Dan nueva luz al Centro Histórico

Destinará el gobierno capitalino más de 17 millones de pesos como parte del proyecto de recuperación de la Red Eléctrica Subterránea de la zona

COMPARTIR 
24/08/2014 08:01 Arturo Páramo

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de agosto.- El Centro Histórico dejó las penumbras y ahora va por su fase de embellecimiento con más de 17 millones de pesos para iluminar la Catedral Metropolitana y edificios de la calle Moneda.

El Gobierno del Distrito Federal gestionó recursos con el gobierno federal para los dos proyectos de iluminación que se echan a andar este segundo semestre del año, informó Inti Muñoz, titular del Fideicomiso del Centro Histórico.

En primer lugar se emplearán 7.5 millones de pesos para la iluminación artística de edificios de la calle Moneda, que se encuentra en proceso de
semipeatonalización.

En este caso serán iluminados el costado norte del Palacio Nacional, el Antiguo Arzobispado y la antigua Casa de Moneda, entre otros inmuebles.

Moneda es la calle con los edificios públicos más antiguos de la Ciudad de México, como la Universidad Nacional, la Casa de Moneda, la primera imprenta y la primera academia de arte del continente.

Además, la Catedral Metropolitana tendrá una inversión de 10 millones de pesos para una nueva iluminación que realce la arquitectura del edificio.

Será con tecnología Led que ilumina mejor y reduce en un tercio el consumo de energía”, comentó Muñoz en entrevista con Excélsior.

Dijo que este proyecto se realizará con supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para evitar daños a la Catedral, que es considerado el monumento colonial más importante del continente.

En junio pasado, tras cuatro años de trabajos, se puso en servicio la red subterránea de tendidos eléctricos en el Perímetro A del Centro Histórico, con 257 kilómetros de líneas de media y baja tensión.

Esto, de acuerdo con Inti Muñoz, permitió que los cortocircuitos, incendios y explosiones en las instalaciones subterránea o “mufas” prácticamente hayan desaparecido tras años en que fueron un riesgo para los vecinos, comerciantes y visitantes del Centro.

En 2008 se comenzaron a generalizar los desperfectos en las instalaciones eléctricas subterráneas del Centro. Ese año se registraron un total de 52 siniestros; en 2009, 34, y en 2010, 151.

La puesta en funcionamiento de la red subterránea ha sido plenamente exitosa, han desaparecido los incidentes de sobrecalentamiento que afectaban la economía y vida de los ciudadanos.

Los mayores consumidores ya pasaron sus conexiones de la vieja red de baja a media tensión. Enfrentamos problemas con la transición de la vieja red a la nueva red (generando apagones en calles enteras como Moneda y Madero)”, reconoció Muñoz.

Ahora, de acuerdo con el funcionario, se implementa un operativo de mantenimiento de la red, y la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) será la encargada de reponer las lámparas en los postes que datan de la época porfirista y subsanar los desperfectos inherentes a una red
pública.

De acuerdo con personas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la delegación Cuauh-témoc sustituirá las luminarias en las zonas Alameda Sur y Norte del Centro Histórico.

El Fideicomiso del Centro, por su parte, echará a andar un proyecto de iluminación artística en la calle Regina. En algunos casos, dijo Muñoz, se tratará de rehabilitar la existente y en otros casos hacer nuevas instalaciones de iluminación.

En recorridos efectuados en la zona centro de la ciudad, se pudo constatar que el perímetro A (que va de Izazaga a Perú y del Eje Central a Circunvalación) tiene una iluminación uniforme en la que sólo hay escasas luminarias fuera de servicio.

El proyecto de recuperación de la Red Eléctrica Subterránea del Centro Histórico consistió en la instalación de 257 kilómetros de líneas de media y baja tensión, 188 equipos de seccionamiento de alta tecnología, 12 circuitos de media tensión y 138 transformadores de distribución que utilizan aceite biodegradable y benefician a 24 mil 500 usuarios.

 

Reforma, a la espera

La obra de reconstrucción de redes eléctricas en la Ciudad de México que está a la espera de asignación de recursos es la del Paseo de la Reforma.

Se tratará de la reconstrucción de la red eléctrica, y convertirla en su totalidad en subterránea desde la calle Lieja al Eje 2 Norte.

Los trabajos se desarrollarán desde este año y hasta 2018.

El costo de la obra será de mil 500 millones de pesos, los que se absorberán en 30 por ciento por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y en 70 por ciento por la administración capitalina. La obra civil estará a cargo de la CFE.

Abarcará desde la Estela de Luz hasta la Unidad Nonoalco Tlatelolco, atravesando las colonias Juárez, Cuauhtémoc, Tabacalera, Centro, Guerrero, Peralvillo y Tlatelolco.

Se espera que los trabajos sean escalonados, es decir, se trabaje en tramos en las excavaciones de calles y construcción de los circuitos de baja y media tensión.

De acuerdo con personal de la Comisión Federal de Electricidad, el repoblamiento de las colonias aledañas al Paseo de la Reforma con la construcción de rascacielos con oficinas, hoteles y departamentos ha generado un incremento en la demanda de energía.

A finales de 2013 comenzó a construirse una subestación eléctrica de CFE en Paseo de la Reforma, en un área verde que se encontraba entre Reforma, Rodano y Circuito Interior, de donde se conectarán los nuevos circuitos.

Una vez que concluyan las obras de reconstrucción en Reforma continuarán los trabajos en las colonias Condesa y Roma, donde se ha registrado un incremento importante de habitantes en las últimas dos décadas.

Relacionadas

Comentarios