Leyes no avanzan; congelan a la ALDF

Por falta de factibilidad o presupuesto, decenas de normas están detenidas; reclaman facultad de veto

COMPARTIR 
23/06/2014 05:46 Kenya Ramírez
Mientras los diputados cometen inconsistencias técnicas o caen en insuficiencia presupuestal y duplicidad o reducción de funciones, el GDF no publica los dictámenes aprobados en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de junio.- De acuerdo con conteos de los propios diputados, en lo que va de la VI Legislatura cerca de 70 dictámenes aprobados en el Pleno no han sido publicados en la Gaceta Oficial del Distrito Federal y se mantienen “en la congeladora”.

Ello se debe a que los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal cometieron inconsistencias técnicas, jurídicas y operativas, insuficiencia presupuestal, duplicidad o reducción de funciones, violaciones a los derechos humanos o afectaciones al patrimonio de terceros. Sin embargo, también a que no corresponden con los objetivos políticos, económicos y  prioritarios para el Gobierno del Distrito Federeal (GDF).

Miguel Ángel Lugo, profesor investigador de la facultad de derecho de la Universidad Panamericana señaló que la VI Legislatura quiere mostrarse particularmente prolífica, pero ha dejado ver errores como la falta de orden entre las diferentes comisiones, discusión de temas que no son prioridad para la ciudad o que están “de moda”, además de la ausencia de una consulta efectiva con los sectores que involucran.

“Varias comisiones de la Asamblea se disputan la titularidad al presentar una iniciativa o proyecto y quieren ganarle a otras.

“En lugar de competir deberían acordar, ver puntos de vista y tener un proyecto elaborado, no que al final tienen varias iniciativas, hasta cinco o seis de un mismo tema, y se meten en bloque dos o tres y es un esfuerzo descoordinado en el que gana la comisión que políticamente tiene más fuerza”, señaló el investigador.

La Ley de Movilidad para la Ciudad de México, en la que el GDF participó para su conformación, es un ejemplo: después de la urgencia de algunos grupos políticos por dictaminarla luego de tantas modificaciones y “jaloneos” con grupos de transportistas y, tras su aprobación el pasado 30 de abril, está en la lista de espera.

En el caso de la Ley de Protección a los Animales, la Consejería Jurídica y de Asuntos Legales del GDF solicitó ajustes a las reformas. Su titular, José Ramón Amieva, dijo que se debía perfeccionar el marco regulatorio, trabajar más en temas como la obligatoriedad del uso del chip para las mascotas y el tratamiento que se les dará a los animales en los albergues, además de que trascienden la esfera  de competencia.

El dictamen de reformas a la Ley de Protección a los Animales aprobado también el pasado 30 de abril en la ALDF, votado en la madrugada por la mayoría de los diputados y sin conocer su contenido, prevé la creación de un registro único de mascotas, a partir de la colocación de chips con información sobre la salud general del animal, los datos de su dueño y una clave de registro.

Ahora, las reformas a la Ley de Espectáculos Públicos para prohibir el uso de animales en los circos y otros espectáculos públicos está en la mira de la Consejería Jurídica, además de que empresarios y algunos diputados del PRD argumentan su inviabilidad.

En la lista de dictámenes devueltos también está el decreto por el que se adicionan disposiciones al Código Penal, enfocadas a agravar las penas a  delitos de homicidio, lesiones, robo y daño a la propiedad cometidos durante el desarrollo de marchas, concentraciones, manifestaciones o cualquier evento público de esparcimiento, deportivo o recreativo.

El investigador de la Universidad Panamericana y representante del comité de seguimiento y evaluación del programa de derechos humanos del DF, opinó que falta contar con productos legislativos bien pensados y soportados para que el Ejecutivo local no los regrese.

“Se habla de muchas reuniones, de muchas consultas de cada asambleísta que propone y que en sus iniciativas de ley dice: yo consulté con estos grupos sociales, con estas ONG, y al final los aparentemente consultados dicen que no, como ocurrió con los dueños de los circos.

“Hay un contacto superficial con los grupos sociales afectados por cada una de estas leyes y eso se explica por la prisa de legislar”, manifestó.

Lugo dio una calificación indulgente y “de panzazo” al trabajo de los diputados locales, al señalar que a veces se olvidan de legislar prioridades para la ciudad, y postergan las necesidades sociales para darle cabida a temas importantes, pero no apremiantes, como la lactancia materna.

El veto de bolsillo

A finales de 2013, el diputado de Nueva Alianza Jorge Gaviño presentó una iniciativa con proyecto de decreto para reformar el artículo 48 del Estatuto de Gobierno, con la intención de eliminar el llamado “veto de bolsillo”.

Se trata de una figura de facto que usa del titular del Ejecutivo local a promulgar y publicar una ley o decreto, aun cuando no presente observación alguna ante la ALDF y haya transcurrido el término legal. Ello porque en el Estatuto no se establecen consecuencias legales ni forma para obligar al mandatario local en turno a cumplir este precepto.

Con el proyecto se pretendía que si una iniciativa no era “observada” y devuelta a la ALDF para su análisis correspondiente, y tampoco era publicada, la presidencia de la mesa directiva podía ordenar su publicación.

“No publicar las iniciativas en tiempo y forma es contrario al principio de colaboración de poderes”, fue la argumentación. La pasada administración, Marcelo Ebrard congeló más de 50 iniciativas, algunas por dos años.

Una ley, 25 propuestas

De acuerdo con un informe de actividades de la ALDF, del 25 de septiembre de 2012 al 30 de abril de 2014, se presentaron 765 iniciativas (casi 35 por ciento del PRD), de las cuales 46 fueron promovidas por el GDF, una por el Tribunal Superior de Justicia (TSJDF) y 718 por los legisladores; de éstas últimas se aprobaron 191 dictámenes (21 por ciento).

De 610 iniciativas, 85 por ciento fueron de un solo diputado y 106 de dos o más. Hubo casos como la Ley de Movilidad que emanó de 25 propuestas de diferentes asambleístas y del GDF.

En el pasado periodo extraordinario (9 y 10 de junio), los diputados locales avalaron 78 asuntos, dejando fuera temas como la Ley de Agua Potable y Sustentabilidad Hídrica y la legalización de la mariguana, pero dándole salida a cambios de uso de suelo en delegaciones, la mayoría para fines comerciales.

El Ejecutivo publicó 50 reformas, 34 ordenamientos fueron reformados, se crearon cinco normas y sólo se derogó una.

En el segundo periodo ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio de la VI Legislatura (marzo- abril de 2014) se presentaron 361 asuntos, de los cuales 194 fueron iniciativas (54 por ciento), 129 puntos de acuerdo (36 por ciento) y 38 dictámenes.

Entre los temas más destacados estuvieron procuración de justicia, con 36 iniciativas; infraestructura, vivienda y espacio público, con 18, al igual que lo referente a salud.

Le siguieron materia de administración pública local, presupuestal y hacendaria; de información pública y transparencia; política laboral, movilidad y transporte; seguridad pública, protección civil, ciencia y tecnología, y jóvenes, igualdad de género y grupos vulnerables.

Relacionadas

Comentarios