Carlos Martínez Assad desvela los prejuicios

En su nuevo libro, Los cuatro puntos orientales (editorial Océano), el recientemente galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el campo de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía analiza “el regreso de los árabes a la historia”

COMPARTIR 
05/12/2013 05:29 Virginia Bautista/ Enviada
Esta cultura, presente en todas las áreas, está viviendo un gran retorno, asegura Carlos Martínez Assad en su nuevo libro
Esta cultura, presente en todas las áreas, está viviendo un gran retorno, asegura Carlos Martínez Assad en su nuevo libro

GUADALAJARA, 5 de diciembre.— Los árabes están en todas partes, el legado de su cultura abarca los cuatro puntos cardinales, además la literatura, el cine, la música, la comida, las matemáticas, entre otros campos en los que han sido pioneros, afirma el sociólogo e historiador Carlos Martínez Assad (1946).

Por esta razón, el recientemente galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el campo de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, le puso el título de Los cuatro puntos orientales ( editorial Océano) a su nuevo libro en el que analiza “el regreso de los árabes a la historia”.

“Por más que existe ese velo de prejuicios, los árabes están en todas partes. Los grandes países deben entender que no es posible tapar el Sol con un dedo”, dice en entrevista con Excélsior.

El investigador emérito de la UNAM considera que los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York, del 11 de septiembre de 2001, marcan ese regreso de los árabes a la historia.

“Es por poner una fecha, pues éstas son indicativas, nunca es algo tajante. Ha habido muchas manifestaciones de este regreso en el cine de finales del siglo XX, en la expansión de la literatura, en el hecho de que en 1988 haya ganado el Nobel de Literatura por primera vez un escritor árabe, Naguib Mahfuz (1911-2006).

“Todo esto habla ya de esa vuelta a la historia después de cuatro siglos de oscurantismo durante la dominación turca en la región. El esplendor que tuvo esta cultura en los siglos VIII, IX, X y XI cayó en un momento en que ya no se produjo más literatura, ya no tuvo el impacto en la divulgación de la filosofía de los griegos, en la difusión del pensamiento universal de la medicina, la astronomía, la aritmética. La lengua árabe nació antes que la española, ya tenía un desarrollo pleno cien años antes de que existiera el primer libro en español”, explica.

Quitar el velo del prejuicio

El experto en Oriente Medio destaca que es importante conocer la historia de esta civilización. “Por eso mi libro trata de descorrer ese velo del prejuicio, de la ignorancia sobre esos pueblos y saber que cuando estamos hablando de Irak, estamos hablando de una nación milenaria que tuvo un esplendor en el pensamiento, en la creación artística, en la arquitectura. Hay que quitarnos los prejuicios”.

Admite que el hecho de que Israel, país que tiene una relación conflictiva con sus vecinos árabes porque instauraron su Estado en medio de la Palestina en su mayoría musulmana, sea el invitado de honor este año a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara hace que su libro adquiera una vigencia mayor.

“Es el otro con el que constantemente se está midiendo Israel, dada la fuerte presión que ejerce Palestina con su sola presencia. Y con el reclamo permanente de un Estado, igual al judío, como se estableció en la resolución de aquel 1947, en la que la ONU acepta la creación de dos estados en territorio palestino: el árabe y el judío.

“Desde entonces Israel ha tenido que estar midiéndose, confrontándose, viéndose en el espejo de ese otro tan cercano; porque, según la tradición bíblica, ambos pueblos son hijos de Abraham. Incluso, el primogénito es Ismael, el hijo de la esclava Agar, y hasta después es que Sara se embaraza y tiene al hijo (Isaac) que le dará sentido a la estirpe de Israel. Son hermanos de padre. Esa es la paradoja”, prosigue.

Martínez Assad dice que la creación del Estado palestino comienza a ser una voz a muchas voces, porque las condiciones del pueblo palestino han sido muy dramáticas. “Una de las cuestiones que es difícil conocer acá es que Israel tiene ocho millones de habitantes, de los cuales un millón son árabes palestinos, la mayoría musulmana.

“Creo que cuando a los palestinos se les dé más responsabilidad, cuando realmente exista un Estado reconocido, tendrá que enfrentar un gobierno de hecho; y el primer problema será la relación entre Hamás y la Autoridad Palestina. Así que tampoco la tienen fácil, por las divisiones internas”, añade.

El estudioso adelanta que ya está listo su próximo libro, que será una biografía política sobre el militar porfirista Bernardo Reyes.

 

Título: Los cuatro puntos orientales

Autor: Carlos Martínez Assad

Editorial: Océano, México, 2013, 448 pp.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios