Ajustan inhabilitación por caso El Caballito

Sólo tres y no los diez años que había anunciado el contralor General del Distrito Federal, Hiram Almeida Estrada, ha sido inhabilitado Arturo Javier Marina Othón por los daños de más de 50 por ciento que sufrió la escultura

COMPARTIR 
15/12/2013 08:09 Luis Carlos Sánchez
Foto: Arturo Páramo/Archivo
Foto: Arturo Páramo/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de diciembre.- Sólo tres y no los diez años que había anunciado el contralor General del Distrito Federal, Hiram Almeida Estrada, ha sido inhabilitado Arturo Javier Marina Othón por los daños de más de 50 por ciento que sufrió la escultura de El Caballito. La sanción comenzó a correr el pasado viernes, toda vez que el aviso, con número CGDF/I/1729/2013, fue publicado ese día en la Gaceta Oficial del DF.

La comunicación oficial determina que el 10 de diciembre pasado, la Contraloría General “notificó la resolución del 6 de diciembre del año en curso, a través de la cual determinó el impedimento para participar en procedimientos de contratación y celebración de contratos en materia de adquisiciones, arrendamientos y prestación de servicios (…) a la persona física Arturo Javier Marina Othón”.

El aviso está firmado por el propio Almeida, quien el 6 de diciembre afirmó que Marina Othón sería sancionado con 10 años de inhabilitación y que junto con él se sancionó por un año a José Vicente Arias, del Fideicomiso del Centro Histórico y a Alejandro García Aragón, ex director de Recursos Materiales y Servicios Generales en la Secretaría de Gobierno capitalina.

Además fueron suspendidos por 60 días Anabell Cabrera Méndez, contratada por honorarios en el fideicomiso del Centro Histórico, y por 90 días Josefa María del Carmen Gutiérrez Mora, con cargo de dirección Ejecutiva en la Autoridad del Centro Histórico. De acuerdo con los informes del funcionario, ni Alejandra Moreno Toscano ni Inti Muñoz, titulares respectivos de las dependencias, habrían recibido sanción.

El aviso publicado agrega que “deberán abstenerse de recibir propuestas o celebrar contratos en las materias antes señaladas, en términos de la Ley de Adquisiciones para el DF, por un plazo de tres años, contados a partir del día en que se publique el presente en la Gaceta…”.

En octubre pasado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) determinó que la escultura ecuestre de Carlos IV sufrió daños “irreversibles” de 50 por ciento debido a que Marina Othón utilizó una solución de ácido nítrico y agua al 30 por ciento para llevar a cabo su restauración.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios