduría de Sara Aroeste, se presenta en el marco de los festejos por los 50 años de la Universidad Anáhuac, y servirá de telón para realizar el Sexto Encuentro Internacional de Artes, junto con una programación de cine, teatro, música y danza durante abril.

“El presente ejercicio de acomodo temático que vincula la producción artística de dos lejanos continentes en una era donde apenas entraba la comunicación tecnológica y la Revolución Industrial, ofrece al espectador la oportunidad de entender los parámetros de las artes plásticas de manera universalizada”, señala.

El discurso propone las confluencias de diferentes obras a partir de temas como el tiempo, el paisanaje, la naturaleza muerta o el retrato. Por ejemplo, Aroeste explica, en el catálogo de la muestra, que el paisaje es una trama universal porque los artistas tenían la inquietud de mostrar el entorno en donde vivían, a manera de registro de su propia vida.

En la exposición se presenta Paisaje con el Iztaccíhuatl (1932) de Dr. Atl  frente a Barquito de Raoul Dufy; Paisaje de Bretaña (1926) de Ángel Zárraga junto a Paisaje bosque de Camille Corot.

Caso similar en el retrato como género, que los artistas ocupan en fotografía, pintura o dibujo como un medio para captar al otro, afirma la curadora. Así sucede en Litografía, s/f de Amedeo Modigliani y en la escultura Mujer sentada en equipal de Francisco Arturo Marín.

De los núcleos más emblemáticos es el dedicado al circo, pues de la misma manera en que artistas como Raúl Anguiano y María Izuierdo lo representaron, también lo hicieron Henri de Toulouse-Lautrec y Pablo Picasso. “Picasso pintó payasos, acróbatas y todo tipo de personajes, a los que representaba con sutileza, en especial a los arlequines. Raúl Anguiano también los representa en varias obras y, por influencia de Picasso, integra al arlequín al elenco”.

¿Dónde y cuándo?

50 años, 50 artistas. Encuentros y Paralelismos se inaugura el 1 de abril en la Universidad Anáhuac (Lomas Anáhuac 46, Col. Lomas Anáhuac).

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red