Mercado negro: acusan falta de control en venta de animales en web

Asociaciones protectoras señalan que ha aumentado el tráfico de perros y gatos, entre otros

COMPARTIR 
07/07/2014 04:35 Gerardo Jiménez
La asociación protectora advierte: todas las páginas en internet en las que se puede comprar animales son espacios donde se ofertan cualquier tipo de mercancías, se intercambian y los sitios no piden comprobar el origen de lo que se oferta.

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de julio.- En el Distrito Federal se trafican anualmente por internet un promedio de 50 mil especies animales a través de la explotación desmedida de las mismas y se ofertan variedades exóticas, como aves, reptiles y arácnidos que están en peligro de extinción, de acuerdo con organizaciones protectoras.

Luis Andrade, representante de la Asociación Causa Animal, asegura que la venta indiscriminada de perros, gatos, peces, aves y hasta arrecifes de coral, que no cuentan con registros oficiales, se han incrementado en la web después de que se endurecieron las medidas legales de control para los establecimientos que realizaban este comercio.

La principal causa que identifica Andrade es que en internet no existe regulación en este tipo de ventas a pesar de que se realizan en páginas comerciales que están debidamente constituidas.

“Todas las páginas en internet en las que se puede comprar animales son espacios donde se ofertan cualquier tipo de mercancías, se intercambian y los sitios no piden comprobar el origen de lo que se oferta.

“Lo llamamos tráfico porque no hay un registro, la procedencia de los animales no se comprueba y al final pueden ser animales usados para una cruza desmedida.

“Unos se anuncian como animales de criador, otros simplemente dicen que tienen los animales y ya, y lo que hemos comprobado en historias reales es que la venta se hace en minutos, se llega, se obtiene el animal, se paga y punto, no sabemos incluso si se trata de un animal prohibido”, detalla Andrade en entrevista con Excélsior.

El representante de Causa Animal señala que este tema lo ha trabajado desde hace varios meses y tan sólo el registro que tienen de la semana pasada en sitios como MercadoLibre.com hay 9 mil 782 artículos bajo la categoría perros de raza; en segundamano.com 5 mil 795 tan sólo en el Distrito Federal y envivaanuncios.com 5 mil 498 artículos.

Reitera que la mayoría de estas páginas como segundamano legalmente están registradas, pero no solicitan ningún candado para que los particulares ofrezcan una especie o legalmente certifiquen el cruce de razas.

Los animales más vendidos en estos sitios  son perros y gatos que pueden variar en precios. Los hay desde mil 500 pesos hasta 15 mil, dependiendo la raza.

Especies prohibidas

En internet también se puede encontrar diferentes clases de peces prohibidos, aves, incluso, corales. Es lo que ha detectado Causa Animal.

“Sí se trafica todo tipo de especies; lo más raro que hemos encontrado que se vende es coral, animales que están en peligro de extinción, como tarántulas, así como cierto tipo de reptiles que su venta  no es legal, sin que sean detenidos ni investigados por las autoridades”, señala Andrade.

Los mercados y tianguis son aún, asegura Andrade, puntos donde se da un mercado negro del tráfico de especies, pero internet lo hace más accesible y velado para ser detectado por autoridades

Venta legal

De acuerdo con Causa Animal, en el país hay registrados 7 mil 190 tiendas dedicadas al comercio de animales.

De estas tiendas se venden al año cerca de 10 mil ejemplares que sí cuentan con papeles que avalan el origen y la garantía de la tienda que los distribuye.

Sin embargo, Andrade estima que el mercado en internet rebasa esas cifras hasta en cinco veces, esto debido a que no hay ningún control para postear un anuncio y no se cumple con ningún requisito de origen de las especies.  “Hay muchos fenómenos que nos preocupa en este tema: la gente puede comprar animales sin ninguna restricción, incluso para dedicarse a la crianza ilegal y sacar dinero con los cachorros; puede vender especies prohibidas y animales enfermos”, dice.

Según reportes de las tiendas  Maskota, ellos venden aproximadamente cuatro mil cachorros al año y lo hacen con garantía, registro de procedencia y con los controles sanitarios.

De acuerdo con Murry Tawil, presidente del Consejo de las tiendas Maskota, en 20 años que tienen como establecimiento mercantil dedicado a la venta de artículos para animales y venta de especies, se han desplazado unas 40 mil especies.

“Hoy los datos son sorprendentes porque, efectivamente, existen decenas de páginas de internet donde encuentras animales de todo tipo a la venta sin ninguna regulación.

“Son considerados tráfico porque nadie sabe su procedencia y pueden ser animales utilizados para la cruza desmedida, y por consiguiente para su venta”, dijo en entrevista.

No hay denuncias

Hasta el momento, la Secretaría de Seguridad Pública del DF no tiene registro de este tipo de tráfico que denuncian asociaciones como Causa Animal, sostiene Carlos Frausto López, subdirector de la Policía Cibernética.

“No tenemos ni uno, ni de tiendas, ni tampoco de un particular que nos haya alertado. No nos han reportado nada. También, dentro de nuestro trabajo de monitorización de red, no hemos visto casos de este tipo, pero esto constituiría un delito federal y tendríamos que turnarlo a la PGR; no ha sido el caso y sería nuestro protocolo a seguir”, detalla Frausto López.

El funcionario agrega que cuando se recibe alguna denuncia de venta irregular se ingresa a la página, se alerta a las autoridades correspondientes para que actúen, pero en este tema no ha sido el caso.

“Por lo regular nos señalan algún sitio donde venden este tipo de mercancía, entramos a buscarlo,  y hasta la fecha no hemos tenido ni un reporte”, reitera.

El funcionario recomienda a la ciudadanía que para denunciar el tráfico de especies por internet se pueden reportar casos a través de la cuenta de Twitter: @CiberneticaCDMX

En otros países

En Estados Unidos, el FBI prevé el fraude en venta de mascotas por internet como uno de los cuatro ilícitos más comunes realizados por medios cibernéticos.

En lugares como España y Estados Unidos, datos erróneos de procedencia del cachorro han generado problemas sanitarios pues éstos no cuentan con las vacunas adecuadas y provienen de zonas en las que enfermedades como la rabia no han sido erradicadas. Además, existen casos documentados donde a los canes se les han detectado padecimientos como parvovirus congénita, ataques de epilepsia y muchos no alcanzan los tres meses de vida.

Se han ubicado varios portales de internet dedicados a la oferta de perros, gatos e incluso animales exóticos a precios muy bajos o incluso en adopción. Los supuestos criadores prometen hacer llegar el cachorro previo pago de “gastos de transporte y tasas”, que al ser “importados” suelen superar los miles de dólares. Conforme a registros de organizaciones protectoras, en estos casos, los animales no llegan nunca a su destino y de hacerlo son cachorros enfermos o con características totalmente distintas a las prometidas.

Muchas de estas razas provienen de los llamados puppy mills o fábricas de cachorros. Se dedican a “producir cachorros” para su venta en condiciones deplorables. Falta de atención veterinaria, sobrepoblación canina, falta de higiene, explotación de las hembras son algunas de las situaciones en criaderos que ofertan animales por internet. Descripción: https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

Relacionadas

Comentarios