Guillermo Tovar de Teresa, halló la memoria virreinal

En el libro Un documento, una época. 500 años del notariado en México quedaron grabados “la sabiduría y el amor por México” del historiador fallecido el 10 de noviembre. Es un recorrido por la historia del país a partir de los documentos que resguarda el Archivo General de Notarías.

COMPARTIR 
18/12/2013 03:28 Sonia Ávila
Foto: Cuartoscuro/Archivo
Foto: Cuartoscuro/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de diciembre.- Como un cazador de tesoros andaba Guillermo Tovar de Teresa (DF, 1956-2013) entre las bodegas de los archivos históricos en abandono, y de entre tantos encontró el del Colegio de Notarios, al cual él mismo calificó como un repositorio de memoria virreinal, y desde entonces se convirtió en el principal promotor de su rescate y difusión.

Guillermo fue una persona que tuvo una personalidad tan cautivadora por su conocimiento, su sabiduría, su pasión y su amor por México que logró convocar a las autoridades necesarias para el realizar el rescate”, señala José Alfredo Ruiz del Río Escalante, presidente del comité editorial para las Conmemoraciones del 500 Aniversario del Notariado en México.

Ello quedó plasmado en el libro Un documento, una época. 500 años del notariado en México, que impulsó el historiador fallecido el 10 de noviembre pasado para ofrecer una suerte de monografía de la historia del país a partir de los documentos que resguarda el Archivo General de Notarías de la Ciudad de México.

Aunque Tovar de Teresa no alcanzó a terminar y entregar el ensayo con que participaría, Del Río Escalante asegura que refleja en buena medida la visión que tenía sobre cómo narrar la historia no sólo desde una mirada lineal, sino a partir de distintas aristas para ampliar el abanico de relatos sobre el pasado.

Esa visión de contar la historia desde diferentes perspectivas como lo propuso en la crónica al formar el consejo, esa idea de Guillermo era que la crónica iba más allá de narrar la historia oficial, sino combinar todas las formas de hacer y ser de los mexicanos, y eso lo compartimos en este libro, por eso de alguna manera se refleja en este proyecto”, añade en entrevista el notario que trabajó en el rescate del archivo desde el año 2000.

Por ello la publicación se presentará a mediados de enero de 2014 a manera de homenaje póstumo al autor de La ciudad de los palacios, en el ex templo de Corpus Christi que fue restaurado para albergar el archivo por solicitud expresa del historiador.

Obras tangibles

A decir de Del Río Escalante el libro es una muestra de la manera en que Tovar de Teresa era un ejecutor de proyectos que se convertían en programas u obras tangibles, pues de una conversación casual entre el historiador Andrés Lira y el notario se materializó el rescate del archivo.

Para el libro se convocó a escritores, cronistas, historiadores y expertos en distintas áreas para relatar un momento específico del pasado de México a partir de un documento notarial, y así compendiar varias miradas que analizan cinco siglos de historia.

Entonces a partir del rescate del archivo hemos descubierto documentos extraordinarios que dan otra versión de la historia, humaniza mucho a los personajes, pero además destaca y resalta que los personajes más importantes de la historia somos nosotros, los habitantes cotidianos; entonces decidimos ya no contar la historia del notariado, sino contar la historia de la sociedad, del mexicano a través de los documentos notariales”, explica el coordinador del proyecto.

Por ejemplo, a partir del testamento de Lucas Alamán de 1850, Eric van Young, historiador estadunidense especializado en la época virreinal, retrata los usos y costumbres de la época para dejar abierta la pregunta sobre el enriquecimiento de quien fuera secretario de Relaciones Exteriores durante la presidente de Antonio López de Santa Anna.

También destaca la escritura constitutiva de la Cruz Blanca Mexicana en 1912, que el historiador mexicano Alejandro Rosas desmenuza con el propósito de referir la crisis social y política que vivía el país.

Estos documentos son los que hacen al archivo es el más antiguo e importante en América”, acota quien precisa que el libro es el primero de una serie que contendrá los diferentes periodos de la historia: Conquista y virreinato, Independencia, Revolución mexicana y el México a futuro.

El acervo de notarías, sujeto siempre a la observación y vigilancia del antiguo Ayuntamiento de la capital, es uno de los más importantes del país, pues entre las riquezas que reúne están los instrumentos de vida cotidiana de innumerables personajes de nuestra historia política, cultural, artística, etcétera”, dijo Tovar acerca del archivo.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios