Caso Gutiérrez de la Torre; aceptan costo por escándalo

El líder del PRI-DF con licencia ha frenado reestructura del tricolor, dice Manuel Andrade, delegado especial

COMPARTIR 
04/06/2014 03:59 Gerardo Jiménez
El PRI-DF organizó un evento convocado por diferentes agrupaciones políticas  que exigieron que el tricolor inicie sus trabajos políticos para la elección de 2015.
El PRI-DF organizó un evento convocado por diferentes agrupaciones políticas que exigieron que el tricolor inicie sus trabajos políticos para la elección de 2015.

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de junio.- Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre afectó políticamente y conmocionó al PRI-DF y por más de dos meses impidió que ese instituto político pudiera tener una reestructuración, aceptó Manuel Andrade, delegado especial del tricolor a escala nacional.

“Sí tiene un costo de imagen, eso no lo podemos negar, si tiene una serie de implicaciones, no nada más legales, sino políticas. Este es un partido político y no nada más se nutre de la cuestión legal sino de la fama pública”, expresó Andrade, luego de asistir a un evento convocado por diferentes agrupaciones políticas que exigieron que el PRI-DF inicie sus trabajos políticos para la elección de 2015.

A pesar del costo político que representó la denuncia pública de Gutiérrez de la Torre por una presunta red de prostitución a su servicio, Andrade aseguró que electoralmente el PRI en la ciudad tiene una probada capacidad competitiva.

“Independientemente de la responsabilidad o no, de algunos militantes, la institución que representamos en el partido es una institución que ha probado eficientemente su desempeño en la ciudad, incluso les quiero decir que en encuestas, aunque el asunto (denuncia por prostitución) sí fue percibido, no nos afecta electoralmente para lo que queremos este año.

“Tenemos una gran capacidad competitiva, hay que reorganizar nada más a la gente del partido para poder competir”, argumentó el exgobernador de Tabasco en entrevista.

Andrade estableció que Laura Arellano asuma la presidencia más allá de las investigaciones judiciales y partidarias que realiza el PRI contra Gutiérrez de la Torre.

“Ese asunto nos generó un problema y estamos tratando de deslindarlo. Un asunto es legal-personal en el que se vio envuelto Cuauhtémoc, y que lo tiene que resolver, y otro es el trabajo institucional del PRI”, fundamentó.

Argumentó que no se ha podido llevar cabo la reestructuración que demandan los militantes por atender la investigación que lleva a cabo la Procuraduría de Justicia del DF, del IEDF, de la CDHDF y a través del InfoDF se han recibido más de mil solicitudes de información por el caso Gutiérrez de la Torre.

Cinco acciones para su reestructura

Andrade propuso realizar un diagnóstico integral del PRI y cinco acciones para llevar a cabo una reestructuración entre las que destacan “caras nuevas e ideas frescas”. Otra es posicionar al tricolor en el espacio político y social del DF; recuperar la ideología y principios, crar un vínculo con la sociedad basado en la honestidad y la congruencia, que vigile a su militancia.

Además de que el PRI-DF se vuelva un partido austero, autogestivo y con mecanismos de transparencia de cuentas.

Por su parte, Laura Arellano, secretaria general del PRI-DF, también admitió que con las malas administraciones se tendrá que revocar la tendencia y el trabajo de los priistas.

Al ser cuestionada por qué no denunció en su momento las irregularidades cometidas por Gutiérrez de la Torre como había dicho que sabía de “oídas”, la presidenta en funciones negó que hubiera dicho eso.

“No fue así, lo que yo dije era lo que sabíamos todos a través de los medios de comunicación”, reiteró Arellano.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red