Silvio Waisbord defiende el sitio del periodismo cultural

Las páginas culturales en los diarios “son lugares fundamentales para los cuales no hay reemplazo aún”, asegura el sociólogo Silvio Waisbord

COMPARTIR 
09/03/2014 00:36 Luis Carlos Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de marzo.- Si un periódico pudiera ser comparado con una ciudad, sus páginas culturales serían la plaza principal en la que todos convergen. Silvio Waisbord, sociólogo profesor de la Escuela de Medios y Asuntos Públicos George Washington (EU), opina que se trata de “rincones” a los que no se ha encontrado sustituto y todavía encarnan “una metáfora” de lo que el periodismo puede hacer: atraer a un mismo lugar a personas que viven en mundos separados.

“Son lugares fundamentales para los cuales no hay reemplazo todavía, las páginas culturales siguen siendo muy importantes para entender algunos fenómenos sociales importantes en diferentes países, cuando la gente vive más en burbujas mucho más cerradas —culturales, socioeconómicas, informativas—, esas páginas pueden servir de enlace, de conexión de gente con mundos diferentes, es una metáfora de lo que el periodismo todavía puede hacer, que es vincular, atraer a gente que vive en mundos separados”, opina el especialista.

Waisbord acaba de lanzar en México su libro Vox populista. Medios, periodismo, democracia (Gedisa, Argentina, 2013), en el que reflexiona sobre la manera de comprender la reorganización de los medios informativos en los países latinoamericanos. Su campo de trabajo siempre ha estado en la comunicación y en especial el periodismo, actividad que, comenta, vive un momento especial en la región con la irrupción de las redes sociales y la falta de independencia de la actividad con el poder.

Ese precisamente sigue siendo el tema que, opina, prevalece en la discusión de los medios informativos en Latinoamérica. “En general creo que lo que está en juego es cómo el periodismo logra tener cierto margen de autonomía, con una agenda propia y que refleje lo que le pasa a la gente, frente a la ciudadanía y otros intereses. El nudo más difícil para la prensa, no sólo en México sino en América Latina, es cómo el periodismo puede cubrir lo que está pasando en la sociedad y no lo que le interesa al poder”, expresa.

El profesor Waisbord reconoce en entrevista que en las últimas décadas hubo cambios “importantes” en México, pero advierte que sigue habiendo “cierto descontento, hay mucha gente a la que le gustaría que los cambios fueran más rápidos; yo no creo en la independencia absoluta de la prensa porque nadie es  independiente en este mundo, pero el tema es que, considerando esas limitaciones, cómo se puede hacer una agenda periodística real que refleje de una mejor forma lo que está pasando en la sociedad; esa es tarea de cada medio, pero también de todos como colectivo. Esa creo que es una de las deudas que sigue teniendo México”.

Y quizás exista quien vea una salida en las redes sociales, pero el especialista argentino dice que a pesar de que aún tienen mucho potencial por delante, esos nuevos medios registran sólo opinión y no la información que la sociedad está esperando: “Las redes sociales transitan en opinión, por lo general; cuando transitan en datos son los que produce el periodismo, el gobierno o centros de investigación, empresas. Las redes no producen datos, las redes sociales redistribuyen datos que son producidos en otros lugares; las redes sociales producen enormes opiniones, lo que hoy falta más que nada es la producción de información original, de datos duros y nos sobra opinión”, concluye.

Comentarios

Lo que pasa en la red