Dan resultados de auditorías al Conaculta

Uno de los ejes rectores bajo la gestión de Consuelo Sáizar estuvo plagado de irregularidades. Adjudicaciones directas sin justificación, contratos incumplidos y un desfalco por 350 mdp

COMPARTIR 
21/02/2014 05:51 Luis Carlos Sánchez
30 días hábiles tiene el Conaculta para saldar las observaciones de la auditoría.
30 días hábiles tiene el Conaculta para saldar las observaciones de la auditoría.

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero.- La digitalización, uno de los principales proyectos que enarboló Consuelo Sáizar como presidenta del  Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), estuvo rodeada de irregularidades. Adjudicaciones directas injustificadas, contratos no cumplidos y servicios sin terminar, así como un desfalco al erario por más de 350 millones de pesos que han derivado en diferentes denuncias de hechos, forman parte de las anomalías en las que incurrió la dependencia.

Según el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2012, Conaculta pagó 350 millones 478 mil pesos al Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica de la Universidad Autónoma del Estado de México (FONDICT-UAEM) como pago por la contratación de diferentes servicios de digitalización, instalación de cableado o creación de contenidos televisivos, sin que el trabajo fuera terminado o entregado.

El informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluye como negativo el dictamen aplicado a la dependencia durante 2012 y considera que respecto de la muestra auditada, “el Conaculta no cumplió con las disposiciones normativas aplicables”. El problema comenzó el 9 de junio de 2010 —apenas un año y tres meses después de la llegada de Sáizar— cuando la dependencia suscribió un convenio de colaboración con el fideicomiso adscrito a la UAEM (CNCA/DGB/COLAB/01445/10).

A partir de esa alianza, el organismo contrató de manera directa (sin licitación) al FONDICT-UAEM, sin prever que no contaba con la capacidad necesaria para llevar a cabo las diferentes tareas encomendadas. La auditoría identificó al menos la firma de siete addéndum (anexos al convenio de colaboración) entre el 1 y el 13 de julio de 2012 por un valor de 422 millones 956 mil pesos, de los cuales al menos 350 millones no han sido justificados.

La primera anomalía que observó la ASF fue que el fideicomiso contratado por Conaculta subcontrató el 100 por ciento de los servicios que ofrecería. En 2012 (Excélsior 11/01/2012), la propia Consuelo Sáizar justificó la contratación de la UAEM para llevar a cabo la digitalización de acervos bibliográficos. A la pregunta de por qué se había elegido a la institución académica, afirmó: “Porque tiene la tecnología, se acercaron a nosotros y nos presentaron las alternativas tecnológicas digitales que tenían para esto; la UAEM ofrecía costos muy baratos. Para este servicio no se hizo licitación, se hizo por adjudicación por la experiencia que tenía la UAEM”.

Las declaraciones de la funcionaria estaban muy lejos de la realidad. Una primera observación realizada por la ASF a la dependencia presume “un probable daño o perjuicio o ambos” por ocho millones 209 mil pesos debido a que el FONDICT-UAEM no ha validado la digitalización de un millón 286 mil 733 imágenes de las tres millones 918 mil 495 que se comprometió a digitalizar. A pesar del retraso y de que no fue presentada evidencia de la recepción del trabajo, Conaculta finiquitó la suma pactada por 25 millones de pesos.

Aún mayor fue el producto de otro addéndum por 68 millones de pesos que se firmó para instalar y poner en marcha “un laboratorio tecnológico”, especializado en la digitalización y restauración de acervos culturales del que nunca se comprobó su entrega. La situación se repitió con otro contrato por 51 millones 923 mil 191 pesos, firmado para digitalizar 15 mil cintas de materiales audiovisuales y la ingesta de tres mil horas ya digitalizadas. En ambos casos, Conaculta efectuó en tiempo y forma los pagos sin recibir el trabajo contratado, por lo que la ASF “presentará una denuncia de hechos por las irregularidades detectadas” y solicita a la dependencia realizar las acciones legales pertinentes.

Pero Conaculta no sólo le dio a la UAEM contratos de digitalización, también le encargó la instalación de cableado estructurado en las instalaciones de la Biblioteca de México “José Vasconcelos”, el Centro de la Imagen y el Centro Cultural Helénico por un monto de 18 millones 999 mil pesos. Para este trabajo, la dependencia mexiquense también subcontrató a otras empresas y no terminó en tiempo el trabajo (en noviembre de 2012 tenía un avance de 35%), por lo que se presume un perjuicio de 12 millones 133 mil pesos.

Consuelo Sáizar también contrató a la UAEM para la generación de contenidos televisivos para el canal 23 de las artes del Centro Nacional de las Artes (CENART) que sería transmitido por internet. Para ello entregó 45 millones de pesos al FONDICT-UAEM, de los cuales la ASF reclama 35 millones 380 mil 369 pesos debido a que no fue entregado el total del trabajo contratado a pesar de que la dependencia sí realizó los pagos.

El informe de la ASF identifica otras irregularidades con la paraestatal Impresora y Encuadernadora Progreso S. A. de C. V. (IEPSA), pero no ha realizado la fiscalización de los recursos y procedimientos que se llevaron a cabo en el desarrollo del inicio de las obras que la administración de Sáizar dejó inconclusas a su salida del Conaculta (la Biblioteca de México, la Cineteca Nacional, el Centro de la Imagen y los Estudios Churubusco) y que han implicado el aumento de los recursos destinados en ellas. 

Rafael Tovar y de Teresa, actual titular del Conaculta, aseguró el miércoles pasado que su administración procederá conforme a la ley respecto a las irregularidades que la ASF pudiera identificar. “Cuando la ASF nos dé los resultados, procederemos de acuerdo con ellos. Por lo pronto, nuestro trabajo es continuarlas, terminarlas (las obras). He tenido distintas reuniones con los arquitectos y directivos de estas instituciones para que el dinero que se haya invertido sea aprovechado plenamente y en una infraestructura que enriquezca la vida cultural del país”, afirmó el funcionario.

Por ley, la dependencia federal cuenta con 30 días hábles para saldar las observaciones de la ASF.

Addéndum firmados por Conaculta y el FONDICT-UAEM

MOTIVO                                                                                   DAÑO O PERJUICIO

  • Digitalización del acervo bibliográfico de la Biblioteca de México         8 millones 209 mil pesos  
  • Puesta en marcha e instalación de laboratorio tecnológico                    68 millones de pesos
  • Digitalización de 15 mil cintas de material audiovisual                         51 millones 923 mil pesos
  • Creación de materiales televisivos para Canal 23 de internet                35 millones 380 mil pesos
  • Adquisición de acervo digital y bibliográfico para bibliotecas               167 millones 822 mil pesos  
  • Desarrollo de aplicaciones infantiles para la Biblioteca México               6 millones 374 mil pesos

 

Comentarios

Lo que pasa en la red