Suicidios y amenazas de muerte: Lo que todavía no sabes que causó Flappy Bird

Circula en internet desde hace unas horas la información del supuesto suicidio de Nguyen

COMPARTIR 
11/02/2014 13:23 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero.- Nguyen Ha Dong, vietnamita creador de la popular app de iOS y Android, Flappy Bird, la cual fue retirada de las tiendas este fin de semana, tomó la decisiónporque simplemente "ya no aguantaba más".

¿Cuál era el problema? El sujeto estaba ganando $50,000 dólares diarios por la publicidad inserta en su juego ¿Qué motivaría a una persona a renunciar a lo que otros llamarían "mina de oro"?

Una posible demanda de Nintendo por hacer uso de material registrado con derechos de autor es la primera explicación de muchos, pero al parecer esa no fue la cuestión que preocupaba a Nguyen. Lo que en realidad causó su renuncia fue la gente, los millones de usuarios que lo atacaron a través de la red.

Nguyen recibió mensajes de amenazas, burla, crítica y mentiras. Los medios especializados atacaron su talento, señalando al juego como representante de la decadencia en la industria. Las reseñas del juego en iOS y Android hablaban de cómo su vida (la de los usuarios) había terminado al conocer este juego.

Las cosas se pusieron más serias cuando llegaron los mensajes que amenazaban de muerte a Nguyen por "el daño" que había causado, pero también recibió amenazas por haber anunciado que retiraría el juego. Otros decidieron decirle que si lo quitaba, se suicidarían.

Surgió una noticia falsa de dos hermanos, donde supuestamente uno apuñaló al otro 17 veces por una disputa que tuvieron por el juego. Una broma brutal que nutrió la desesperación de Nguyen.

Este fin de semana el juego fue removido de la AppStore y de Google Play por el mismo creador, pero la locura no acaba. Hay quienes están intentando vender sus dispositivos móviles con el juego instalado a precios absurdos.

Circula en internet desde hace unas horas la información del supuesto suicidio de Nguyen. No es verdad. Tampoco lo es la ola de suicidios supuestamente motivados por la desaparición del juego.

Tal vez no será la última vez que Flappy Bird estará en la mesa de discusión, pero con los hechos hasta hoy el caso es claro ejemplo del daño que puede causar el fanboy a través de internet, sólo por fastidiar, sólo por odiar.

 

¿Quieres saber más? Da click aquí

 

mef

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios